Noticia

Piden a los dueños de VW trucados que no los desguacen

Piden a los dueños de VW trucados que no los desguacen
Ignacio de Haro

Un juez federal de Estados Unidos ha emitido un aviso en el que advierte a los propietarios de Volkswagen trucados de que no desguacen sus coches antes de entregarlos a la marca. Recordemos que Volkswagen tendrá que pagar en el país alrededor de 15.000 millones de dólares para recomprar centenares de miles de coches equipados con el motor 2.0 TDI, a los que hay que sumar otros tantos que montan el 3.0 TDI.

Te interesa: 11 consejos para comprar piezas en un desguace

Hace tan solo unos días te contábamos que multitud de propietarios afectados por el escándalo de emisiones de Volkswagen en Estados Unidos estaban entregando sus vehículos parcialmente desmontados a la marca para su recompra, unos dicen que a modo de venganza y otros, para aprovechar y ganar más dinero vendiendo los componentes. Sea como fuere, Volkswagen ya se mostró su rechazo a aceptar vehículos así, como el que ilustra la imagen de portada, y ahora un juez federal de Estados Unidos les da la razón.

El juez Charles Breyers ha emitido un aviso en el que advierte a los propietarios de Volkswagen trucados de que no desguacen sus coches antes de entregarlos a la marca para su recompra. Todo como consecuencia de un artículo publicado en un conocido medio del motor estadounidense, Jalopnik, en el que contaban la historia del dueño del Volkswagen Golf que aparece en la fotografía superior, un individuo que decidió desmontar todo lo que no fuera estrictamente necesario para que el vehículo siguiera estando operativo.

Las claves del escándalo Volkswagen

Quitó puertas, aletas, capó, paragolpes, portón del maletero, sistema de sonido, airbags, asientos… dejando solo los elementos básicos necesarios para que el coche pueda conducirse. Volkswagen le había ofrecido entre 14.897 y 15.557 dólares por su Golf de 2010 equipado con el motor 2.0 TDI manipulado, cifras que su dueño probablemente pensó en aumentar vendiendo todas esas piezas que había desmontado.

Recordemos que las autoridades estadounidenses y Volkswagen llegaron a un acuerdo el pasado 25 de octubre que determinó que el fabricante alemán tendrá que pagar alrededor de 15.000 millones de dólares a los propietarios de unos 475.000 vehículos equipados con motores diésel 2.0 TDI trucados. Quedó en el aire entonces una solución para los aproximadamente 83.000 automóviles restantes con el motor 3.0 TDI también afectado, para los que recientemente también han llegado a un acuerdo que, en el mejor de los casos, implicaría la recompra de unos 20.000 coches y la reparación de los 63.000 restantes.

Fuente: CarScoops

Imagen portada: Twitter (@SergioArandaG)

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Lecturas recomendadas

Más de Especial escándalo Volkswagen