Skip to main content

Noticia

Opel Insignia 2018, ¿tendrá versión OPC?

Opel Insignia Grand Sport OPC: cazado en Nürburgring

¿Tendrá versión OPC el Opel Insignia 2018? Para conocer la respuesta a esta cuestión tendremos que esperar algún tiempo más.

Durante los últimos años, Opel se ha esforzado para recuperar las siglas GSi para los modelos más prestacionales de la compañía. Sin embargo, las versiones OPC (Opel Performance Center) han sido siempre las de mayor rendimiento de la compañía, aunque últimamente sus vehículos no están conociendo estas versiones tan especiales. Esto nos invita a preguntarnos: ¿tendrá versión OPC el Opel Insignia 2018?

No te pierdas: Duelo de altura: Opel Kadett GSi contra Opel Corsa OPC 2015

Si analizamos la gama actual de modelos de Opel descubrimos que ya no hay modelos que actualmente se sigan ofreciendo bajo la denominación OPC. Hasta ahora, el Opel Corsa OPC y la anterior generación del Opel Astra OPC aún se comercializaban, mientras que la primera generación del Opel Insignia OPC fue descatalogada cuando se presentó su sucesor. Este es el primer indicio de que la compañía no planea lanzar nuevas versiones OPC o que está trabajando en una completa remodelación.

Vídeo: Opel Insignia 2017, así es por fuera y por dentro:

Se lanza el Insignia GSi. El OPC cada vez más lejos

A mediados del año pasado, la firma del rayo nos sorprendió a todos con el lanzamiento del Opel Insignia GSi, una variante deportiva de alto rendimiento cuyo comportamiento dinámico ha sido perfeccionado de tal manera que lo hacen más rápido que el anterior Insignia OPC en Nürburgring. Sin embargo, en lugar de un V6 de 2.8 litros turbo y 325 CV, el Insignia GSi apuesta por un 2.0 litros turbo de cuatro cilindros con 260 CV de potencia.

Esto nos indica que podría ser una variante a medio camino entre las versiones estándar del modelo y el hipotético nuevo Opel Insignia OPC. De ser así, los ingenieros de Rüsselsheim deberían apostar por un propulsor capaz de superar los 300 CV como mínimo, lo que lo haría más rápido y, al mismo tiempo, igual de potente que su predecesor. Otro indicio que apunta a esta teoría es el lanzamiento del Opel Corsa GSi, con un motor 1.4 turbo de 150 CV, lejos de los 210 CV que ofrecía el 1.6 turbo del Corsa OPC en su última actualización.

Parachoques deportivos, unas llantas específicas, unos frenos más grandes, un alerón y una suspensión mejorada, mientras que el interior debería portar unos asientos de tipo baquet, logotipos y un volante deportivo. Esta debe ser la fórmula que debe seguir el Opel Insignia OPC antes de ser lanzado, si esto finalmente se produce. 

También debemos tener en cuenta que Opel fue adquirida en septiembre del año pasado por el Grupo PSA, quien se afanará durante los próximos años en hacer rentable una marca histórica como es Opel. Mientras estuvo en manos de General Motors ha registrado pérdidas año tras año, algo inviable en el mundo de los negocios. Esto podría suponer que los modelos OPC no acaben llegando, ya que es un nicho de mercado reducido con un volumen de ventas pequeño que puede no suponer los suficientes ingresos para que los franceses lo vean factible, más aún si tenemos en cuenta los elevados costes de desarrollo de un vehículo prestacional como sería el Insignia OPC.

Foto principal: X-Tomi Design

Lecturas recomendadas

Y además