Skip to main content

Noticia

Alternativas al trío alemán: Opel Insignia GSI

Opel Insignia GSI
Hablamos de un coche que recuerda a tiempos pasados y que destaca por esa deportividad buscada.

Si hablamos de berlinas deportivas es imposible que no mencionemos alguna marca alemana. Los Mercedes Clase C, BMW Serie 3 o Audi A4 ofertan varias versiones capaces de satisfacer las necesidades de los más exigentes. Pero, aunque haya compradores que parecen que lo han olvidado, hay vida más allá del de Alemania, encontrando alternativas al trío alemán. El Opel Insignia GSI es un claro ejemplo, un coche que recuerda a tiempos pasados y que destaca por esa deportividad buscada.

No te pierdas la prueba del Opel Insignia GSI

El Opel Insignia GSI rescata las míticas siglas que se hicieron populares con la llegada del Opel Kadett GSI en los años ochenta. Este compacto, alimentado por el famoso motor de 16v, enamoró a los jóvenes de entonces, compitiendo con otros nombres conocidos de aquellos maravillosos años como el Volkswagen Golf GTI mkII. La moderna berlina tiene otro enfoque, aunque por sus venas corre la misma sangre.

VÍDEO: Opel Insignia GSI, así es el tope de gama 

Hasta 260 caballos de potencia

La nueva generación GSI recurre, en el caso del Opel Insignia, a dos motores, uno gasolina y otro diésel. El primero de ellos es un 2.0 litros de cubicaje capaz de desarrollar 260 caballos de potencia y 400 Nm de par. Con todo, este modelo acelera de 0-100 km/h en 7,3 segundos. Por su parte, la versión diésel monta un corazón de 2.0 litros con el que desarrolla 210 caballos de potencia y 480 Nm de par. Conjunto que, como ocurre en el gasolina, recurre a la tracción total.

Rivales

Para ubicar de buena manera a esta berlina deportiva tenemos que nombrar a sus competidores más directos. Si bien, por potencia, una de las alternativas más importantes es el Alfa Romeo Giulia Veloce, modelo que monta una mecánica de 280 caballos de potencia en su versión gasolina o de 210 CV en la diésel. Como ocurre en el Opel Insignia GSI contamos con dos alternativas, una gasolina y otra diésel. Y, de la misma manera, al mismo tiempo disponemos de una tracción total Q4.

El italiano, no es el único rival directo de este Opel Insignia GSI, aunque nos interesa saber si es capaz de rivalizar con las versiones deportivas de los conocidos alemanes. Ponemos el objetivo en los Mercedes-AMG C43, los BMW 340i y los Audi S4, versiones que no son las más radicales pero que si persiguen el mismo objetivo que GSI. Además, Opel sigue planteándose lanzar un OPC, la versión más prestacional que supondría el cierre de gama de la berlina.

¿Puede con ellos?

En líneas generales, podemos decir que el trío alemán está por encima, al menos en potencia. El de Stuttgart, el C43, acaba de presentar actualización con la que llega a ofrecer 390 CV. El de Ingolstadt, el S4, consigue declarar 354 caballos de potencia. Y el de Múnich, el 340i, se conforma con 326 caballos de potencia. La diferencia es como mínimo de 66 caballos de potencia si los comparamos con el GSI gasolina, una energía a tener en cuenta.

En cambio, el mencionado Opel Insignia GSI es más barato, cuenta con un equipamiento igual de digno y disfruta de sensaciones deportivas. Por ello afirmamos que es una clara alternativa al trío alemán, un modelo que aguanta bien los embestidas de la competencia.

Y además