Prueba

Coches 4x4

Prueba Opel Insignia Country Tourer 2017: aventura familiar

Alfredo Rueda

16/11/2017 - 16:23

Llega el Opel Insignia Country Tourer 2017, un familiar muy aventurero como comprobarás en esta prueba. Su mayor altura al suelo y la tracción integral marca la diferencia con sus hermanos de gama.

Aquí tienes la prueba del Opel Insignia Country Tourer 2017, que llega tras la aparición de la versión berlina del Insignia, el Opel Insignia Grand Sport y tras la versión familiar, el Opel Insignia Sports Tourer.
De la primera generación, aparecida en 2014, se han vendido en el mundo casi un millón de unidades. Por eso, esta segunda generación ha llegado con un importante batallón de argumentos. Y esta versión, la más campera y versátil no podía ser menos.

Exterior atrevido, interior conocido

Con 146 mm de altura libre al suelo, es 25 mm más alto que el resto de la gama. Además, el nuevo Opel Insignia Country Tourer 2017 remata esta capacidad offroad con revestimientos en color negro por los laterales y protectores de cárter y de la zaga en color plateado. La gama de colores es amplia y vistosa, pero si quieres que lo sea más todavía, con el sistema de personalización Opel Exclusive, la marca te pintará el coche del color y el tono que tú mismo propongas. 

Vídeo: prueba del Opel Insignia Country Tourer 2017, la versión más aventurera 

 En el interior, nada cambia respecto al resto de Opel Insignia. Llama la atención la calidad percibida en los materiales utilizados y sus ajustes, pero sobre todo, el gran espacio disponible sobre todo para los pasajeros traseros. Además, también cuenta con un gran maletero que cubica desde 560 hasta 1.665 con la segunda fila de asientos abatida. Así, puede cargar objetos de poco más de dos metros de largo. Y como guinda, podremos abrir el portón trasero simplemente pasando el pie por debajo del parachoques.

Mecánicas disponibles

A España llegan tres mecánicas con el Opel Insignia Country Tourer 2017. El acceso a la gama se hará a través del motor diésel 2.0 de 170 CV, el único con tracción delantera y con cambio manual de seis velocidades o automático de ocho. A continuación otros dos motores, ambos con tracción integral, el nuevo diésel 2.0 CDTI BiTurbo de 210 CV y un gasolina 2.0 Turbo de 260 CV. Ambos se conjugarán con un cambio automático de nueva factura y ocho relaciones. 

Opel Insignia Country Tourer 2017
Opel Insignia Country Tourer 2017

El nuevo chasis FlexRide ha adelgazado 75 kilos respecto a su predecesor, colaborando de una forma decisiva a la pérdida general de peso del Country Tourer en 215 kilos. El nuevo software de control del modo de conducción dispone de tres posibles elecciones: Normal, Sport o Tour, adaptando la amortiguación, la dirección, la respuesta del acelerador y el régimen de cambio.

Opel Insignia Country Tourer 2017
Opel Insignia Country Tourer 2017

Estas posibilidades, junto a la tracción integral adaptativa con reparto vectorial de par, hacen que el Opel Insignia Country Tourer 2017 muestre un dinamismo sorprendente en virajes para su tamaño. Y es que en las reviradas y casi heladas carreteras suizas, pude comprobar lo bien que funciona este tipo de tracción total. Porque no solo reparte el par entre el eje delantero y trasero, sino que también lo hace en cada rueda del eje trasero, desviando prácticamente el 100% de par a una u otra rueda para ayudar a trazar la curva y no provocar subviraje. Esto lo hace gracias a que no utiliza un diferencial trasero tradicional, sino dos embragues multidisco que varían de forma constante la potencia que envían a cada rueda trasera.
Además, en el modo Sport funciona más como un coche de tracción trasera, con reacciones más deportivas, dejando ser al ESP algo más permisivo.

Opel Insignia Country Tourer 2017
Opel Insignia Country Tourer 2017

En estos parajes nevados he podido conducir la versión diésel BiTurbo del Opel Insignia Country Tourer 2017. Su respuesta es muy buena, transformando las demandas de aceleración en una ganancia de velocidad prácticamente inmediata, pero pensaba que más de 200 CV iban a tirar del coche algo mejor. Además, la sonoridad que genera al subir de vueltas, sus vibraciones y su refinamiento en general, tiene, a mi juicio, bastante margen de mejora. 

Sensaciones al volante

Me ha gustado bastante más el Turbo 2.0 de 260 CV, mucho más refinado, con una sonoridad mecánica mucho más contenida y más agradable de conducir en general, amén de que éste sí que parece prestacionar en base a la potencia que certifica. Aunque se sigue notando el peso general del coche… 1.700 kilos para este gasolina y 1.807 para el BiTurbo.

No te pierdas: prueba del Opel Insignia

En cuanto a equipamiento, con muchos sistemas, se sitúa a un nivel premium, como con los faros matriciales de LED que Opel denomina ‘IntelliLux LED'), aunque también cuenta con asistente de cambio involuntario de carril, programador de velocidad activo con frenada de emergencia, alerta de tráfico cruzado o Head Up Display, además por supuesto de su sistema multimedia IntelliLink compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Opel Insignia Country Tourer 2017
Opel Insignia Country Tourer 2017

Precios

Los precios de las tres versiones que ya se venden en España del Opel Insignia Country Tourer 2017 comienzan en los 41.588 euros para la versión diésel 2.0 CDTI de 170 CV (43.218 euros con el cambio manual, debido al impuesto de matriculación calculado en base a sus emisiones), 44.812 euros del gasolina Turbo de 260 CV, y 44.868 euros para el nuevo BiTurbo diésel de 210 CV.

Hemos probado 1 versión del Opel Insignia

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Rivales del Opel Insignia

Buscador de coches