Skip to main content

Noticia

Mercedes-AMG GT4: al túnel de viento antes de Ginebra

Mercedes-AMG GT4 en el túnel de viento

Así es, aunque todavía camuflado.

Hace prácticamente un año, en Ginebra, conocimos al Mercedes-AMG GT Concept, un todavía prototipo que adelantaba un hipotético GT de cuatro puertas que tenía como objetivo destronar a las berlinas más deportivas del mercado. Los rumores se han sucedido durante meses pero ya es oficial: el Mercedes-AMG GT4 irá al Salón de Ginebra 2018 y junto a sus primeras imágenes, Mercedes ha mostrado las pruebas aerodinámicas del modelo en el túnel de viento.

Probamos la familia AMG GT

Mercedes tampoco ha arriesgado mucho y en estas primeras fotografías, cuyo objetivo principal es ir abriendo boca, el gran sedán tiene todavía una importante cantidad de camuflaje encima. Se intuye una parrilla de gran tamaño, los faros reconocibles en una posición bastante baja, un largo capó que fluye hasta el techo que acaba con un suave caída hasta un pequeño portón, pasos de rueda ensanchados pero tampoco en exceso, una línea de tensión que recorre la mitad inferior de los laterales y una zaga en la que llaman la atención tanto los minimalistas grupos ópticos como las dos salidas de escape dobles.

Y lo cierto es que poco o nada más se sabe del Mercedes-AMG GT de cuatro plazas, puesto que la marca alemana no ha soltado prenda y está guardando toda la información para el evento del mes de marzo.

Lo que si hay son rumores y lógica, y es que atendiendo a lo que la familia GT lleva bajo el capó, parece bastante probable que el Mercedes-AMG GT4 lleve bajo el capó el conocido motor 4.0 V8 biturbo. ¿Su potencia final? Podría ser cualquiera de las conocidas para el propulsor, que van de los 476 a los 612 CV, ya que hay que tener en cuenta que lo normal sería que se comercializase en diferentes variantes. Además, teniendo en cuenta la configuración con la que se presentó el prototipo, tampoco hay que descartar una versión híbrida.

Todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

Hace poco Tobias Moers, Director de AMG, comentó lo orgullosos que estaban del resultado y como el modelo había gustado a los clientes: “He mostrado el coche final a algunas personas y están impresionadas por lo cercano que es al prototipo”. También apuntó que no habrá problema de canibalización entre el CLS y el nuevo Mercedes-AMG GT4: “Tenemos una base de fans leales al CLS: tiene la perfecta combinación de style, deportividad y confort. Con el GT4 la tarea trata de conquistar sobre otras marcas”.

Lecturas recomendadas

Más de Salón del Automóvil de Ginebra 2018