Skip to main content

Noticia

F1

Max Verstappen, otra vez capaz de lo mejor y de lo peor

Max Verstappen
Max Verstappen, sexto en México... tras una locura de carrera para él.

Max Verstappen ha vuelto a ser capaz de lo mejor y de lo peor en el Gran Premio de México de F1. El holandés pasó de tener una pole en la mano y de estar en la pelea por la victoria a tener que remontar desde el último puesto y tener que controlar sus neumáticos durante más de 50 vueltas.

Tan querido por los aficionados como temido y odiado por los pilotos con los que comparte parrilla, Max Verstappen ha vuelto a ser protagonista este fin de semana en el Gran Premio de México de F1. El holandés, ganador de las últimas ediciones de esta carrera hasta hoy, cometió errores que le costaron pelear por la que habría sido su primera victoria del año.

El primer error grave del joven de Red Bull llegó cuando el sábado se negó a ralentizar el ritmo cuando le mostraron una bandera amarilla por el accidente de Valtteri Bottas al final de la clasificación. Había volado sobre la pista y conseguido la pole position, pero la FIA le impuso una penalización de tres puestos que le relegó al cuarto lugar de la parrilla.

Ya en la salida del Gran Premio de México, cuando parecía que Max podía enfrentarse a los Ferrari y Mercedes para luchar por la victoria, el de Red Bull se enzarzó en una lucha al límite con Lewis Hamilton. Ambos se tocaron, Verstappen acabó por fuera de la pista y cayó al noveno puesto.

Cuando intentaba remontar, Verstappen se encontró con un Valtteri Bottas al que trató de adelantar en la parte más estrecha del Foro Sol, lo que costó al holandés un pinchazo que le obligó a pasar por boxes de forma inmediata. Verstappen puso neumáticos duros en la vuelta 6 y con ellos pudo llegar hasta el final en la vuelta 71, adelantando a diestro y siniestro, controlando los neumáticos.

Verstappen en el GP de México

Y, a pesar de todo, sexto

Max acabó la carrera en una sexta posición que supo a poco viendo el ritmo que tenían él y su Red Bull. A pesar de los errores, consiguió los mejores resultados posibles, que parecían altamente improbables tras lo ocurrido al inicio del Gran Premio.

Sin duda, un fin de semana para olvidar para Verstappen que podría haber ido mucho mejor y que le podría haber tenido en lo más alto del podio. Una vez más, el talentoso holandés fue capaz de lo mejor y también de lo peor. Si hubiese levantado el pie tras el accidente de Bottas en la clasificación, probablemente nada de esto hubiera ocurrido… y, como mínimo, le habríamos visto en el podio.

Imagen: Motorsport Images
 

Y además