Skip to main content

Noticia

Koenigsegg Regera, con un traje completo de fibra de carbono

Koenigsegg Regera fibra de carbono

El Koenigsegg Regera recibe una carrocería completa, llantas incluidas, de fibra de carbono. El tratamiento realza las líneas y el carácter del superdeportivo sueco.

Aunque fue durante el pasado verano de 2017 cuando el Koenigsegg Regera produjo su última unidad, la firma de Christian von Koenigsegg no ha querido desaprovechar la oportunidad de desarrollar un último ejemplar con un tratamiento muy especial. El Koenigsegg Regera se viste con un trajo completo de fibra de carbono visible, lo que lo hace parecer incluso más llamativo aún.

No te pierdas: Koenigsegg Regera: ¡ya están todos vendidos!

El cuerpo de fibra de carbono del Regera no presenta ningún tipo de barniz o recubrimiento alternativo que cubra las superficies de la fibra. La compañía está tan concentrada en el diseño desnudo que incluso eliminaron la delgada capa de epoxi que normalmente cubre el carbono. Este se hizo puliendo a mano y Koenigsegg señala que este es un proceso delicado ya que incluso “un golpe arruinaría la estructura de tejido visible”.

Vídeo: así es el Koenigsegg Regera en vivo:

Un Koenigsegg Regera completamente de fibra de carbono

El fabricante con sede en Suecia asegura que el acabado le otorga al Regera un nuevo aspecto ya que el coche tiene una “apariencia de grafito más metálico, ya que cada hebra de grafito ahora está completamente expuesta”. Koenigsegg señala que el coche ahora está frío al tacto ya que las personas podrán sentir la capa expuesta de fibra de carbono en lugar de una capa aislante de epoxi o laca.

A pesar de su delicadeza, Koenigsegg asegura que puede soportar los elementos meteorológicos, ya que sometieron el material a diferentes pruebas al sol y al calor del verano, así como al frío y a la humedad del invierno. Las muestras se mantuvieron a la intemperie durante varios años y el paso de tiempo no afectó a su apariencia. Como resultado, la compañía se atrevió a dar el paso de fabricar una carrocería completa, llantas incluidas, en este ligero y caro material.

Por otro lado, Koenigsegg dice que, pese a no tener la capa protectora de epoxi, el coche es “mucho menos sensible a las piedras y los objetos afilados que causan arañazos”. La falta de material también ayuda al Regera a mantener el peso a raya, con una reducción de peso de unos 20 kilogramos. “No es raro que un cliente especifique su coche con fibra de carbono visible. Es un material hermoso desde una perspectiva visual y a nuestros clientes les encanta mostrar de qué está hecho el coche”, afirma el CEO de Koenigsegg.

Lecturas recomendadas