Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Jaguar I-Pace Black: más equipamiento para el SUV eléctrico

Jaguar I-Pace Black
El nuevo Jaguar I-Pace Black es la última incorporación a la gama del SUV eléctrico. Esta edición especial añade más equipamiento y exclusividad a la fórmula.

El Jaguar I-Pace es el primer modelo 100% eléctrico de la compañía británica. Fue presentado en 2018 como una alternativa al Mercedes EQC y el Audi e-tron. Desde entonces, el SUV eléctrico se ha actualizado para ofrecer mayores prestaciones y autonomía, manteniendo su imagen sin cambios importantes. Ahora, Jaguar ha lanzado una nueva edición especial que añade más equipamiento y exclusividad al modelo. Este es el nuevo Jaguar I-Pace Black.

Jaguar i-Pace 2020, estas son todas las claves

Esta incorporación a la familia I-Pace cuenta con especificaciones mejoradas, que incluyen varias funciones opcionales de serie en las versiones S, SE o HSE en los que se basa el I-Pace Black. Destacan el Black Pack, el techo panorámico y los cristales tintados. También lo hacen las llantas de 20 pulgadas y cinco radios terminadas en negro brillante, un elemento que contrasta con la completa paleta de colores exteriores, incluyendo la pintura metalizada premium negra Aruba y Farallon Pearl.

Vídeo: todos los detalles del Jaguar I-Pace:

Jaguar I-Pace Black: más equipamiento para el SUV eléctrico

En el interior del Jaguar I-Pace Black, los compradores encontrarán un sistema de infoentretenimiento Pivi Pro con navegación específica para coches eléctricos. También ofrece un plan de datos 4G y una tarjeta SIM. Ofrece compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay para la integración de los dispositivos móviles en el sistema multimedia del coche.

Jaguar ha instalado un sistema de ionización de aire para el habitáculo con un filtrado PM2.5 que atrapa partículas ultrafinas y los alérgenos que se propagan por el aire. El espejo retrovisor interior digital ClearSight es otra innovación tecnológica. Emplea una cámara de ángulo abierto conectada a una pantalla ubicada detrás del espejo. El conductor elige en todo momento qué imagen utiliza.

A nivel mecánico, el I-Pace Black no ofrece cambios. Sigue equipado con dos motores eléctricos con una potencia combinada de 400 CV y un par máximo de 696 Nm. Esta configuración le confiere un sistema de tracción total y una autonomía de hasta 470 kilómetros gracias a la batería de iones de litio de 90 kWh. 

El I-Pace es compatible con la carga rápida con corriente continua de 100 kW, lo que le permite añadir hasta 127 km de autonomía en solo 15 minutos. Un cargador rápido de 50 kW le permite recargar hasta 63 km de autonomía en el mismo lapso de tiempo. Cuando se conecta a un Wallbox de 11 kW, la carga completa se realiza en 8,6 horas, y si se reduce la potencia a 7 kW, la carga completa se lleva a cabo en 12,75 horas.

Por último, el nuevo Jaguar I-Pace Black incluye el control de crucero adaptativo combinado con el asistente de dirección para potenciar el confort de los viajes. Esta tecnología regula tanto la suavidad de la dirección como de la aceleración y la frenada, manteniendo centrado el vehículo en el carril y conservando una distancia preventiva y segura con el vehículo que le precede.

Más:

SUV

Y además