Skip to main content

Noticia

Motor

Frunk, la solución que resuelve uno de los problemas más temidos en el coche eléctrico

Frunk, la solución que resuelve uno de los problemas más temidos en el coche eléctrico

Se conoce como frunk el espacio libre que hay en el vano motor de los coches eléctricos y que permite aumentar el volumen total del maletero.

Aparte del sistema de propulsión, hay una característica que diferencia a los vehículos eléctricos respecto a los de combustión. Se trata del vano motor que, al carecer de un propulsor térmico, se aprovecha como segundo maletero. Esto se conoce como frunk (del inglés front trunk) y se ha convertido en una solución para uno de los problemas del coche eléctrico.

No todos, pero sí muchos coches eléctricos disponen de un segundo maletero situado en el frontal del coche, una solución que permite aumentar el espacio total de carga.

Este es, precisamente, uno de los problemas más críticos de un vehículo eléctrico, ya que el tamaño de las baterías resta mucho volumen del maletero, a pesar de que las nuevas plataformas planas permiten aumentar la capacidad, así como mejorar sus formas para aprovechar mejor los litros.

Normalmente, el maletero frontal de un coche eléctrico tiene una capacidad mínima, la justa para introducir los cables de recarga de la batería y alguna pequeña bolsa y, incluso, esconder un objeto de valor. 

Frunk, la solución que resuelve uno de los problemas más temidos en el coche eléctrico

Frunk, la solución que resuelve uno de los problemas más temidos en el coche eléctrico

Sin embargo, un estudio publicado por Automotive News Europe revela que el frunk es muy importante para los fabricantes americanos, no así para los europeos.

Dicho estudio demuestra que las marcas estadounidenses consideran el frunk un elemento diferenciador. Un ejemplo muy claro lo encontramos en el Ford F-150 Lightning (aquí te contamos nuestra prueba), el nuevo pick-up eléctrico de la marca del óvalo, cuyo maletero frontal alcanza los 400 litros.

Esa capacidad equivale a la que ofrecen algunos crossovers compactos y, incluso, más que el maletero de un Volkswagen Golf. Otros modelos, como el Ford Mustang Mach-E dispone de 100 litros adicionales en el frunk. 

No es útil en Europa

Frunk, la solución que resuelve uno de los problemas más temidos en el coche eléctrico

En cambio, los europeos no consideran útil el espacio del vano motor como segundo maletero, sino que prefieren aprovechar ese espacio para aumentar el tamaño del habitáculo y utilizar el frontal para albergar el sistema de climatización y la batería de 12 V que alimenta los sistemas eléctricos del vehículo. 

Esto permite desplazar el salpicadero varios centímetros adelante y disponer de mayor distancia para los pasajeros. Otra opción es aprovechar el espacio libre en el frontal para instalar un segundo motor eléctrico que mueva las ruedas delanteras y, así, contar con tracción total.

Ford Mustang

Ford Mustang
Ver todas las versiones

Y además