Skip to main content

Noticia

Ford GT con decoración Martini Racing, ¡brutal!

Ford GT con decoración Martini Racing

Cualquier Ford GT es atractivo, pero este ejemplar con decoración Martini Racing lo es todavía más.

Los colores de ‘guerra’ de Martini son unos de los más icónicos del mundo del motor y rara es la vez en la que no quedan bien en un automóvil, como ya te hemos demostrado en infinidad de ocasiones (como con este Porsche Cayman GT4 Martini). Pero hay que reconocer que el atractivo que ha alcanzado este Ford GT con decoración Martini Racing es simplemente de otro nivel.

VÍDEO: así reciben los primeros clientes europeos su Ford GT

Claro que el modelo de partida, el Ford GT, ya es una pieza maestra en su configuración de serie. Con un diseño que combina con maestría los rasgos del modelo original con formas condicionadas por la aerodinámica, este Ford sin lugar a dudas uno de los coches de producción más atractivos de cuantos hay a la venta actualmente. Y si no te conquista por su diseño, seguro que lo hace por su rendimiento.

Porque este Ford GT Martini Racing, como cualquier otro GT, cuenta con un rígido chasis de fibra de carbono en cuya trasera se esconde un motor 3.5 V6 EcoBoost con 650 CV de potencia y 746 Nm de par. Suma a eso un peso de 1.385 kg y entenderás cómo es posible que pulverice el paso de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y que sea capaz de continuar acelerando hasta alcanzar una velocidad máxima de 347 km/h.

Si prestas atención a las fotografías, quizá te percates de otra característica del Ford GT con decoración Martini: las llantas de aleación. Se trata de un juego de llantas del especialista Vossen, un modelo conocido como S17-01 que está disponible en diámetros de entre 19 y 24 pulgadas y que tienen un precio base de alrededor de 1.700 euros por unidad (las de 19 pulgadas).

Estas últimas, como imaginarás, no son exclusivas del Ford GT. Vossen indica que son aptas para otros muchos deportivos y superdeportivos, coches como el Mercedes-AMG GT, el Audi R8, los McLaren 720S y 570S o el Porsche 911 GT3 RS, por nombrar unos pocos ejemplos.

Lecturas recomendadas