Skip to main content

Noticia

Y por fin pasó: 2018 vendió más gasolina que diésel

Diesel

El año 2018 ha cerrado con una estadística que puede considerarse histórica, y es que por primera vez desde hace veinte años las ventas de coches de gasolina han superado a las de diésel en España.

Finalizado el año 2018 es hora de hacer balance. Y éste, cuando se trata de analizar las ventas de vehículos en España, nos deja un dato que si bien no sorprende del todo, sí que llama la atención. Después de 20 años los coches con motor de gasolina han superado en ventas a los diésel. Desde 1998 no se producía esta situación, sin duda influenciada por la incertidumbre que vive el gasóleo con la transición hacia una movilidad sostenible en ciernes, hecho en el que se encuadran las posibles prohibiciones futuras y la subida de impuestos prevista.

Los 5 fabricantes que no volverán a vender diésel

Durante el pasado ejercicio se han comercializado un total de 1,32 millones de automóviles dentro de nuestras fronteras, de los cuales 759.826 equipaban un motor de gasolina. Esto supone un 57,5% del total de las matriculaciones. Los diésel se han quedado en 473.074 unidades, o lo que es lo mismo, un 35,8% según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

No te pierdas: ¿Merece la pena realmente comprar diésel?

Si acudimos a los libros de historia vemos que desde 1982 hasta 1998 los vehículos con motor de gasolina eran los que mandaban entre los compradores españoles, algo que tuvo su punto más álgido en 1990 cuando coparon el 86,86% de las ventas. La situación fue cambiando desde entonces hasta que en 1999 el diésel lideró por primera vez. Entonces se promocionaba como un combustible más respetuoso con el medio ambiente y que permitía al conductor un interesante ahorro de dinero al poder recorrer más kilómetros con los mismos litros de carburante.

El peso del diésel se reduce progresivamente desde que en 2015 saltara el escándalo de las emisiones de Volkswagen, que afectó precisamente a este tipo de mecánicas. Entre 2010 y 2018 los diésel ha perdido más de 35 puntos porcentuales de cuota de mercado. Si a esto le unimos declaraciones desde las más altas instancias del Gobierno considerando al diésel acabado, este descenso es a todas luces comprensible.

Si comparamos las cifras con las de 2017 vemos el impacto que está teniendo a corto plazo todo lo que rodea al mundo de la automoción. Entonces el 46,6% de los compradores se decantaron por vehículos de gasolina, mientras que los diésel eran el 56,8%. Los híbridos y eléctricos, que en 2018 coparon el 6,6% de las entregas, ganan peso respecto al 5,1% del anterior ejercicio.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además