Skip to main content

Noticia

Motor

Un Ferrari 821 Stallone GTS naranja de Mansory para los menos puristas

Mansory Stallone GTS Ferrari 812 GTS
Mansory Stallone GTS naranja sobre el Ferrari 812 GTS.

Mansory

Un Ferrari naranja no es lo común, pero destacará seguro.

El modificador de lujo Mansory ha presentado su último trabajo sobre el Ferrari 812 GTS, y lo ha hecho con un toque muy peculiar.

La modificación Stallone GTS sobre el descapotable de Ferrari fue anunciada hace unos meses con un kit de carrocería más agresivo y unos retoques de lujo en el interior, pero el último modelo de color naranja ha sido la sorpresa definitiva que no deja indiferente a nadie.

Un buen aumento de potencia y mayor agresividad

El fabricante de Baviera también aumenta la potencia del bólido con una serie de modificaciones mecánicas de su V12 atmosférico de 6,5 litros, con un ajuste electrónico de la ECU, admisión y escape a medida.

Sus cifras aumentan hasta los 830 CV y 740 Nm de par máximo, una velocidad máxima de 345 km/h y el 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos.

A nivel aerodinámico, se ha rediseñado el parachoques delantero añadiendo un splitter, las taloneras y la parte trasera con un nuevo difusor y un alerón de alta carga con endplates. Junto a ello, salidas de aire en todas las aletas y nuevas llantas en 21" delante y 22" detrás, con neumáticos 265/30 y 335/25 respectivamente.

En el interior, un nuevo volante diseñado especialmente para el Stallone GTS, pedales de aluminio, una cuidada tapicería en cuero y algunos toques en fibra de carbono, además de alfombrillas personalizadas Mansory y un sistema de proyección de luz en las puertas durante su apertura.

Quizá el naranja no sea el mejor color para un Ferrari, ya asentada en el Rosso Corsa, amarillo, blanco y azul. Seguramente se trata de una tonalidad que recuerda más a Lamborghini o Aston Martin, pero lo que es seguro es que destaca por encima del resto al ser algo tan diferente.

Falta por conocer el precio de la modificación que, evidentemente, hay que añadirlo a la donación del propio coche a la compañía. Un precio que no será comedido, dados los antecedentes del modificador alemán y sus exquisitos trabajos.

Mansory, sin embargo, está en alza con el anuncio de multitud de nuevos modelos y la apertura de un concesionario en Emiratos Árabes Unidos para la celebración del 50 aniversario del país, para cuya ocasión anunció unas ediciones limitadas del Rolls-Royce Cullinan, Lamborghini Urus y Mercedes Clase G.

Y además