Noticia

Dodge Charger Pursuit, 370 CV para la Policía americana

Raúl Salinas

11/08/2014 - 14:40

El cuerpo policial más grande del planeta está de enhorabuena, el nuevo Dodge Charger Pursuit ya está listo para patrullar las largas autopistas de EEUU, las empinadas calles de San Francisco o las transcurridas avenidas de Manhattan. Con un motor V8 de 370 CV, tendrás que ir en algo muy gordo para poder escapar de él.

El Dodge Charger Pursuit es, posiblemente, la patrulla policial definitiva. En EEUU, el país donde los cuerpos de seguridad tienen un estatus casi de héroes, sus medios de transporte tienen que estar a la altura ¡y vaya si lo están! El nuevo coche de la Policía americana incorpora los elementos estéticos del Dodge Charger 2015 que fue presentado en el pasado Salón de Nueva York 2014. Mantiene también sus mecánicas, dos propulsores potentes y con cierto grado de eficiencia para los estándares norteamericanos.

La opción que elegirán los cuerpos de policías acostumbrados a peligrosas persecuciones policiales o los que necesiten pura potencia, será el V8 HEMI de 5,7 litros y 370 CV. A primera vista podrás pensar, ¿hablaba de eficiencia?, pues sí, este motor equipa el sistema de desconexión de cilindros, por lo que cuando no necesite todo su potencial, es capaz de moverse con cuatro cilindros y mejorar notablemente las cifras de consumo y emisiones. La otra opción mecánica la compone el V6 Pentastar de 3,6 litros y 292 CV, capaz de funcionar con bioetanol E85. Con la opción más potente el Dodge Charger Pursuit es capaz de acelerar hasta los 100 km/h desde parado en seis segundos. Además, el Dodge Charger Pursuit también puede equipar tracción a las cuatro ruedas.

De serie el Dodge Charger Pursuit incorpora de serie todos los elementos que esperas en un coche de Policía: sirenas LED en el techo, luces estroboscópicas en la parrilla frontal, el clásico paragolpes frontal sobredimensionado para dar caza a los fugitivos y las típicas pegatinas y distintivos estéticos. También equipa elementos tecnológicos como una pantalla interior de siete pulgadas, volante multifunción de nuevo desarrollo, una cámara para grabar todo lo que pasa a su alrededor e incluso un módem para estar conectado a internet.

Para mejorar la dinámica, la nueva bestia de la Policía de USA recibe refuerzos respecto al Dodge Charger 2015 de serie, especialmente en dos elementos claves: unas suspensiones reforzadas y un sistema de frenos más potente. Las llantas de 18 pulgadas son de acero, todo es poco para hacerlo mucho más robusto y resistente a la hora de luchar contra los delincuentes.

Pero además de todos los elementos distintivos que te he descrito anteriormente, el Dodge Charger Pursuit puede equipar equipamiento desarrollado específicamente por MOPAR, un departamento normalmente especializado en espectaculares preparaciones y que en esta ocasión ofrece a los cuerpos policiales que estén interesados, opciones tan interesantes como un suelo del habitáculo específico, refuerzos estructurales de acero e incluso, un blindaje especial para las puertas del tipo NIJ de nivel III+. La verdadera arma definitiva para patrullar las calles y establecer el orden, seguro que a más de un Policía local, no le importaría que este vehículo formase parte de la nueva flota de coches de la Policía municipal de Madrid.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches