Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Desmontan un Tesla Model 3: lo mejor y lo peor del modelo

Tesla Model 3

Un equipo de analistas ha desmontado un Tesla Model 3 para determinar qué es lo mejor y lo peor del modelo. Destacan su motor eléctrico y las baterías.

Cuando algo es demasiado innovador, todo el mundo desea conocer cómo funciona. Por ello, un equipo de analistas ha desmontado un Tesla Model 3 con el fin de determinar qué es lo mejor y lo peor del modelo más económico de la compañía. Según Sandy Munro, fundador de Munro & Associates, empresa encargada de desmontar el vehículo, es más caro que un BMW i3 y debido a que es construido en la GigaFactoría de Tesla, esto podría suponer un problema de costes añadidos dentro de la planta de ensamblaje.

No te pierdas: El Tesla Model 3 es el coche más seguro del mundo según la NHTSA

“Si ese automóvil se fabricara en otro lugar, y Elon Musk no formara parte del proceso de fabricación, ganarían mucho dinero”, dijo Munro en una entrevista recogida por Bloomberg. “Solo están aprendido todos los viejos errores que todos cometieron hace años”. Para ello, Munro ha realizado un completo informe que ha enviado a Tesla donde se recogen hasta 227 sugerencias de mejora en el vehículo.

227 puntos donde debería mejorar el Tesla Model 3

Uno de los puntos en los que debería mejorar el Tesla Model 3 es en el marco de acero y aluminio en la parte inferior del coche, que en última instancia debería aumentar la seguridad. Sin embargo, como la batería del vehículo ya se encuentra en el piso y agrega rigidez al conjunto, el Model 3 resulta más pesado y más caro debido a haber diseñado este elemento sin ningún beneficio añadido.

Vídeo: Así de seguro es el Tesla Model 3, ¿cinco estrellas?:

El maletero del coche eléctrico más asequible de la compañía de Elon Musk está fabricado en base a diferentes piezas unidas con remaches y puntos de soldadura en lugar de con fibra de vidrio más ligero y barato, una de las técnicas empleadas por muchos fabricantes para reducir el peso y abaratar los costes. “La carrocería es su mayor problema”, señaló Munro.

El Model 3 que el equipo de Munro desmontó para analizarlo pieza a pieza tenía un coste de 50.000 dólares (43.630 euros), aunque su coste de fabricación es de 34.700 dólares (30.279 euros). Sin embargo, Munro ha asegurado que su equipo ha encontrado la forma de reducir los costes de fabricación y que el coche cueste menos de 30.000 dólares (26.178 euros) a Tesla, aunque no ha tenido en cuenta la inversión en I+D+i ni los costes de ingeniería.

El motor eléctrico y su batería, lo mejor del Model 3

Pero, pese a estos puntos negativos, Munro reconoce que el Tesla Model 3 puede recorrer largas distancias mayores a los de sus competidores directos y también es mucho más rápido gracias a su batería y su avanzado motor eléctrico, el cual cuesta 754 dólares (658 euros) a la compañía. “El motor eléctrico es un cambio de juego. Todo el mundo debería estar haciendo una evolución comparativa del motor”, añadió, y también recalcó que el diseño de la batería es genial y debería durar mucho tiempo.

Además, el software y la electrónica del Model 3 son mejores que los de sus rivales directos. Tesla logró reducir la cantidad de cableado que se encuentra en el automóvil al empacar una gran cantidad de componentes electrónicos en pequeñas placas de circuito, el tipo de ventaja que Silicon Valley tiene sobre todos los demás.

Fuente: Bloomberg

Lecturas recomendadas