Skip to main content

Noticia

Motor

Denunciados por conducción temeraria, bailar sobre el techo e ir en monopatín agarrados a la furgoneta

Tres denunciados por conducción temeraria, bailar sobre el techo e ir en monopatín agarrado a la furgoneta

Un supuesto delito contra la seguridad vial: esa es la acusación que pesa sobre los jóvenes que condujeron de forma temeraria con riesgo en la isla de Lanzarote. Sobre ello ha informado el Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Arrecife, que descubrió la infracción porque subieron un vídeo a las redes sociales en el que aparecían bailando sobre una furgoneta en marcha y montando en monopatín a su lado.

Investigan a un conductor de autobús que recorrió más de 30 km usando el móvil

Los hechos tuvieron lugar el pasado 13 de febrero. El escenario elegido por este trío fue la carretera de Tenesar, una vía que transcurre entre la localidad del mismo nombre y Tinajo. El vehículo que aparece en las imágenes no era propiedad de ninguno de los implicados: lo habían alquilado en una conocida compañía que opera en las Islas Canarias.

Bailando y montando en monopatín

La grabación, hecha desde un vehículo que circula detrás, muestra cómo uno de los tres jóvenes es el encargado de conducir la furgoneta. El segundo se ubica en el techo saltando y bailando antes de volver al interior por una de las ventanillas de la parte trasera. El tercero va sobre un monopatín mientras, a duras penas, se sujeta al marco de la puerta del conductor realizando peligrosos desplazamientos laterales. Y todo esto con la furgoneta en marcha.

Como decíamos, las imágenes fueron captadas por las personas que circulaban detrás de ellos y alguien tuvo la ‘brillante’ idea de subirlas a un perfil público de una conocida red social. ¿El resultado? Comenzó a circular, adquirió cada vez más repercusión y llegó hasta las autoridades policiales.

Conducción temeraria

Así fue como se puso en marcha la investigación del conductor como supuesto autor de un delito de conducción temeraria y de los otros dos individuos como partícipes. Consideran que su conducta fue imprescindible para la creación del riesgo que recoge el hecho delictivo. Tras las actuaciones policiales llevadas a cabo por los agentes de la Guardia Civil, las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de Guardia de Arrecife. Allí fueron citados los investigados y los testigos.

La Guardia Civil se camufla para pillar a los macarras del volante

El Reglamento General de la Circulación califica la conducción temeraria como una infracción muy grave. Por lo tanto, los tres investigados se enfrentan a una multa económica de 500 euros, a la pérdida de seis puntos en el carnet de conducir y, además, en función de las circunstancias y de los agravantes, incluso, a penas de prisión.

Y además