Skip to main content

Noticia

¿Cuál es mejor, Opel Crossland X o Renault Captur?

¿Cuál es mejor, Opel Crossland X o Renault Captur?

¿Cuál es mejor, Opel Crossland X o Renault Captur? Enfrentamos en un cara a cara a dos SUV de segmento B con una clara orientación para su uso en entornos urbanos, los cuales apuestan por amplios interiores y puestos de conducción no tan elevados como los de otros productos más enfocados para su uso en pistas off-road.

No te pierdas: Cinco virtudes y un defecto del Renault Captur

Renault y Opel son dos de los fabricantes que más están apostando por los SUV, en especial el primero, ya que los alemanes se encuentran inmersos en plena renovación de su gama de vehículos y con la llegada de su último crossover, aún queda otro importante lanzamiento que tendrá lugar este año. Sin embargo, en este cara a cara vamos a tratar de responder a una pregunta sencilla: ¿cuál es mejor, el Opel Crossland X o el Renault Captur?

Opel Crossland X: el nuevo CUV alemán

El Opel Crossland X es el último integrante en llegar a la familia de productos de la firma de Rüsselsheim y apuesta por un segmento creciente, el de los CUV, los crossovers destinados a entornos urbanos. Se trata, de momento, del modelo más pequeño y compacto de la gama X de Opel y permanece a la sombra de opciones más grandes como el Opel Mokka X, el cual fue reinventado tras un profundo restyling. 

Vídeo: todos los secretos del Opel Crossland X:

 

Con el Crossland X estamos ante un SUV que mide 4,21 metros de largo, 1,82 metros de anchura y 1,61 metros de altura, lo que lo convierte en una opción que es 6,3 cm más corto, 4,4 cm más ancho y 5,3 cm más bajo que el susodicho Mokka X. El maletero, por su parte, es de 410 litros en su configuración más reducida y alcanza los 520 litros con las plazas traseras desplazadas hacia adelante. Algunas de sus alternativas en cuanto a tamaño son el Nissan Juke, el Peugeot 2008 y el Renault Captur con el que lo comparamos en este caso. 

Mecánicamente, aunque el Crossland X aún no ha llegado a los concesionarios, sabemos que su oferta de propulsores estará compuesta por tres unidades de gasolina y dos diésel. Los primeros serán unidades atmosféricas de 1.2 litros con 82 CV de potencia y dos unidades sobrealimentadas de 1.2 litros con 110 y 131 CV de potencia. Por otro lado, las ofertas de gasóleo serán un único 1.6 CDTI con 99 y 120 CV de potencia. Además, se añadirá una opción preparada para funcionar con GLP, la cual equipará un motor de 1.2 litros con 81 CV.

 

Con tres niveles de equipamiento (Expressión, Selective y Excellence), el nuevo Crossland X incluirá opciones de equipamiento como los faros de LED adaptativos, Head-up Display o puesto de carga inalámbrica para smartphone, a lo que debemos sumar equipamiento de seguridad como alerta de colisión frontal y frenada de emergencia con detección de peatones, sistema de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, cámara trasera y un sistema de aparcamiento semiautomático. Los precios no han sido publicados, pero las variantes más caras no superarán los 23.000 euros.

Renault Captur: lavado de cara

Por su parte, el Renault Captur 2017, uno de los rivales naturales del alemán, ha sido sometido a un ligero lavado de cara durante el pasado Salón de Ginebra 2017. Existen novedades tanto en el exterior como en el interior, aunque no afecta ni al nivel de equipamiento, las opciones o las motorizaciones. Sin embargo, sigue siendo el SUV más pequeño que ofrece la firma del rombo, inmediatamente por debajo del Renault Kadjar.

Vídeo: el Renault Captur se enfrenta al Peugeot 2008:

En el caso del Captur, Renault nos ofrece un crossover interesante con una longitud de 4,12 metros, una anchura de 1,77 metros y una altura de 1,56 metros, todo ello empacado junto a una distancia entre ejes de 2,6 metros. Su configuración le permite ofrecer un maletero de 377 litros en su configuración más compacta, mientras que los asientos pueden desplazarse para llegar a los 455 litros y alcanzar los 1.235 litros una vez haya sido abatida la segunda fila de asientos. 

En el apartado de motorizaciones, el Renault Captur ofrece dos unidades de gasolina y otras dos diésel. En el caso de los propulsores de gasolina, encontramos un tricilíndrico TCe de 0.9 litros turbo con una potencia de 90 CV y un tetracilíndrico de 1.2 litros TCe que llega a los 120 CV, mientras que los de gasóleo, ambos son unidades 1.5 dCi con niveles de potencia de 90 y 110 CV. Pueden estar asociados, por otro lado, a transmisiones manuales o automáticas EDC de doble embrague.

En cuanto a niveles de equipamiento, el Captur se presenta en cinco acabados (Life, Intens, Limited, Zen y Xmod), mientras que las opciones que puede incluir son asistentes como el arranque en pendiente, control de velocidad, cámara de visión trasera, techo panorámico de cristal, pantalla táctil del sistema R-Link, navegador o sistema manos libres Bluetooth. En cuanto a precios, el Captur arranca en su versión de acceso en 14.729 euros, mientras que la alternativa más cara, por compararlo con el Crossland X, llega a los 21.359 euros.

Conclusión

Aunque aún faltan algunos detalles por conocer del Opel Crossland X, podemos sacar algunas conclusiones en comparación con el Renault Captur. Y es que el francés lleva en el mercado desde 2013 y, aunque se ha sometido a un restyling, no puede alcanzar los niveles del alemán, al menos en materia de asistentes y ayudas a la conducción. El maletero, por otro lado, es mayor en el Crossland X, pero los precios son superiores dada la novedad del modelo. El Captur, por otro lado, ofrece unos niveles de personalización en el exterior y el interior que el Opel no ofrece.

Lecturas recomendadas