Skip to main content

Noticia

¿Cuál es mejor, el Ford Mustang GT o el BMW M3?

Ford Mustang GT vs BMW M3

¿Cuál es mejor, el Ford Mustang GT o el BMW M3? Hoy vamos a comparar a dos deportivos muy diferentes, aunque en rendimiento similares.

¿Estás pensando en comprarte un deportivo y no sabes si apostar por practicidad o ser más clásico? Entonces esta pequeña comparativa técnica podría interesarte. Hoy vamos a analizar a estos dos deportivos con el fin de determinar cuál es mejor, aunque existen grandes diferencias entre ambos. ¿Cuál es mejor, el Ford Mustang GT o el BMW M3?

No te pierdas: Prueba: BMW M3 CS de 2018... frente al BMW M3 CSL de 2003

Existen enormes diferencias entre ambos modelos, pero vamos a tratar de determinar si es mejor apostar por un vehículo más práctico o por uno donde el estilo más clásico de un coupé deportivo puede ser suficiente para enamorar a los más puristas. Si puedes optar a estos dos vehículos, esta comparativa técnica te interesa.

Ford Mustang GT

A finales del año pasado, el Ford Mustang se actualizó con el primer restyling que recibía el famoso pony car en la que es la sexta generación del modelo. Recibía cambios a nivel estético, de equipamiento y en la gama de propulsores, la cual sigue siendo la misma en esencia, pero con algunas mejoras que lo hacen incluso más eficiente y preciso.

Vídeo: prueba del Ford Mustang V8 2018, la leyenda se agranda:

¿Cómo es el Ford Mustang GT? Si hablamos de sus medidas, el Mustang es un coupé 2+2 con 4.789 mm de longitud, 1.916 mm de anchura y 1.382 mm de altura, así como una distancia entre ejes que alcanza los 2.720 mm. Su configuración coupé le permite disponer de espacio para cuatro pasajeros, pero el maletero se ve penalizado al ofrecer una capacidad volumétrica de 408 litros no ampliables.

En el apartado mecánico, el Mustang GT es la versión equipada con un motor V8 de aspiración natural con 5.0 litros de capacidad y una potencia de 450 CV con 529 Nm de par motor. El bloque se puede asociar a un cambio manual de seis velocidades o a una nueva caja de cambios automática de diez relaciones. En ambos casos, la potencia se canaliza en exclusiva al tren posterior. Alcanza los 100 km/h en 4,6 segundos y su velocidad punta es de 249 km/h.

En cuanto a su tecnología más destacada encontramos los nuevos elementos incorporados con el restyling, como el modo Drag Strip que permite salidas más rápidas, el My Mode totalmente personalizable, y el modo Good Neighbor, el cual reduce el sonido del escape. Una suspensión ManeRide y la inclusión de sistemas de asistencia a la conducción como el sistema pre-colisión, el detector de peatones, el control de velocidad adaptativo, la alerta de distancia y el asistente para el cambio involuntario de carril. Los precios parten de los 49.550 euros.

BMW M3

La sexta generación del BMW Serie 3 tuvo, como ya viene siendo habitual, una variante deportiva. El BMW M3, aunque actualmente descatalogado, es el último M3 fabricado a la espera de la nueva generación, que fue revelada recientemente, aunque aún sin el tratamiento M Performance. Por ello, nos vamos a centrar en el último M3 fabricado para esta comparativa, el cual fue lanzado en 2014.

Vídeo: Mi prueba del BMW M3 con Pack Competition. ¡Locura sin límites!:

Se trata de una berlina con cinco plazas que dispone de 4.671 mm de longitud, 1.877 mm de anchura y 1.424 mm de altura, así como una distancia entre ejes de 2.812 mm. Dispone de un interior con espacio para cinco pasajeros y una configuración de cuatro puertas más maletero, el cual ofrece 480 litros de capacidad volumétrica sin posibilidad de ampliación.

A nivel mecánico, el BMW M3 estaba equipado con un motor biturbo de 3.0 litros y seis cilindros en línea que se saldaba con 431 CV de potencia y 550 Nm de par motor. También ofrecía una variante más potente, el BMW M3 CS, con 460 CV. La potencia se canalizaba al tren posterior a través de una transmisión automática de siete relaciones o una manual de seis velocidades. Alcanzaba los 100 km/h desde parado en 4,3 segundos y su velocidad máxima se limitaba a 250 km/h (deslimitable hasta 280 km/h).

Entre los elementos de equipamiento más destacado podemos señalar el chasis M adaptativo, el aparcamiento asistido, el asistente de luz de carretera, asistente con frenada de emergencia, aviso de salida de trayecto, control de frenada en curva, cámara de marcha atrás, diferencial activo M, dirección asistida M Servotronic, discos de freno carbocerámicos, Head-Up Display y suspensión deportiva M, entre otros. Los precios arrancaban en 89.950 euros.

Conclusión

Como verás, estamos ante dos deportivos muy diferentes entre sí, aunque de rendimiento muy parecido. Por un lado, el Mustang GT ofrece una mecánica de aspiración natural, una carrocería de dos puertas y un precio tremendamente más asequible. Sin embargo, el BMW M3 (obviando el hecho de que ya no se comercializa) es un sedán de cuatro puertas con cinco plazas, equipa un motor biturbo de seis cilindros en línea y su precio es casi el doble que el del Ford.

Lecturas recomendadas