Noticia

Corre para salvar la vida de su hija y le retiran el carné

Corre para salvar la vida de su hija y le retiran el carné

Redacción Auto Bild

14/12/2012 - 10:35

David Weber corrió con el coche para salvar la vida de su hija y le quitaron el carné, además de imponerle una multa "de infarto". Este canadiense llevaba a su mujer al paritorio.

David Weber, un canadiense de 32 años, corrió con su coche para salvar la vida de su hija y le retiraron el carné. El hombre llevaba a su mujer embarazada de 38 semanas al hospital, cuando la sangre comenzó a fluir y el dolor de su esposa por las contracciones aumentó. Pisó el acelarador de su Honda Civic hasta ponerse a 170 kilómetros por hora y fue parado por la Policía.

“Nos sentimos aliviados cuando vimos el coche de la Policía. Pensábamos que nos escoltarían hasta el hospital y que llegaríamos más pronto”, expresó ingenua la mujer Genevieve Weber, a quien le habían informado junto a su marido de que un parto natural pondría en riesgo la vida de su futura hija por problemas en un parto anterior.

Sin embargo, los agentes les apartaron a un lado de la carretera para ponerles una multa “de infarto” de 1.000 dólares (780 €) por exceso de velocidad. “Si vais al hospital nos os quiero ver correr hasta que lleguéis ahí”, le espetó uno de los agentes. David Weber confesó al medio local Winnipeg Free Press que le respondió medio llorando: "No tengo tiempo. Estoy tratando de salvar la vida de mi hija y mi esposa".

De nuevo al volante, Weber hizo caso omiso a las advertencias de los agentes y volvió a pisar el aceleredaor. Sin embargo, media hora más tarde era detenido esta vez por la Policía Montada, alertada de la situación de la familia Weber, quien les retuvo, les tramitó una nueva multa y les llamó una ambulancia, que tardó en llegar 15 minutos.

La buena noticia es que, al final, Anabela nació sana tras una cesárea de emergencia. Poco tiempo después Weber se presentó ante el juez con una carta del médico que alertaba de la peligrosa situación en la que se encontraban su mujer e hija. A pesar de la palabra de los galenos, el juez de paz se negó a quitarle la multa, pero si la rebajó a 400 dólares (311 €). Todo hubiese permanecido así si no fuera porque meses más tarde, la sentencia final dictaba la retirada del carné, con un curso de conducción segura por 1.000 dólares (780 €) para recuperarlo.

Foto: Thinkstock

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches