Skip to main content

Noticia

Motor

Conducimos el Microlino: ¿el regreso del Isetta?

Prueba del Microlino

Eléctrico, diminuto y atractivo: el Microlino viene a mostrar qué poco tamaño hace falta en un coche para nuestro día a día. Lo conducimos

¿Cuánto espacio necesitas realmente para ir de A a B por tu cuenta? ¿Es necesario un compacto, un familiar, o incluso un SUV? Probablemente no para la mayoría de las rutas diarias, si somos honestos. 

En principio, suelen ser suficientes dos asientos y algo de espacio de almacenamiento. Y aquí es exactamente donde entra el Microlino. Con el pequeño vehículo eléctrico, la empresa suiza Micro quiere ir en contra de la tendencia de los coches cada vez más grandes y mostrar lo que también puede ser la movilidad. 

Heredero del Isetta

Reunión en Zúrich. La sede de Micro se encuentra en el piso superior de una gran casa unifamiliar, en la planta baja hay un taller de carrocería. Y vemos muchas “pelotas” de colores llamadas Microlino. Uno sonríe con solo mirarlo. 

Morro Microlino

"Queríamos un diseño atemporal, basado en los scooters de cabina de la década de 1950", explica Merlin Ouboter, director de marketing de Micro. Con la puerta con bisagras en la parte delantera, los recuerdos del BMW Isetta en particular, por supuesto, se despiertan. Pero el Microlino no es una copia. Las franjas de luz continua en la parte delantera y trasera y los faros LED integrados en los retrovisores exteriores le dan un aspecto moderno.

Por dentro

Nuestro vehículo de prueba es gris mate y sigue siendo un prototipo. Abro la puerta (la única) y me siento. El volante y la columna de dirección son fijos, el asiento es un banco continuo. Es un prototipo y no podemos sacar fotos del cockpit, que está por rematar.

BMW i1 Isetta: una reinterpretación futurista y eléctrica

 Pero sí puedo describirlo: es digital detrás del volante y hay otra pequeña pantalla en una barra de soporte en la puerta. Incluso hay un equipo de audio Bluetooth, un soporte para teléfono inteligente y asientos con calefacción. Las comodidades ya están ahí, aunque el Microlino está clasificada como motocicleta en la identificación del vehículo.

¡En marcha!

Suelto el freno de mano, coloco el selector de marchas en "D" y avanzo. Rápidamente queda claro: el motor eléctrico de 15 kW (20 CV) tiene un trabajo fácil con un peso en vacío de alrededor de 450 kg. Incluso con dos personas a bordo, 50 km/h cuesta arriba no son un problema. 

Ventanilla Microlino

Es posible un máximo de 90 km/h, lo que se siente enormemente más rápido en esta pequeña esfera. ¿Curvas? ¡Divertido! Gracias a la vía trasera relativamente ancha y la suspensión independiente, el Microlino se puede lanzar a los giros manera bastante razonable, la dirección es sin servo maravillosamente directa. 

El prototipo que conducimos todavía es bastante ruidoso debido a la falta de aislamiento. Sin embargo, esto mejorará al igual que la posición del asiento, que es demasiado alta.

Autonomía de un máximo de 200 kilómetros

Cuando circulo por la ciudad la gente estira el cuello, saca sus teléfonos inteligentes y se pone a sacar fotos sin parar. 

Con una longitud de 2,4 metros, pocas veces hemos sido más llamativos. Hablando de tamaño: además de dos personas, también hay espacio para equipaje en el Microlino. El equivalente a dos cajas de bebidas no deberían ser un problema para el maletero

Zaga del Microlino

Tenemos que regresar a la base de operaciones, pero habría más energía en la batería. Micro especifica un alcance máximo de 125 kilómetros para la batería de 8 kWh, y 200 kilómetros con la de 14,4 kWh. El vehículo se carga en unas cuatro horas en una toma de corriente doméstica.

Los 4 coches que marcaron la historia de BMW

El Microlino aún se encuentra en fase de homologación. Micro planea comenzar la producción de la versión en serie en otoño de 2021 para que las primeras unidades se puedan entregar a fines de 2021. Los precios partirán en torno a los 12.500 euros. Ya hay alrededor de 22.000 interesados, dice el fabricante. Como alternativa a una Primera Edición, los primeros 500 compradores reciben un scooter que cabe en el maletero del Microlino.

Conclusión

El Microlino, incluso siendo un prototipo todavía, es prometedor y divertido de conducir. Estamos  entusiasmados con la llegada de la versión de serie, porque el concepto puede funcionar como un segundo automóvil ideal para trayectos urbanos.

Etiquetas:

Coches urbanos

Y además