Skip to main content

Noticia

Comprar un McLaren Senna aún es posible... y terriblemente caro

McLaren Senna

Si quieres comprar un McLaren Senna por las buenas ya no puedes porque están todos vendidos, pero te vamos a contar cómo poder hacerte aún con una unidad nueva. Eso sí, debes tener una cuenta corriente de esas con las que se puede acabar casi con el hambre en el mundo...

Pocos seréis los que leáis estas líneas y podáis permitiros el comprar un McLaren Senna. De hecho, aunque tengáis el dinero ya es imposible que lo hagáis. Están agotados. Pero ojo, porque aún existe una posibilidad de poder hacerte con uno de los súper deportivos más impresionantes jamás creados en Woking. Eso sí, gastando mucho más de lo que pagará un cliente normal.

El caso es que Knight International vende uno de los Senna concedidos y aún no fabricados. Para hacerte con esta unidad, has de pagar el precio de un McLaren 720S para conseguir el privilegio de contar con el coche, a lo que tendrás que sumar el precio del mismo. Vamos, que la operación te va a salir por un buen pico.

No te pierdas: ¿Son los hypercars realmente necesarios?

Echando unos rápidos cálculos, esto significa que deberás pagar unos 273.000 euros por tener derecho al coche, para después abonar los 850.000 euros del McLaren Senna como tal. La operación se pone en 1,12 millones de euros, cifra que puede parecer muy elevada, pero que no lo es tanto cuando te enteras de que la última venta de este estilo se produjo en una subasta y superó los 2 millones. Cifras mareantes para los comunes mortales como nosotros, en cualquier caso.

Recordemos que el Senna es la última joya que ha lanzado McLaren, presentada en su momento como el coche más eficaz en circuito que jamás hayamos conocido con el anagrama de la marca británica. Bajo su espectacular piel encontramos un motor de 4 litros Twin-Turbo V8 que eleva su potencia hasta unos impresionantes 800 CV, con un par máximo de 800 Nm. Todo este torrente de energía va hacia las ruedas traseras a través de una transmisión automática de doble embrague con siete relaciones.

Las prestaciones del McLaren Senna no son menos impresionantes que todo lo hablado hasta ahora, y es que estamos hablando de un deportivo de 1.198 kilogramos de peso que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 2,2 segundos, alcanzado además una velocidad punta de nada más y nada menos que 340 km/h. La verdad es que si un servidor tuviese el dinero le daría igual pagar cualquiera de las cifras de las que hemos hablado. Pocos coches en el mundo serán capaces de hacer sentir lo que éste. Al menos soñar es gratis.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas