Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: ¿Ford Orion u Opel Kadett sedán?

Ford Orion u Opel Kadett sedán

Fueron dos versiones sedán de conocidos modelos. ¿Cuál ofrecía más?

El fabricante americano lanzaba al mercado en los años ochenta el Ford Orion, la versión sedán del conocidísimo Ford Escort que, pese a basarse en él, también marcó una época. Se situaba a medio camino entre el mencionado modelo y el Ford Sierra, otro de los grandes nombres de la marca en el pasado siglo. De forma paralela se vendió el Opel Kadett sedán, la versión sedán del famoso modelo alemán que vamos a comparar con el Ford Orion. ¿Cuál es mejor, Ford Orion u Opel Kadett sedán?

No te pierdas: 'Marc Márquez: 7 títulos, 5 coronas en MotoGP y lo que queda...'

Ford Orion, ni Escort ni Sierra

Ford Orion u Opel Kadett sedán

El Ford Orion llegaba al mercado en 1983. La justificación de este modelo llegaba con la brecha que existía entre el Ford Escort y el Ford Sierra, un espacio que quisieron ocupar con este modelo. Se trataba de la versión sedán del Ford Escort, un coche que gracias al voladizo trasero, más grande que el del Escort, ofrecía un maletero más espacioso.

El modelo de Ford estuvo disponible tanto con motorizaciones gasolina como diésel, aunque las primeras fueron más abundantes. Comenzó la gama con un 1.6 litros de 79 caballos de potencia para llegar a un 2.0 litros Ghia. En diésel también estuvo disponible, siendo el motor escogido un 1.6 de unos 54 caballos de potencia.

VÍDEO: Cómo localizar un radar móvil

Opel Kadett sedán, el de siempre

Opel Kadett sedán

El Opel Kadett E ha sido uno de los grandes modelo de la compañía, y si el Opel Kadett sedán estaba basado en él, pues de obligado es meterlo “en el mismo saco”. En 1984 la marca decidía poner un sedán a la venta basado en su queridísimo Opel Kadett E, una versión que al igual que el Ford Orion justificaba su existencia por el mayor espacio.

La versión sedán del modelo de Opel montó prácticamente los mismo motores que la versión hatchback del modelo teutón. Muy conocidas fueron las variantes con motor 1.6 de 90 caballos de potencia y no menos las alimentadas por un motor de 1.4 litros y 75 caballos de potencia. La producción concluía a principios de los años noventa, junto con la gama completa.

No te pierdas: EXCLUSIVA: la DGT probará furgonetas y camiones camuflados para vigilar el uso del móvil

¿Cuál era mejor?

El Ford Orion contaba con nombre propio, aunque realmente se trataba de una versión del conocido Ford Escort. El Opel Kadett sedán contaba con las mismas buenas capacidades que habían hecho famosa a la versión hatchback, aunque no pudiera llegar a vender tan bien como el modelo en el que se basaba. Estas dos versiones sedán contaron con una gama mecánica correcta, por lo que en este caso era una simple cuestión de gustos.

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan