Noticia

Así de extraña es la comercialización del Audi TT RS

Así de extraña es la comercialización del Audi TT RS
Aarón Pérez

Así de extraña es la comercialización del Audi TT RS en algunos países. No nos referimos a la forma en la que se vende o se configura, sino a los mercados en los que está o no está el potente coupé de Audi. Lo curioso es que, mientras que en el Reino Unido no se puede configurar al gusto del cliente, en Estados Unidos no se llega ni a comercializar. ¿Somos unos afortunados en el resto de Europa?

No te pierdas: Duelo ayer y hoy: Audi TT RS vs Audi Sport quattro

Así de extraña es la comercialización del Audi TT RS en algunos países. No nos referimos a la forma en la que se vende o se configura, sino a los mercados en los que está o no está el potente coupé de Audi. Lo curioso es que, mientras que en el Reino Unido no se puede configurar al gusto del cliente, en Estados Unidos no se llega ni a comercializar. ¿Somos unos afortunados en el resto de Europa?

Cuando decimos que no se puede configurar en el Reino Unido es debido a que tan solo 200 ejemplares han entrado en las fronteras británicas del Audi TT RS, por lo que ya son de un color específico, con una tapicería concreta y con una serie de opcionales predeterminados, por lo que los que estén buscando una unidad, deberán tener mucha suerte si se adapta a sus gustos y preferencias, ya que no se puede pedir nuevo a fábrica.

Por otro lado, Audi ha preferido no comercializar el TT RS en Estados Unidos debido a que, como ya sabrás, hace apenas unos meses lanzaron el Audi RS 3 Sedán para el mercado norteamericano, el cual equipa la misma motorización. Los de Ingolstadt prefieren dar prioridad a este último en lugar de al Coupé/Roadster, por lo que de momento se desconoce si llegará en algún momento a suelo estadounidense.

A modo de recordatorio, el Audi TT RS, que se comercializa con carrocería coupé o con versión Roadster, equipa un potente motor 2.5 TFSI de cinco cilindros que ofrece una potencia de 400 CV y un par motor de 480 Nm. Estas cifras le permiten pasar de cero a 100 km/h en apenas 3,7 segundos y alcanzar una velocidad punta de 250 km/h limitada electrónicamente o de 280 km/h sin limitación.

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria