Noticia

Coches autónomos

¿El nuevo Silicon Valley americano del coche autónomo?

¿El nuevo Silicon Valley americano del coche autónomo?

Mónica Redondo

04/02/2016 - 13:00

Las autoridades de Michigan están esbozando algunos planes para construir una instalación para probar coches autónomos en Willow Run. Los antiguos edificios de General Motors se convertirían en el Centro Americano para la Movilidad. Este emplazamiento complementaría a MCity. En la nueva ubicación se podrían realizar pruebas con coches autónomos en otros terrenos y a gran velocidad.

No te pierdas: ¿Qué coche autónomo ha sido el primero en rodar por MCity?

Una de las reliquias de la fabricación de automóviles en Estados Unidos ha caído. Los edificios de la fábrica de sistemas de propulsión de Willow Run, dónde se construyeron los bombarderos B-24 durante la Segunda Guerra Mundial se están demoliendo. Un fideicomiso independiente se ha encargado de la limpieza de los antiguos edificios contaminados de General Motors. En este páramo industrial, los líderes de Michigan ven un futuro brillante. Las autoridades estatales han esbozado algunos planes para construir una instalación para probar coches autónomos en Willow Run. Esta zona, que se llamaría Centro Americano para la Movilidad, se encuentra a mitad de camino entre la sede de las tres grandes empresas cerca de Detroit y de los laboratorios de investigación de una media docena de fabricantes de automóviles de Ann Arbor.

La instalación de 1,3 millones de metros cuadrados sería la más grande dentro del sector y se convertiría en baluarte contra otras regiones y/o estados que persiguen empleos, bien remunerados, en el sector de la ingeniería. Rick Snyder, gobernador de Michigan, ha señalado que "seguimos siendo el corazón y el alma de la industria del automóvil. No hay duda sobre eso". 

Aunque Silicon Valley puede ser un punto de apoyo, muy documentado, en el coche conectado y la conducción autónoma, las leyes, desde Nevada a Florida, se están elaborando y la implantación de instalaciones para probar coches autónomos en Willow Run aceleraría la llegada de la conducción autónoma. 

Hace unos días, un legislador de Tennessee presentó una ley que permitiría la prueba de coches autónomos en las carreteras del estado. A los ojos de Michigan, el legado de la industria del automóvil en la zona equivale a una ventaja local frente a sus competidores. "Sin faltar el respeto a otros lugares, no se puede, simplemente, aprobar una ley", ha manifestado Doug Rothwell, presidente y CEO de Líderes de Negocios de Michigan, un grupo privado que apoya el desarrollo económico en el estado. "Tienes que tener un pie en la puerta ya para que esto ocurra, y no hay mejor lugar como el sudeste de Michigan."

Posiblemente, Michigan necesitará más de un pie en la puerta para que el proyecto, conocido como el Centro Americano para la Movilidad, se convierta en una realidad. El año pasado, un grupo de desarrollo económico regional recibió una subvención de 250.000 dólares de parte del Departamento de Comercio del estado y que podría cubrir una pequeña parte de los aproximadamente 80 millones de dólares que podría costar la construcción. 

Estados Unidos lo tiene claro: 4.000 millones de dólares para el coche autónomo. Obama recientemente ha aprobado este presupuesto para el desarrollo del coche autónomo. El secretario de Transporte, Anthony Foxx, ha subrayado que la Administración considera la revolución del automóvil como un asunto de importancia nacional. Aunque los detalles no están definidos, los funcionarios de Michigan tienen la esperanza de que una parte de esa financiación ayude a la instalación para probar coches autónomos en Willow Run.

Para que el Centro Americano para la Movilidad tenga éxito se cree que se necesita más apoyo del Gobierno, ha asegurado Rothwell. "Creemos que el éxito, a largo plazo, de esta participación no será sólo la industria, se debe conseguir que las agencias federales realicen más operaciones"."Hemos conseguido una buena respuesta de los organismos, diciendo "si lo construyes, estamos interesados ​​en contribuir". Ahora estamos tratando de trabajar con ellos para precisar el compromiso de que la instalación se construya en Michigan". 

No te pierdas: El coche autónomo que se comunica con el entorno

En la actualidad, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico ha comenzado a evaluar la tecnología autónoma de su vehículo en el Research Center, en East Liberty, Ohio. El departamento de Transporte ha otorgado subvenciones a las universidades de todo el país para desarrollar, aún más, la tecnología del coche autónomo. Una de ellas es la Universidad de Michigan, que ha sido pionera en las comunicaciones de vehículo a vehículo, que permiten a los coches transmitir información en tiempo real. 

A sólo 16 kilómetros de Willow Run, el Centro de Transformación de Movilidad de la Universidad abrió su propio centro de pruebas para coches autónomos, MCity. MCity es una décima parte del tamaño que se ha propuesto para la instalación para probar coches autónomos. El proyecto podría especializarse en la realización de más pruebas en alta velocidad con la inclusión de múltiples túneles y viaductos. Otras características que ofrecería Willow Run son los entornos urbanos, suburbanos y rurales simulados.

John Maddox, director de estrategias de los programas de colaboración en el Instituto de Investigación del Transporte de la Universidad y director general del proyecto Willow Run, ha señalado que ambas instalaciones son más complementarias que competitivas. MCity se centra en la investigación en sus estadios iniciales mientras que el Centro Americano para la Movilidad se centraría más en la validación y la actividad comercial. MCity ofrece a las 55 empresas que participan en el proyecto, un entorno urbano simulado, mientras que Willow Run incluiría una variedad de entornos y el terreno. Maddox ha asegurado que en Willow Run se podrían permitir pruebas a 120km/h.

La ejecución de la instalación para probar coches autónomos se llevará a cabo bajo las normas de trabajo que marca la MTC. La única competencia que existe entre los dos es que Mcity ya está abierta, ha añadido el Director de Estrategias. 

Los defensores del proyecto del Centro Americano para la Movilidad tienen la esperanza de conseguir que algunas zonas de la instalación comiencen a funcionar dentro de un año y que se finalice, por completo, en 2019. En primer lugar, Michigan debe adquirir la propiedad a Auto Ambiental Response Trust, una organización independiente creada a raíz de la quiebra de General Motors. Es probable que la compra se lleve a cabo durante los próximos 6 meses, han afirmado los funcionarios. 

Hace aproximadamente un mes, Rick Snyder manifestó, en un discurso, que la construcción de la instalación para probar coches autónomos era una prioridad para conseguir atrincherar a la mayor parte de la industria de la automoción en Detroit. A medida que otros países persigan el desarrollo autónomo, la importancia de construir un centro de pruebas puede extenderse más allá de las rivalidades regionales. 

"Tenemos un gobierno estatal con un gran apoyo, e incluso el gobierno de Estados Unidos considera este proyecto como una pieza crítica de nuestra capacidad nacional", ha apuntado Maddox. "Otros países están construyendo sus propias instalaciones. Así que es necesario la creación de un centro de pruebas".

A la espera de una confirmación, los funcionarios de Michigan esperan que estos terrenos, que una vez impulsaron la democracia en el mundo, vuelvan hoy a situar a Estados Unidos como una de las potencias mundiales en el sector de la automoción.  

Fuente: Worldcarfans

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches