Skip to main content

Noticia

Motor

Cazado conduciendo con las rodillas mientras se lía un porro… porque lo subió a Instagram

Un joven de 23 años y vecino de la zona Este de Málaga está siendo investigado por un presunto delito contra la seguridad vial. ¿Las razones? El titular os habrá dado una pista: fue cazado conduciendo con las rodillas un Volkswagen Golf mientras se liaba un porro. Lo mejor del caso es que las pruebas las aportó su propio copiloto: subió la dudosa hazaña a los stories de su cuenta de Instagram.

Multado por llevar una matrícula ¡pintada a mano con un rotulador!

Los hechos tuvieron lugar el pasado 10 de octubre cuando el acompañante del investigado subió algunos de estos vídeos que tienen una duración limitada a 24 horas. En el primer plano se observa una sustancia que, por su textura y color, parece hachís para, después, centrar el foco en el conductor. Éste no lleva cinturón de seguridad y maneja el volante usando el muslo de su pierna izquierda mientras hace un porro. En la segunda grabación, el joven aparece echando la mezcla sobre un papel para liarlo con las manos fuera del volante.

Cazado conduciendo con las rodillas mientras se lía un porro… porque lo subió a Instagram

Conducción temeraria

Gracias a estas imágenes, las autoridades adivinaron que circulaban por la avenida de Guerrero Strachan de Málaga hacia el túnel de Monte Dorado para después dirigirse a la A-7 a la altura de la salida de El Limonar, en el kilómetro 244. Los vídeos fueron el punto de partida para abrir una investigación en la que han participado la ciberpatrulla y el Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAAT) de la Policía Local.

Todos los cambios ya aprobados para sacarse el carné de conducir en España

Los agentes averiguaron la matrícula del vehículo y descubrieron que estaba a nombre de una empresa. Así fue cómo identificaron al infractor, que es el hijo del dueño de la citada compañía. El conductor está siendo investigado por un delito contra la seguridad por conducir de forma “manifiestamente temeraria”. Con el Reglamento General de la Circulación en la mano, estaríamos ante una infracción muy grave que implica 500 euros de multa y la retirada de seis puntos del carnet de conducir. A esto habría que añadir que si el conductor es denunciado por la vía penal podría enfrentarse a penas de prisión.

Etiquetas:

Multas de tráfico

Y además