Skip to main content

Noticia

Bugatti Vision Gran Turismo, ¡lo hemos probado!

Bugatti Vision Gran Turismo

La maravilla azul es más que una maravilla

Poco antes de Eau Rouge piso a fondo el acelerador. El cambio de doble embrague inserta la cuarta macha y el ocho litros de 16 mientras la aguja del cuentavueltas vuelve a subir hasta la zona roja de forma fulminante. Sube una marcha más y se repite el espectáculo. En pocos segundos, los 1.650 CV impulsan el Bugatti azul hasta los 430 km/h. Para que te hagas una idea: 100 más de los que alcanzaría un LMP1 de competición en este tramo del circuito de Le Mans. 

Bugatti Vision Gran Turismo


¡Un momento! ¿Un Bugatti en circuito? Eso solo se veía hace mucho tiempo. Hablamos del Type 1, que logró más de dos mil victorias y podios en los años 30, siendo el bólido más exitoso de la historia de la competición. Pero, ¿y hoy? Hoy, un Bugatti, a pesar de su descomunal potencia, está más destinado a pasearse por los bulevares que a quemar rueda en circuito. Que se lo digan a su único propietario.

Así se mueve un Bugatti Vision GT


Ahora vuelve a la pista, aunque solo sea en versión digital. Y es que el Bugatti Veyron, después de 10 años, ha cesado su producción la pasada primavera. Llega, por tanto, la hora de un digno sucesor para el modelo más exclusivo del grupo 
Volkswagen, al que Bugatti pertenece desde 1998. Como el Chiron aún se hará esperar un poco, el fabricante francés presentó en el pasado Salón de Frankfurt un prototipo real, una obra de arte de carbono, una maravilla de color azul que, además, está siendo el protagonista indiscutible del conocido videojuego. Así, está al alcance de millones de usuarios y se puede considerar, en definitiva, un coche para todos los públicos. “No existirá nunca un Bugatti de acceso, pero con este proyecto queríamos que fuera accesible para todos”, aclara el presidente de la marca, Wolfgang Dürheimer

La pena es que nunca lo veremos en la serie

Y precisamente porque nunca lo veremos de serie, este modelo muestra la cara más salvaje de la que es capaz Bugatti. Diseñado con unas proporciones que tienen que ver más con un cómic, tiene un punto de realidad: el Vision da las primeras pistas de lo que será el sucesor del Veyron. La enorme parrilla, esos ojos tan juntos ribeteados con LED que acentúan la agresividad de su mirada, su figura extremadamente baja o las destacadas entradas de aire de media luna de los laterales, incluso la zaga abierta. Todos son elementos que pretenden rescatar para el futuro modelo de serie. Y es que el Chiron tendrá también algo de este halo radical. 
“El ADN de diseño de Bugatti pasa a un nuevo estadio en su evolución”, nos cuenta el jefe de diseño, Achim Anscheidt. “Aunque este concepto de líneas esté concebido para el Vision Gran Turismo, muestra la evolución por la que irá Bugatti en los próximos años”. 

No te pierdas el espectacular sonido de un Bugatti Vision GT

También pasa esto con el interior. Así, la división que marca la cresta del techo continúa en el habitáculo, que aísla el puesto de conducción uniéndose por debajo con la consola central. La carrocería bicolor también continúa en el interior, aunque ahora con una novedad: por primera vez fuera de la Fórmula 1 se emplea un cuero velours extremadamente ligero, en el caso del Vision del mismo llamativo color azul del exterior. 

Bugatti Vision GT


Lo que no nos adelanta este prototipo es la mecánica que llevará el Chiron, si bien monta un motor W16 con cuatro turbos y más de 1.500 CV… En el videojuego, claro. “Para nosotros era importante ser lo más realistas posible. Y esta configuración es posible en competición”, cuenta Dürheimer. 
El Chiron de serie montará un 16 cilindros evolucionado y potenciado que rendirá en torno a los 1.500 CV. Y si esta ingente cantidad de caballos te parece poco elevada, podrá equipar un módulo híbrido de forma opcional que añadirá 100 más. Pasará de 0 a 100 km/h en menos de dos segundos, de modo que sus ocupante sentirán lo mismo que si fueran teletransportados y la velocidad llegará a los 450 km/h

Bugatti Vision Gran Turismo


Con la mano en el corazón. ¿Esta será la única unidad de competición de Bugatti? No necesariamente. Si el constructor de origen francés encuentra los suficientes interesados, la niña mimada de 
Volkswagen podría planear una pequeña serie, y como en el caso del Ferrari FXX o el McLaren P1 GTR, permitir a sus clientes darlo todo en circuito. Y entonces, lo que decía al principio podrá convertirse en realidad: “Poco antes de ‘Eau Rouge’ piso a fondo…”. 
    

Lecturas recomendadas