Skip to main content

Noticia

El BMW X4 M se estrena en las carreras de aceleración

BMW X4 M

Contra rivales de altura.

El BMW X4 M ha sido el último añadido a la cada vez más amplia familia de modelos deportivos de BMW, algo con cierto sentido dado el carácter dinámico y el estilo coupé del SUV. El recién llegado se pone a prueba en las carreras de aceleración por primera vez, pero que sea un novato no implica que le vayan a poner las cosas fáciles, puesto que se enfrenta a tres rivales bastante contundentes.

VÍDEO: Disfruta del BMW X4 M en movimiento, pura potencia

El primero de ellos es el Mercedes-AMG G63, una mole que es la antiaerodinámica personificada, pero que compensa su silueta poco pensada para la velocidad con un monstruoso motor 4.0 V8 biturbo que desarrolla 585 CV de potencia y 860 Nm de par máximo.

El segundo es el Porsche Cayenne Coupé Turbo, que también monta un bloque V8 bajo el capó, aunque en este caso entrega “solo” 550 CV y 770 Nm de par.

Probamos el BMW X4 2019, ¿necesitas un SUV coupé?

El tercero es una rareza, puesto que se trata de un Bowler Bulldog, una preparación del Land Rover Defender de la generación previa, que está rebajado y cuenta con diversas mejoras para digerir los 550 CV y 700 Nm que entrega su propulsor V8 de 5,0 litros. Una ventaja adicional que tiene es que es el modelo más ligero de los cuatro que participan.

El BMW X4 M participa en una carrera de aceleración desde parado, en una con salida lanzada y en un test de frenado, ¿qué tal lo hará contra sus rivales?

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además