Noticia

Presentado el BMW Serie 2 Cabrio, diversión a cielo abierto

Raúl Salinas

05/03/2015 - 09:24

El BMW Serie 2 Cabrio ya está aquí. Desarrollado en paralelo con el Serie 2 Coupé, mantiene de su antecesor la capota de lona y las cuatro plazas. Además, la rigidez ha aumentado considerablemente para no perder capacidad dinámica. Montará motores con tecnología TwinPower Turbo de cuatro y seis cilindros con potencias que van desde los 136 CV hasta los 326 de la versión M Performance. Mucha diversión, ahora con el cielo como techo.

El BMW Serie 2 Cabrio será presentado al gran público durante el Salón de París 2014 pero la marca germana ya nos ha dado todos los detalles de su nuevo descapotable de acceso. Llevábamos muchos meses siguiendo la pista de la versión descapotable del BMW Serie 2 y ya se había pillado poniendo a punto su chasis en el exigente circuito de Nürburgring. La fórmula que sigue no es nueva, a simple vista el único cambio que encontramos respecto al BMW Serie 2 Coupé, es la ausencia de techo, pero bajo su carrocería esconde sorpresas, ¡descúbrelas!

Pero quiero empezar con el exterior. El BMW Serie 2 Cabrio se desarrolló en paralelo con la versión cerrada y mantiene los rasgos característicos de los modelos descapotables de BMW. Los trazos son más alargados, con una silueta baja y con el paso de rueda trasero sobredimensionado, dejando claro que se trata de un vehículo con tracción trasera. Las proporciones típicas de BMW se mantienen, con un voladizo corto, un capó largo y una notable distancia entre ejes.

Respecto a su antecesor, el Serie 2 descapotable aumenta su tamaño en todas las cotas. Mide 4.432mm de largo (72mm más) mientras que la distancia entre ejes es 30 milímetros mayor. Todo esto favorece un habitáculo más espacioso y una mayor facilidad para acceder a las plazas traseras. El maletero también crece hasta los 335 litros con la capota puesta y 280 litros con la capota plegada, los asientos traseros son abatibles, por lo que podrás aumentar esta cifra considerablemente.

Pese a la moda de las capotas duras, BMW ha decidido mantener la capota de tela en su modelo de acceso, a diferencia de lo que ocurre con el BMW Serie 4 Cabrio. Es cierto que tiene un aire más romántico y además, permite una mayor velocidad de apertura: el BMW Serie 2 Cabrio se convierte en descapotable en 20 segundos y esta acción se puede realizar en marcha hasta 50 km/h. Estará disponible en tres colores: negro (de serie), antracita con resplandor plateado y marrón.

En el interior apenas encontramos diferencias con la versión cerrada. Se mantiene el mismo diseño y la misma postura al volante. Y es de agradecer, ya que en la prueba del BMW Serie 2 Coupé ya pudimos comprobar que su puesto de conducción es realmente bueno, al igual que los materiales y ajustes. La versión descapotable también mantiene el equipamiento de su hermano cerrado, con el sistema BMW Connected Drive que por primera vez en un BMW dispone de un navegador con datos en tiempo real, gracias a una tarjeta SIM permanentemente instalada en el vehículo. Elementos de seguridad como el control de crucero adaptativo, el asistente para aparcar o el reconocimiento de señales de tráfico se ofrecerán también de manera opcional.

Pero como buen descapotable, el dinamismo siempre es una duda razonable, debido a la pérdida de rigidez que supone la ausencia del techo rígido. Para mantener el 'placer de conducir' típico de todo buen BMW, la marca ha reforzado la carrocería en puntos clave para aumentar su rigidez un 20 por ciento respecto al anterior Serie 1 Cabrio. Su distribución de pesos, la tracción trasera y su sofisticada tecnología del chasis permitirán un comportamiento de primera según BMW. De serie incorpora el control de tracción DTC, el control de estabilidad DSC así como el bloqueo electrónico del diferencial trasero. Para la versión más deportiva M235i Cabrio, estará disponible el bloqueo mecánico del diferencial M Performance.

En el momento de su lanzamiento el nuevo BMW Serie 2 Cabrio montará cinco mecánicas: cuatro opciones de gasolina y una diésel. Todos los motores equiparán la tecnología TwinPower Turbo, para aumentar las prestaciones y reducir al máximo el consumo. La versión de acceso será el 218i Cabrio, con el motor tricilíndrico de 136 CV. Le seguirá la versión 220i ya con cuatro cilindros y 184 CV, y a continuación se situará el 228i Cabrio con 245 CV mientras que el tope de gama será, como en la versión cerrada, la puesta a punto por el departamento M Performance: el BMW M235i. Cuenta con el espectacular propulsor de 6 cilindros y tres litros con un reglaje específico más explosivo y 326 CV. La versión diésel será el 220d Cabrio con un nuevo motor de cuatro cilindros con 190 CV. Estos motores podrán asociarse bien a una caja de cambios manual de seis velocidades o a la caja automática de ocho velocidades obra del especialista ZF.

El Serie 2 Cabrio contará con soluciones de la tecnología BMW EfficientDynamics, que incluye una aerodinámica muy cuidada, el sistema 'Start-Stop' en todas las versiones, el modo 'ECO PRO' e incluso el modo de conducción a vela, si optas por la caja de cambios automática. Pese a eso, el aumento de peso de unos 150 kilos respecto a la versión cerrada y una aerodinámica desfavorable, hacen que los consumos sean algo más elevados y las prestaciones ligeramente inferiores. El precio de contar el cielo como techo...

Según la marca, las primeras unidades llegarán al mercado español en febrero de 2015 y podemos esperar un sobreprecio de unos 6.000 euros respecto a la versión cerrada. Sin duda será una de las novedades del Salón de París 2014 que brillarán con luz propia.

Echa un vistazo a las imágenes de esta galería con las novedades del Salón de París 2014.

Si quieres descubrir todos los precios de la gama y la prueba de conducción del BMW M235i Cabrio de mi compañero Alfredo Rueda, pincha aquí.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de París 2014