Skip to main content

Noticia

Competición

Alonso, impresionado con el Toyota: "Sales de tu rutina"

Fernando Alonso prueba el Toyota TS050 Hybrid para Le Mans

Estas son las primeras impresiones de Fernando Alonso tras su segundo test con el Toyota TS050 Hybrid para las 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia.

Fernando Alonso se encuentra participando en su segundo test con el Toyota TS050 desde el lunes, en el Circuito do Algarve, en Portimao (Portugal). El piloto asturiano continúa avanzando en su preparación previa a participar en las 24 Horas de Le Mans 2018 y el Mundial de Resistencia al completo.

Te puede interesar: Descubre los coches de F1 2018

En una entrevista difundida por Toyota, Fernando Alonso ha explicado todos y cada uno de los detalles de su nueva aventura en la resistencia. Para Fernando está siendo todo nuevo, ya que su única incursión en esta modalidad en la participación en las 24 Horas de Daytona en las que tomó parte hace unas semanas.

Alonso está sorprendido por las prestaciones del TS050 Hybrid y ha detallado las diferencia a la hora de conducirlo, con respecto a los monoplazas de Fórmula 1 a los que está habituado. Lo que más le sorprende, la tracción total, que le hace tomar las curvas de una forma muy diferente.

“Son coches diferentes. La mayor diferencia es la tracción total, que te cambia el modo de conducir, la forma de acelerar en la salida de las curvas", ha señalado Alonso." Hay una mayor libertad en los diferentes sistemas del coche que lo que existe en la F1, como por ejemplo en el control de tracción y otros dispositivos de asistencia, que aquí está muy desarrollados, son muy sofisticados, y en la F1 están prohibidos”, explica.

Fernando Alonso prueba el Toyota TS050 Hybrid para Le Mans

Rápida adaptación

Fernando también destaca la forma de trabajar del equipo, la cual le está ayudando a adaptarse rápidamente al TS050 Hybrid y la resistencia. “La manera de trabajar es diferente porque la competición y la forma de afrontar las carreras es diferente. Aquí se busca la resistencia y la fiabilidad total. No sin importar las prestaciones pero son una segunda prioridad", señala.

"Por tanto, los test están enfocados a la resistencia, a probar diferentes componentes del coche y llevarlos al límite. Y al piloto también. El modo de cómo debes afrontar cada turno es diferente a la F1. Por tanto, el método de trabajo y la preparación es diferente”, agrega.

Lo que más gusta a Alonso es que su nuevo coche para Le Mans es "divertido" a la hora de pilotarlo. Esto quiere decir que las sensaciones le enganchan a una aventura totalmente nueva. “Sales de tu rutina normal y de las sensaciones que tienes normalmente, conduces un vehículo con prestaciones diferentes, muchas de ellas extremas", señala.

Fernando Alonso prueba el Toyota TS050 Hybrid para Le Mans

"Igual que en el kart tienes sensaciones diferentes, porque vas muy bajo, no hay suspensión, cualquier irregularidad la notas en el cuerpo, es muy físico... aquí tienes la increíble sensación de la aceleración. El sistema híbrido, el control de tracción, la tracción a las cuatro ruedas, las aceleraciones son espectaculares y eso es muy divertido”, añade.

En definitiva, por las palabras de Alonso queda claro que el español está quedando encantado con todo lo que está descubriendo.“Cada vez que te subes a un coche, independientemente de dónde y cómo sea, aprendes cosas, siempre hay algo que te despiertas la curiosidad o te sorprende. Una categoría tan profesional y avanzada como el WEC en su categoría LMP1 va a hacer que, a buen seguro, a lo largo de la temporada pueda aprender muchas cosas y llevármelas conmigo para el futuro”.

"Lo que más me apetece es Le Mans"

Está claro que correr el Mundial de Resistencia de 2018/2019 con Toyota y tener la posibilidad de ser Campeón del Mundo es muy emocionante... pero mucho más lo es correr las 24 Horas de Le Mans con el coche más poderoso del campeonato.

“El desafío es Toyota contra Le Mans, no contra los rivales, ya que la propia carrera te pone al límite, al coche, al equipo, a los mecánicos, a los pilotos… Hay tantas variantes en una carrera de 24 horas como la de Le Mans que para Toyota, ahora mismo, más que estar pendiente de los rivales y los otros LMP1 y de lo que puedan hacer, el verdadero desafío es la propia Le Mans y esa es la grandeza de este proyecto”, asegura.

“Lo que más me apetece es Le Mans, sin lugar a dudas, porque no lo conozco, lo he visto mucho por TV y tengo curiosidad. Por sus grandes rectas, la velocidad máxima, la noche y la poca iluminación... Pero tengo también curiosidad por ver cómo se comporta el coche en los circuitos donde he corrido en F-1, por ejemplo Spa, un circuito que a todos nos encanta. Será divertido ver cómo va el Toyota allí”, concluye.

Imagen: Toyota

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante