Skip to main content

Noticia

Motor

5 trucos infalibles para eliminar el mal olor del coche

limpiar coche por dentro

A continuación te mostramos 5 trucos infalibles para eliminar el mal olor del coche, cinco consejos útiles que dejarán el interior del vehículo como nuevo.

Pasan los años, se acumulan los kilómetros y el desgaste. Es algo habitual en coches con cierta edad. Lo que no es tan normal es que surjan malos olores en el interior del vehículo, un mal que se puede remediar si sabes cómo. Por ese motivo, hoy te traemos 5 trucos infalibles para eliminar el mal olor del coche y dejarlo como nuevo, al menos a nivel olfativo.

Antes de hablar de consejos para eliminar el olor, no recurras a ambientadores ni cualquier otro producto que altere el aroma que emana del interior de tu coche. Principalmente, porque esta es una solución provisional que tan solo durará un tiempo y que, en algunos casos, puede acabar enmascarando el olor del coche o mezclándose con él, generando un nuevo aroma aún más desagradable.

25 trucos para limpiar tu coche tras las vacaciones

Limpieza en profundidad

El primer truco infalible es realizar una limpieza en profundidad. Puedes hacerlo tú mismo, en casa y con productos cotidianos que no supondrán un desembolso importante. Debes limpiar la tapicería, salpicadero, paneles de puerta, volante y aspirar las alfombrillas.

Si no tienes tiempo o es demasiado trabajo, puedes recurrir a centros de limpieza especializados en automóviles, que emplearán productos específicos y ofrecen una atención al detalle minuciosa para lograr un resultado positivo.

Ventilación

Otro de los trucos infalibles y, probablemente, de los más sencillos de llevar a cabo es realizar una correcta ventilación del interior. Antes de nada, es conveniente que el habitáculo esté limpio, ya que no servirá de nada ventilarlo si, al cerrar de nuevo las ventanas, vuelve a acumularse ese mal olor producto de la suciedad.

Una vez lo hayas limpiado, puedes dejar el coche con las ventanas bajadas o las puertas abiertas el máximo tiempo posible. Hazlo en un entorno seguro, donde el coche esté protegido de los amigos de lo ajeno, como en un garaje privado. No escatimes en tiempo y deja que el ambiente haga su trabajo. Este truco es aconsejable para malos olores sutiles, no para los más profundos.

Cambia el filtro del habitáculo

Algo que debe realizarse periódicamente como parte del mantenimiento del vehículo es cambiar el filtro del habitáculo o antipolen. Este componente se encarga de filtrar las impurezas del aire que accede desde el exterior, para que en la cabina no haya gérmenes, bacterias o partículas de polvo que puedan afectar, principalmente, a personas con alergias o afecciones respiratorias.

Un filtro de habitáculo en mal estado puede generar malos olores cuando aparezca moho en su superficie. Además de hedor, también es perjudicial para la salud de las personas que viajan a bordo del vehículo.

Elimina la humedad del circuito de aire acondicionado

Otro truco infalible para quitar el mal olor del coche es eliminar la humedad del circuito de aire acondicionado. Puedes hacerlo tú mismo activando la calefacción y el caudal de aire al máximo, con el compresor de aire acondicionado activo, y dejándolo actuar durante, al menos, 5 minutos. Después, abre el paso del exterior y deja las ventanas ligeramente bajadas para que se renueve el aire.

Este es el truco casero, pero también existen productos específicos que limpian y desinfectan los conductos del circuito de aire acondicionado. En muchos centros especializados en climatizadores los aplican y también en talleres de reparación.

Un vaso con amoníaco

El último truco infalible para eliminar el mal olor del coche implica un vaso con amoniaco. El amoniaco tiene una gran capacidad para absorber olores, por lo que puede ser una buena técnica para eliminar esos aromas desagradables del coche.

Basta con que dejes un baso con amoníaco en el interior del vehículo durante unas cuantas horas o incluso toda la noche. Al día siguiente, retíralo y ventila el interior del coche para eliminar el olor tan fuerte que desprende el amoníaco, y ya podrás volver a utilizar tu coche.

Y además