Skip to main content

Lista

Motor

Seat Ibiza 2021, 6 virtudes y 2 defectos

Seat Ibiza 2021
Puesta al día para el superventas.

El Seat Ibiza 2021 es una puesta al día del popular compacta, cuya actual generación ya lleva unos años a la venta. Como cualquier actualización de este tipo, trae consigo ciertas novedades, aunque quizá no tantas como cabría esperar. Estas son sus 6 virtudes y sus 2 defectos.

Ligera actualización estética

El Seat Ibiza es un modelo cuyo diseño (como ya pasara con el Seat León previo) envejece bien, así que no se nota anticuado y con los cambios que ha recibido es suficiente como para mantenerlo fresco: los faros delanteros son 100% LED de serie, se incorporan tres diseños de llantas de 17 y 18 pulgadas, el nombre en el portón trasero está escrito a mano y la carrocería suma dos nuevas opciones cromáticas a su paleta, Azul Asfalto y Azul Zafiro.

Mejores acabados interiores

Seat Ibiza 2021

El habitáculo resulta familiar, pero ha experimentado una mejora general gracias a la nueva tapicería, al acabado blando del salpicadero, al sistema de iluminación ambiental o al volante forrado en Nappa.

Pantallas más grandes

Seat Ibiza 2021

La guinda del interior es que las pantallas tienen una mayor presencia y es que, si bien el cuadro de instrumentos digital sigue ofreciendo las mismas 10,25 pulgadas, la consola central ha crecido un 20%, hasta alcanzar las 9,2”, lo que facilita la legibilidad, la interacción con las acciones, etc.

Mejor conectividad

Seat Ibiza 2021

El Seat Full Link ahora está disponible con conexión inalámbrica tanto para Apple CarPlay como para Android Auto, lo que permite sincronizar el dispositivo móvil sin cable y que, por ejemplo, no sea necesario ni sacarlo del bolsillo para disfrutar de ciertas aplicaciones en el sistema multimedia. Además, también está disponible la aplicación Seat Connect, que ofrece diversos servicios y funcionalidades.

Más asistentes de conducción

Seat Ibiza 2021

El órdago tecnológico del Seat Ibiza 2021 se cierra con una dotación de sistemas ADAS ampliada, entre la que destaca el asistente de conducción semiautomática Travel Assist; pero que también cuenta con el sistema de reconocimiento de señales o el avisador de punto ciego, entre otros.

Con opción de gas

Dentro de la gama de motores con los que se ofrece el Seat, el que hay que nombrar de manera obligada es el bloque 1.0 TGI que funciona con Gas Natural Comprimido (GNC). Desarrolla 90 CV y 160 Nm de par, por lo que no es excesivamente vivo, pero tiene un coste de uso menor que el de un gasolina o diésel al uso, además de contar con la ventaja de lucir la etiqueta ECO de la DGT.

Defecto: Sin novedades mecánicas

Es lógico que a estas alturas, sin cambiar de plataforma, el Ibiza siga sin tener opciones electrificadas en la gama. Sin embargo, eso no quita que, comparado con sus rivales del segmento B (Renault Clio, por ejemplo) empiece a quedarse atrás, pues estas alternativas son cada vez más comunes (y demandadas).

Defecto: Sus cambios visuales son ínfimos

No es que le haga un lavado de cara, puesto que sigue siendo un coche que entra por los ojos, pero sí es posible que el Ibiza 2021 haya pecado de tímido, sobre todo teniendo en cuenta que el Seat Arona se ha actualizado de forma paralela y ha introducido cambios algo más relevantes que le han dado una identidad muy diferenciada respecto al modelo ‘pre-facelift’.

Más:

Utilitarios

Y además