Skip to main content

Lista

A bordo

Los 8 asistentes electrónicos obligatorios en el coche para 2022 por la DGT

conduccion preventiva dgt
Asistentes electrónicos a la conducción.

A partir de 2022, todos los coches deberán incorporar de serie ocho sistemas de ayuda al conductor (ADAS).

La obligatoriedad de estos sistemas a partir de 2022 era de esperar, y en diciembre se hizo público por parte de la DGT. El objetivo de estas asistencias es la reducción de los accidentes y el control del conductor en situaciones de riesgo.

Repasamos todas una a una, desde las asistencias en carretera hasta las de control al conductor.

Asistente de velocidad inteligente (ISA)

El ISA es un sistema que conecta el control de crucero adaptativo con el reconocimiento digital de señales de velocidad, regulando su posición en función del tramo que se está recorriendo. Se trata de un componente que no solo avisa, sino que limita la velocidad del vehículo.

Cámara de marcha atrás

Cámara trasera de aparcamiento
Cámara trasera de aparcamiento.

Pixabay

La cámara trasera ayuda a en las maniobras de marcha atrás, tanto para el aparcamiento como para poder tener una perspectiva avanzada del entorno y evitar accidentes. Se cree conveniente que ante la proximidad con objetos, se muestre una alerta sonora y en el display, y que si se sigue acelerando, el coche pueda frenar o detenerse automáticamente.

Alerta de cambio involuntario de carril (LDW)

El sistema LDW sirve para informar al conductor de la pérdida de trayectoria correcta dentro del carril. A partir de cámaras y sensores, se detecta este problema y se alertará al conductor con señales luminosas en el display, sonoras o incluso hápticas (vibración del volante o asiento).

Combinado con este sistema, se podrán emplear tecnologías como la ayuda al mantenimiento de trazada (LKA), que podrá modificar la dirección o actuar sobre los frenos y tracción de las ruedas para compensar la salida del carril.

Detector de sueño y fatiga

La fatiga y el sueño son unos de los mayores causantes de accidentes actualmente junto al exceso de velocidad y el consumo de sustancias que alteran el sistema nervioso. El sistema de alerta de fatiga emite una señal luminosa en el cuadro seguido de otro mensaje de audio. 

Para su detección, se emplearán tecnologías de IA que monitorizarán variaciones en la conducción respecto a un patrón convencional.

Sistema de frenado de emergencia (EBA)

Conducción autónoma: frenada automática
Sistemas de frenado autónomos avanzados.

Se trata de una asistencia para reducir al máximo la distancia de frenado del vehículo, asociado al ABS y al control de estabilidad. El sistema EBA mide la intensidad con la que se pisa el pedal de freno y la velocidad con la que se libera el acelerador para intensificar la potencia de frenado.

Bloqueo del vehículo con alcoholímetro

Realmente, la Unión Europea no obliga a su instalación en los coches, sino de un sistema que permita su futura implementación, ya que la implementación dependerá de la legislación de cada país. 

Permitirá informar al conductor de su tasa de alcoholemia y de su capacidad para conducir. Llegado el caso, también podrá impedir el arranque del vehículo si se supera la tasa máxima de alcohol en sangre.

Así serán los controles de drogas de la DGT en 2022

Caja negra (EDR)

Al igual que en los aviones, la EDR pretende recopilar información del vehículo y sus ocupantes para que, en caso de accidente, se pueda conocer lo ocurrido. Grabará 30 segundos previos a un accidente y 5 segundos después sin incluir datos personales como edad, nombre o sexo.

Alerta de cinturón en las plazas traseras

El aviso de cinturón en las plazas delanteras se implementó de forma obligatoria desde 2014 en la Unión Europea, y a partir de 2022 esta advertencia sonora será obligatoria también respecto a las plazas traseras. También informará de si el cinturón está bien abrochado.

Se trata de un cúmulo de tecnologías que, dada su naturaleza, se espera que hagan descender los accidentes y la gravedad de los mismos drásticamente en los próximos años en colaboración con las marcas y fabricantes de todo el mundo. ¡Y sin olvidar la responsabilidad individual, claro!

Y además