Skip to main content

Noticia

Motor

Así son los controles de drogas de la DGT en 2022

Control de drogas

No es el que en el año que acaba de empezar vaya a haber cambios en la forma de vigilar si los conductores han consumido drogas; pero sí se espera que se incrementen las pruebas. Por si en los próximos meses los agentes de Tráfico piden tu colaboración, te contamos cómo son los controles de drogas de la DGT en 2022.

La Ley prohíbe conducir bajo los efectos de las drogas. A diferencia del alcohol no admite una tasa mínima sino que se practica la tolerancia cero. En base a esto, las pruebas de drogas que realizan los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil arrojan un resultado positivo o negativo, pero no indican el valor.

Los test de drogas se practican sobre una muestra de saliva del conductor y son capaces de detectar hasta cinco tipos de drogas distintos: anfetaminas, cocaína, cannabis, metanfetaminas y opiáceos.

Así se realiza un control de drogas, paso a paso

Los controles de drogas en carretera se realizan de forma preventiva (aleatoria), cuando los agentes tienen sospechas de que el conductor tiene sus capacidades mermadas por el consumo de alguna sustancia o a consecuencia de un accidente de tráfico.

La manera de proceder de los agentes que realizan un control se resume en cinco pasos.

  1. Información. Antes de iniciar el control, el conductor es informado de que va a ser sometido a una prueba de drogas y de que está obligado a colaborar. Negarse es delito  y puede conllevar penas de prisión de 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.
  2. Primera muestra. Generalmente, primero se realiza una prueba de alcohol y, después, se toma una muestra de saliva con unos dispositivos especiales. A esta toma se le llama “indiciaria” y su objetivo es detectar la posible presencia por consumo reciente de sustancias ilegales.
  3. Segunda muestra: Si el test arroja un resultado positivo en algún tipo de sustancia, se toma una segunda muestra de saliva, que se envía directamente a un laboratorio para su análisis y confirmación del positivo. El conductor no podrá volver a ponerse al volante de su coche.
  4. Muestra de sangre. En caso de dar positivo en la segunda muestra, el conductor puede solicitar que se le realice un análisis de sangre como prueba de contraste. La extracción será realizada por personal sanitario en un centro hospitalario o de salud. Si es positivo, el solicitante deberá pagar los gastos. 
  5. Expediente. Los resultados del laboratorio toxicológico se unen al informe del agente de la Guardia Civil y se inicia el correspondiente expediente.

Multas por conducir tras haber consumido drogas

Las sanciones por consumo de drogas al volante se pueden tramitar en vía administrativa o judicial. 

En el primer caso la multa es de 1.000 euros y conlleva la pérdida de 6 puntos del permiso de conducir. Cuando el trámite es judicial, el conductor se enfrenta a penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.

Etiquetas:

DGT Guardia Civil

Y además