Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Volvo XC40 vs BMW X1 y Audi Q3

Al volante: Volvo XC40  vs BMW X1 y Audi Q3

Con el Audi Q3, el Volvo XC40 y el BMW X1, el segmento de los SUV compacto, el que está más en auge en estos momentos (y lo que le queda) gana en prestigio. La marca sueca, claro, no podía quedarse atrás. Aquí lo enfrentamos a sus dos más duros rivales. Comparativa: Volvo XC40  vs BMW X1 y Audi Q3.

No estamos muy seguros de en qué escenario quiere jugar el nuevo Volvo. Un diseño llamativo y juvenil, maneras premium y un motor turbodiésel, como el de nuestra prueba, con 2,0 litros y 190 CV. Y cualidades para el día a día: ofrece espacio, un consumo contenido y confort. Desde luego, este modelo no deja nada al azar.

El Audi llega con 184 CV y el sistema de distribución de fuerza a las cuatro ruedas quattro. Y con su reconocida calidad superlativa en los acabados, tanto en materiales como en ajustes. En el BMW X1 bullen bajo elcapó 190 CV y nada menos que 400 Nm de par, y su caja automática de ocho velocidades reparte la fuerza a las cuatro ruedas a través de su tracción total xDrive. 

¡Arrancamos!

Aunque los tres ofrecen cifras muy cercanas sobre el papel, el Volvo se queda detrás en las aceleraciones. El Audi, más ligero, se siente más impetuoso, la respuesta del diésel del BMW tiene un indudable tacto deportivo. Su transimisión ofrece unas inserciones rápidas y decididas. y sin apenas tirones. 

Al volante: Volvo XC40  vs BMW X1 y Audi Q3

El cuatro cilindros del Volvo tiene un sonido más mecánico, esto es, más ruidoso. Pero a cambio, el del X1 tiene una respuesta más tosca a bajas revoluciones, y las vibraciones son más perceptibles, incluso en el volante. 

El Audi tiene un rodar más silencioso, aunque en frío, las arrancadas sí que son bastante ruidosas. Eso sí: al Q3 le gustan las curvas, que pasa con agilidad, y se merienda los cambios de apoyo sin inmutarse. 

El Volvo solo tiene de deportivo la dirección, muy directa, pero su elevado peso enseguida se carga sobre el eje delantero y resulta en los indeseados subviraje en curvas, con el ESP actuando toscamente sobre los frenos. 
El BMW tiene una pisada más aplomada y consistente, su bien su nerviosa dirección eclipsa su potencial de diversión al volante. Especialmente en recta, es tan directa que no le permite a uno relajase del todo. 

VÍDEO: ¿Sabes cuál es el coche preferido de Lara Croft?

El Volvo y el BMW han requerido 36 metros para detenerse de los 100 km/h, cifras correctas en este segmento. Los frenos del Audi han mostrado mayores síntomas de agotamiento en un uso continuado, cuando suben de temperatura. Hay que tener en cuenta que es el más veterano en esta comparativa (su sucesor llega en junio de 2018), y eso se nota en otras áreas: es menos espacioso en la segunda fila y en el maletero, y su equipamiento no es tan moderno, y no tiene nada que hacer frente a sus rivales en el apartado multimedia ni en asistentes. 

Volvo ofrece incluso airbag de rodillas de serie, y un avanzado paquete de seguridad como el controlador de carril activo. BMW tiene un asistente de atascos, así como luces largas automáticas opcionales. 

Puesto 3: Audi Q3 2.0 TDI quattro S tronic
Ágil, seguro y, a día de hoy, con un precio más contenido. 

Puesto 2: Volvo XC40 D4 AWD Geartronic
Un equipamiento espléndido, sin defectos considerables, aunque caro. 

Puesto 1: BMW X1 xDrive20d Steptronic
Espacioso, potente, ágil y confortable. 

¿Quieres conocer toda la gama del nuevo Volvo XC40? Aquí la tienes. 

 

Lecturas recomendadas