Logo Autobild.es

Comparativa: nueva Volkswagen Caddy vs Citroën Berlingo

¿Mucha practicidad, pero poco detalle?: estos vehículos “de trabajo” son mucho mejores que su reputación. Especialmente si llevan un diésel económico y cambio automático. Y así es exactamente como enfrentamos al nuevo VW Caddy vs el Citroën Berlingo

Uno de los grandes veteranos entre los vehículos prácticos para la familia es el Volkswagen Caddy. Lo que comenzó en 1979 como una furgoneta basada en el Golf I continúa hoy como una combinación moderna de coche con techo elevado y la tecnología del Volkswagen Golf 8.

Zaga Berlingo

Olaf Itrich / AUTO BILD

El oponente a la propuesta de Volkswagen se llama Citroën Berlingo. El pragmático francés también ha estado haciendo felices a las familias, a los transportistas y a los conductores lúdicos durante un cuarto de siglo.

Zaga Caddy

Olaf Itrich / AUTO BILD

El Citroën se enfrenta con buenas cartas al potente Caddy 2.0 TDI de 122 CV con DSG de siete velocidades: el francés monta un diésel de 131 CV y convertidor automático de ocho velocidades.

Por dentro

En ambos vehículos te encuentras con una buena posición al volante y un moderno equipo multimedia. Sin embargo, con claras ventajas para el Volkswagen: los asientos delanteros son más grandes y ofrecen un mejor soporte lateral.

Cockpit Caddy

Olaf Itrich / AUTO BILD

En la versión de prueba, nuestra Berlingo traía head-up display y sistema de navegación con una pantalla táctil de 8 pulgadas.

Cockpit Berlingo

Olaf Itrich / AUTO BILD

En el cockpit del Caddy enseguida reconocemos el Golf 8. Los instrumentos digitales son opcionales, como el sistema de navegación Discover Pro con pantalla táctil de 10 pulgadas. Y tiene un compartimento para la carga inductiva del móvil. 

Detrás

En la segunda fila, a las que se puede acceder en ambos casos a través de prácticas puertas correderas, el Volkswagen es un poco más generoso. En todas partes los huéspedes tienen unos centímetros más de aire, los asientos ofrecen un ángulo de respaldo más cómodo y están un poco mas elevados sobre el piso.

Trasera Caddy

Olaf Itrich / AUTO BILD

El Citroën no está nada mal en este aspecto, de hecho vamos entronizados a 38 centímetros del suelo, pero su rival le gana dos centímetros y por lo tanto la postura de las piernas es aún más relajada.

Trasera Berlingo

Olaf Itrich / AUTO BILD

Carga

Cuando se trata de transportar objetos, la Caddy también se pone por delante: tiene un volumen de carga máximo de 2.556 litros con los asientos abatidos/retirados. 

Maletero Caddy

Olaf Itrich / AUTO BILD

El Citroën se queda en los 2.126 litros, lo cual no está nada mal, y además resuelve la conversión de forma mucho más elegante. Cuando se pliega el respaldo, la segunda fila simplemente se desliza hacia adelante y hacia abajo hasta el piso. Un movimiento que no requiere esfuerzo alguno. 

Otro inconveniente de la Caddy: su capacidad de carga de 476 kilogramos se alcanza rápidamente, su rival francés acepta 78 más. 

¡En marcha!

Cuando se trata de rendimiento, los dos transmiten confianza porque aceleran con cierto brío y sus sistemas automáticos son en ambos casos agradables compañeros de viaje. 

Morro Caddy

Olaf Itrich / AUTO BILD

El convertidor de ocho velocidades del Citroën cambia tan suavemente como acertado, el despierto DSG de siete velocidades en el Caddy solo parece algo vacilante de forma puntual, en las marchas pequeñas.

Y ahora las diferencias: en la Caddy el chasis se siente firme e incluso en zonas de curvas transmite ya solidez absoluta. Pero nuestra versión llevaba las ruedas opcionales de 18 pulgadas que aunque son un acierto estético, provocan que sintamos con más claridad las grietas y las juntas del asfalto. 

Morro Berlingo

Olaf Itrich / AUTO BILD

El Citroën confía 100% en la típica personalidad esponjosa ‘made in Francia’. Su suspensión blanda simplemente absorbe muchas irregularidades de la carretera sin molestar a la tripulación. 

La desventaja de este ajuste del chasis solo se hace evidente en tramos con ondulaciones muy prolongadas, así como en curvas ambiciosamente abordadas. Entonces, la carrocería balancea ostensiblemente y lleva a los huéspedes con estómagos sensibles al límite. Por eso, recomendamos al conductor que se lo tome con relajación.

Conclusión

Zagas Caddy y Berlingo

Olaf Itrich / AUTO BILD

El Volkswagen Caddy 2.0 TDI SCR DSG gana por puntos, ya que su generoso espacio, superior al de su rival para pasajeros y carga, se complementa con modernos sistema seguridad y multimedia. Y tiene un comportamiento claramente más ágil. Ahora bien: resulta más caro, una diferencia que puede llegar a los 10.000 euros si te pones rumboso con la lista de extras

La Berlingo ofrecen mucho espacio en un formato compacto, tiene un comportamiento cómodo siempre que no le aprietes mucho y el sistema automático es una delicia. 

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: coches familiares