Skip to main content

Comparativa

Motor

Comparativa: Kia Niro PHEV vs Renault Captur E-TECH PHEV

comparativa kia niro phev renault captur e-tech phev

El Kia Niro lleva mucho tiempo usando la tecnología híbrida enchufable, pero ahora le ha salido un rival muy interesante: el Renault Captur PHEV. ¿Cuál de los dos SUV urbanos es el que impone su tecnología?

Hoy en día, sin un enchufe no somos nada. Los teléfonos móviles, los relojes inteligentes, los portátiles, cualquier gadget que tengamos por casa (cada vez son más)... Todo necesita alguna vez una toma de 230 voltios para poder seguir funcionando. 

Los híbridos enchufables, como el Renault Captur E-TECH PHEV y el Kia Niro PHEV de la comparativa, no son menos y, aunque saben cómo evitar esa dependencia eléctrica gracias a un motor de gasolina que toma el protagonismo cuando la batería se descarga, con ella a tope es cuando dan lo mejor de sí. 

Vídeo: probamos el nuevo Kia e-Niro:

Tanto Kia como Renault usan un motor de 1.6 litros con 105 y 92 CV, respectivamente, una potencia que, junto a la de los motores eléctricos (61 y 67 CV) logran un cifra final de 141 CV para el Niro y 158 CV para el Captur. 

No van a dejarte pegado contra el respaldo cada vez que hundas el pie derecho, pero son capaces de cubrir de sobra las necesidades de movilidad y agilidad del común de los mortales. La pregunta es, ¿cuál de los dos ofrece la mejor combinación? ¿Cuál convence más? ¿Cumplen lo que prometen?

Kia Niro PHEV vs Renault Captur E-TECH PHEV: así se conducen

comparativa kia niro phev renault captur e-tech phev

Arranquemos siendo sinceros: a pesar del aumento del par (gracias a los motores eléctricos), ninguno de nuestros dos protagonistas se desenvuelve bien en el carril izquierdo de las autopistas. No hay atisbo de deportividad en las especificaciones ni tampoco en la práctica. Tampoco es su objetivo. 

Por ejemplo, el chasis del Renault Captur convence más por su confort (a pesar de sus llantas de 18 pulgadas) que por su talento gestionando curvas. Absorbe bien las ondulaciones de la carretera, pero se ve sobrepasado cuando la conducción se vuelve un poco más intensa. 

La dirección está bien para ser un SUV urbano, pero no es muy comunicativa y resta confianza si aumentas el ritmo. ¿Y los frenos? Cumplen, sin más, con un tacto de pedal algo artificial cuando pasas del sistema regenerativo (carga las baterías) al freno convencional mecánico de los discos. 

Por su parte, el Kia Niro tampoco se comporta de una manera más brillante a ritmos altos, pero en confort lo hace algo mejor, con unas suspensiones más equilibradas y mejores modales para filtrar las irregularidades del asfalto. 

En cuanto a la dirección, más de lo mismo: se muestra demasiado ligera y tampoco nos convence su tacto en una zona de curvas, así que hay empate técnico. 

Esto también sirve para los dos: sus transmisiones saben cómo trabajar para extraer al sistema híbrido lo mejor de sí mismos. En ambos casos, la interacción entre el motor de gasolina y el motor eléctrico es buena, aunque nos gusta un poco más la del Captur. 

Especialmente en el momento de la transición entre el funcionamiento del motor eléctrico y la entrada en escena del de combustión (en el francés todo se hace de una manera un poco más suave y más coherente). 

Luego, ambos permiten una conducción con un solo pedal sin problemas gracias a la gran retención que ofrecen al soltar el acelerador (siempre que seas previsor en tu conducción vas a poder prescindir del pedal del freno, lo que es bueno para las baterías). 

Sin ninguna acción por parte del motor de combustión, ambos logran una autonomía eléctrica casi idéntica: el Renault recorre 53 kilómetros, mientras que el Kia se queda en 52

El Niro compensa esto con un menor consumo de combustible: el coreano se contenta con 5,8 litros a los 100 kilómetros, mientras que el Renault necesita 6,5 litros para cubrir esa misma distancia. Pero está claro, en ambos casos son datos muy alejados de las utópicas especificaciones de fábrica.

Esto ofrecen por dentro

comparativa kia niro phev renault captur e-tech phev

Ni el Kia ni el Renault pueden denominarse maestros del espacio interior. La tecnología enchufable incluso cuesta espacio en algunos lugares. Las áreas problemáticas son principalmente la fila trasera y el maletero. 

El Renault consigue más puntos en el capítulo de variabilidad gracias a su banqueta posterior deslizable longitudinalmente (en nada menos que 16 centímetros), mientras que el Kia responde con más centímetros para la cabeza. 

Delante, el conductor y el acompañante viajan más cómodos en ambos modelos y, en lo que respecta al acabado general, el Captur muestra un mayor número de detalles y calidad.

En cuanto a los sistemas de infoentretenimiento, la propuesta del Niro satisfará todas las necesidades básicas sin mayor tacha: su funcionamiento se beneficia de mandos físicos bien claros y se aleja de las superficies táctiles tan de moda últimamente. 

Lo mismo pasa en el Captur, que todavía conserva el mando satélite de la derecha del volante para las funciones de la radio.

Esto es lo que cuestan

Llega el momento de la verdad. Toca rascarse el bolsillo y sacar conclusiones. Renault pide por su Captur híbrido enchufable 33.518 euros que corresponden a la versión R.S. Line. 

Eso supone sumar un buen equipamiento de serie en el que no faltan los sensores de aparcamiento delantero y trasero, el navegador, el reconocimiento de señales y una buena conectividad con Apple Car Play y Android Auto para estar siempre on line mientras conduces. 

Pero el Kia lo hace un pelín mejor. Bien es cierto que los coreanos, por su acabado más completo piden 34.711 euros, pero en su dotación de fábrica añaden el control de crucero adaptativo y puedes adornar el interior con una decente tapicería de cuero que no está disponible en el modelo francés.  

Con el Pack Safety (300 euros), el Captur añade elementos como la alerta de tráfico trasera (muy útil al salir marcha atrás) y el detector de vehículos en ángulo muerto. 

Con el Pack Drive Zen (950 euros) introduce el asistente a la conducción semiautónoma (necesita de la atención del conductor en todo momento) y el regulador de velocidad adaptativo (lo puedes pedir por separado por 200 euros).

Todos estos asistentes son de serie en el Kia Niro PHEV, que justifica así una mayor factura y acaba venciendo gracias, sobre todo, a un interior más amplio y a unas maneras más cómodas en todo tipo de carreteras. 

Si quieres redondear todavía más al coreano puedes añadir el Pack Luxury, por 2.500 euros.

Nuestra opinión

comparativa kia niro phev renault captur e-tech phev

Tanto el Renault como el Kia son, con razón, electrizantes. Y ambos convencen con una autonomía eléctrica, que se adecúa para quienes viajan diariamente de casa al trabajo y viceversa. 

En última instancia, no es la tecnología de nuestros protagonistas la que decide aquí, sino la vida a bordo. En este caso, los coreanos ganan por su mayor espacio disponible.

Ver otros acabados de KIA Niro
  • Precio

    37.560

  • Tipo de Motor

    Híbrido

  • Cilindrada

    1.580 cc

  • Par motor

    147 Nm /4.000 rpm

  • Potencia Conjunta

    - /5.700 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    427 L / 1.400 L

  • Aceleración 0-100

    10,8 s

  • Velocidad máxima

    172 km/h

  • Consumo oficial

    0,0/0,0/1,3 l/100km

  • Garantía

    7 Años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Y además