Skip to main content

Comparativa

Motor

Comparativa del Aston Martin DBX707 vs Porsche Cayenne Turbo GT: dos SUV superlativos

Aston Martin DBX707 vs Cayenne Turbo GT

707 CV y una velocidad máxima de 310 km/h: el Aston Martin DBX707 se enfrenta a otro poderosísimo SUV: el Porsche Cayenne Turbo GT 

¿Qué SUV es el más rápido en Nordschleife? El Bentley Bentayga Speed una vez tuvo este título, luego el Lamborghini Urus tomó la pole position en términos de rendimiento. En el medio, el Dodge Durango Hellcat de 720 CV también asomó la cabeza,  justo antes de ser retirado del mercado, aunque más probable es que regrese en 2023.

Y justo en medio de este frenesí de rendimiento llegan nuestros dos candidatos de nuestra comparativa de hoy: el Porsche Cayenne Turbo GT y el Aston Martin DBX707.

VIDEO

Aston Martin DBX 707 v Lamborghini Urus: DRAG RACE

Diseño del DBX707 y el Cayenne Turbo GT 

El Porsche no confía en la máxima potencia posible, su carta ganadora está en la categoría de dinámica de conducción. Y eso que 640 CV no son pocos precisamente, ni su punta de 300 km/h. 

Pero el Aston Martin va más allá: 707 CV y 310 km/h de velocidad máxima lo convierten en el SUV más rápido jamás fabricado, al menos, en un tramo recto. Si hay curvas intermedias, el Cayenne de 67 CV, más débil, es el mejor oponente. 

 

Acerquémonos a los dos SUV con una mentalidad abierta, porque ya solo el hecho de meter en Sachsenring a dos moles de 2,2 toneladas es una auténtica locura. El DBX es del tipo extremo. No es precisamente sobrio ni siquiera como versión normal, pero el 707 se despoja de gran parte de su elegancia en favor de un lenguaje de diseño agresivo.

Una enorme parrilla en la parte delantera, contra la cual todos los tan vilipendiados marcos individuales de Audi se ven pálidos. Y debajo, los diseñadores han instalado otra entrada de aire. 

Detrás destacan las salidas de aire, encima vemos el conocido alerón, elegantemente integrado en el techo redondeado, aquí nuevamente extendido hacia atrás con un elemento de carbono. 

Debajo de la luna trasera se encuentra la grupa conocida del DBX normal, que también define la forma de las luces traseras, y debajo del sistema de cuatro tubos, que suena bestial, hay un difusor que sobresale tanto de la parte trasera se puede confundir con un portabicicletas integrado.

Cockpit Cayenne

Ya habíamos acusado dicho que el Turbo GT era demasiado llamativo, pero este Cayenne parece casi sutil hoy al lado de su rival. Por supuesto, también tiene sus acentos especiales. Lo primero que llama la atención son las llantas de 22 pulgadas en el color especial Neodyme. O las dos placas finales de fibra de carbono del alerón del borde del techo.

En la parte inferior, el difusor parece más técnico y mejor integrado, pero el sistema de doble tubo de titanio azul brillante se destaca, y no solo acústicamente.

Cockpit DBX

El Turbo GT es, con mucho, el Cayenne más llamativo, pero es casi discreto en comparación con el DBX707. También en el interior, porque donde el Aston mima con cuero exuberante, el interior del Porsche se vuelve tecnocrático: líneas rectas, marcadores centrales en el volante, infoentretenimiento a la última. 

Comportamiento

Nos subimos al británico y pisamos el acelerador sin recato. El DBX se encabrita, sus asientos deportivos te engullen, tus brazos se alargan, tus ojos se agrandan. Tres-coma-tres de 0 a 100, indica Aston, y nosotros simplemente nos lo creemos. Ya lo mediremos en el futuro.

Lateral del DBX

Por carretera, ninguno de los dos puede ocultar su peso, especialmente en las curvas de velocidad media, pero el Cayenne siempre parece un poco más vinculante, más conectado intuitivamente con el asfalto. 

Al Cayenne ya lo medimos en su día, y los 3,3 segundos de 0 a 100 km/h oficiales los mejoró en una décima en nuestro test. 

Zagas DBX y Cayenne

Por otro lado, la suspensión neumática adaptativa con PASM, la estabilización de balanceo extremadamente eficiente, la dirección del eje trasero, los frenos cerámicos y el sistema de escape deportivo de titanio son de serie. 

Curva Cayenne

Con el Aston Martin, el cliente recibe un SUV equipado hasta los topes, además de las casi infinitas medidas de personalización: una suspensión neumática adaptativa, también con compensación de balanceo el sistema de frenos cerámicos con 420 mm en la parte delantera detrás y las llantas de 22 pulgadas son de fábrica. 

Factores para decidir la compra

Según la primera impresión en esta toma de contacto, el 707 se centra principalmente en la dinámica longitudinal, mientras que el Turbo GT quiere hacer honor a su nombre con su talento para las curvas. El DBX todavía tiene que demostrarnos que también puede marcar un tiempo fantástico. La próxima vez, vendremos al circuito con el crono y el dispositivo de medición, para descubrir de lo que es realmente capaz. 

Ver otros acabados de Aston Martin DBX
  • Precio

    0

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    3.982 cc

  • Par motor

    900 Nm /4.500 rpm

  • Potencia

    707 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    638 L / 719 L

  • Aceleración 0-100

    3,3 s

  • Velocidad máxima

    310 km/h

  • Consumo oficial

    14.2 l/100km

  • Garantía

    -

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Ver otros acabados de Porsche Cayenne
  • Precio

    226.277

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    3.996 cc

  • Par motor

    850 Nm /2.300 rpm

  • Potencia

    640 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    546 L / 1.464 L

  • Aceleración 0-100

    3,3 s

  • Velocidad máxima

    300 km/h

  • Consumo oficial

    14.1 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

SUV deportivo

Y además