Prueba

Hyundai Veloster, un bonito coupé para todos los días

David López

26/09/2011 - 08:14

Llegó el Hyundai Veloster, un atractivo coupé compacto que está dispuesto a llamar la atención en un segmento repleto de bellezas como el Volkswagen Scirocco o el Volvo C30. Y, además, estrena una práctica tercera puerta para acceder a las plazas traseras.

El nuevo Hyundai Veloster no lo tiene nada fácil (presentación Hyundai Veloster): se enfrenta a una dura batalla en la que tiene que ofrecer lo mismo que sus rivales y, si es posible, ganarles en apartados como la relación precio-equipamiento. Como sabes, los gallitos del segmento de los coupés compactos con estética agresiva son el Volkswagen Scirocco (vídeo Volkswagen Scirocco), Renault Mégane Coupé o el Volvo C30 (que no aparece en la lista de favoritos y es un coche muy interesante).

Pero en Hyundai debían ofrecer algo que no tuvieran sus rivales. “¿Qué tal si le ponemos solo una puerta trasera como la del Mini Clubman?”, debió pensar el ingeniero coreano del centro de diseño de Namyang (Corea). Lo cierto es que no les ha salido nada mal la jugada. La tercera puerta resulta bastante práctica si sueles viajar con niños pequeños (las fijaciones ISOFIX son de serie). Eso sí, no hay mucho espacio en las plazas posteriores (hay hueco para dos personas) y, sobre todo, lo más importante es que no sean muy altas. Una persona como yo (mido 1,74 metros) no va cómoda viajando ahí. La línea del techo cae bastante tendida y con 85 cm de distancia a la banqueta no se pueden hacer milagros. La solución que han tomado los diseñadores es la de recortar el techo lo máximo posible, hacer un gran portón de cristal y situar a los pasajeros justo debajo. Así que a las cuatro de la tarde en verano tendrás un bonito invernadero. Eso sí, de este modo consiguen ganar unos 4,5 cm de espacio.

Estoy seguro de que te sentirás mejor si te digo que el Hyundai Veloster tiene una excelente relación precio-equipamiento. Sí, los 22.490 euros que cuesta no es poco dinero (incluye una campaña promocional de 1.000 euros). Pero su equipamiento de serie es tan completo que la única opción disponible es la pintura metalizada (350 euros). Control de estabilidad, de crucero, climatizador, asistente de arrancada en rampa o el sistema de ayuda al aparcamiento son de serie. No pagarás ni un euro más ni por la llantas de aleación de 18 pulgadas.

Sin duda, un detalle, pero te acordarás de él cuando te toque cambiar los cuatro neumáticos. Si lo comparas con la competencia, su relación precio-equipamiento es muy buena: un Volkswagen Scirocco cuesta unos 2.000 euros más y sueña con tener de serie estos los dispositivos de confort. Pero donde no destaca de igual manera es en el comportamiento. Te lo matizo, no es que sea malo, te permite disfrutar al volante, pero no tiene la precisión y eficacia necesaria para dejarte con la boca abierta. En curvas lentas es demasiado subvirador, pierde más tracción de la deseada, la suspensión comprime de forma seca y rebotona.

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Hyundai Veloster Veloster

Acabados de Hyundai Veloster 2011 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Hyundai Veloster

Buscador de coches