Noticia

Así acelera el brutal Techart GTstreet R de 720 CV

Ignacio de Haro

29/04/2017 - 16:38

2,5 segundos. Eso es lo que necesita el brutal Techart GTstreet R de 720 CV para pasar de 0 a 100 km/h, la misma cifra que todo un Bugatti Chiron. Se trata de la preparación más salvaje que ofrece esta compañía alemana para el Porsche 911 Turbo S, un modelo que en su configuración de serie produce 580 CV.

Te interesa: Duelo tuning entre el Hamann M4 y el Techart 911

¿Quieres ver cómo acelera el brutal Techart GTstreet R de 720 CV? Aquí tienes un vídeo en el que ponen a prueba una y otra vez la salvaje capacidad de aceleración del Porsche 911 modificado más radical de Techart, una compañía que lleva ya 30 años preparando vehículos de Porsche. Se trata, en concreto, de la tercera generación del GTstreet R, pues este el modelo estrella de la gama de Techart ha estado construido sobre la base del 911 Turbo S de la generación 996, 997 y ahora, la actual, la 991.

Presentado por primera vez en el pasado Salón de Ginebra 2017, el Techart GTstreet R es una verdadera salvajada. Y no solo a nivel estético, que también, lo decimos principalmente por su espectacular rendimiento. El motor 3.8 de seis cilindros bóxer biturbo ha pasado de entregar 580 CV a producir 720 CV de potencia y unos todavía más impresionantes 950 Nm de par motor. Con semejante propulsor, tracción a las cuatro ruedas y un cambio PDK rapidísimo, puede pasar de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y de 0 a 200 km/h en 8,5 segundos. Si continúas acelerando a fondo, llegarás a 300 km/h en 23,3 segundos y poco después alcanzaras su velocidad punta, fijada en 340 km/h.

Una última cosa antes de que pases a ver las imágenes: si te fijas en el vídeo, verás que en un momento dado, tras salir a fondo, el conductor gira rápidamente la ruleta desde la que seleccionan los modos de conducción en los Porsche 911 más modernos. El motivo es que en función del modo elegido, el vehículo aumenta o disminuye el apoyo aerodinámico ajustando elementos como el alerón o el faldón delantero. De esta forma, para logar la mejor capacidad de tracción sale con el reglaje más extremo y una vez que ya está en marcha y no necesita tanto agarre, pasa a otro ajuste en el que la resistencia aerodinámica disminuye.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches