Noticia

Competición

Fórmula 1: el previo del Gran Premio de Singapur 2011

Carlos Flores

22/09/2011 - 11:58

El Campeonato del Mundo de Fórmula 1 2011 inicia su recta final con el Gran Premio de Singapur. La carrera nocturna de la ciudad-estado del sudeste asiático es la primera oportunidad para que Sebastian Vettel, gran dominador de la temporada, sentencie el título a su favor. Pero Fernando Alonso, que nunca se ha bajado del podio en Singapur, quiere aplazar las celebraciones del piloto alemán de Red Bull.

El Gran Premio de Singapur 2011 puede sentenciar el Campeonato del Mundo 2011 de Fórmula 1. La carrera nocturna de la ciudad-estado asiática es la primera oportunidad para que Sebastian Vettel se convierta en el bicampeón más joven de la historia. De lo que no hay duda es de que, sea o no este domingo, Vettel va a ser, de nuevo, campeón. Con una astronómica ventaja de 112 puntos sobre el primero de sus perseguidores, y solo 150 disponibles en la recta final de la temporada, el alemán podría darse el lujo de perderse alguna que otra carrera sin que nadie se le acercara de forma peligrosa para sus intereses.

Es más, la trayectoria de sus rivales a lo largo del Mundial de Fórmula 1 2011 ha sido cualquier cosa menos regular. Así que, aun en el inverosímil supuesto de que el alemán fuera abducido por los extraterrestres, lo más probable es que Fernando Alonso, Jenson Button, Mark Webber y Lewis Hamilton, como han venido haciendo este año, se repartirían los puntos como buenos colegas y ninguno de ellos sería capaz de superar al alemán. El único interrogante es, por tanto, cuándo podrá Vettel hacer que desaparezca el 'clavo ardiendo' al que se agarra su frustrada competencia, el de las matemáticas, y sentenciar esa inevitable segunda corona mundial. Por su estado de forma -y el de su monoplaza-, a nadie le extrañará que sea este fin de semana, en el espectacular marco nocturno de la cuarta edición del Gran Premio de Singapur.

Si lo logra, será la resolución más tempranera, en términos cronológicos, desde que Fernando Alonso lograra su primer título en el Gran Premio de Brasil de 2005, también un 25 de septiembre. Y, si se atiende al calendario del Mundial, desde que Michael Schumacher sentenciara su quinto entorchado en el Gran Premio de Francia de 2002, todavía a falta de seis carreras. Para que así sea, en el Gran Premio de Singapur Vettel necesita superar a Alonso en 13 puntos, a Button y Webber en ocho y evitar que Hamilton sume más que él. Lo que equivale a decir que, en el nada improbable caso de que Sebastian logre su novena victoria del año, necesita que Fernando no pase del cuarto puesto y que ni Button ni Webber vayan más allá del tercero. Lo que hiciera Lewis sería totalmente irrelevante.

Es una combinación relativamente complicada: dependería, en circunstancias normales, de que fuera Hamilton quien se hiciera con la segunda plaza y que, por primera vez en Singapur, Alonso no lograra subir al podio. Así pues, tal vez el joven alemán no pueda disfrutar de una celebración nocturna como la del pasado año (ya había caído el sol cuando cruzó la meta en Abu Dabi). Seguro que no le importará demasiado. De no ser este domingo, en solo dos semanas podrá rematar la faena en otro escenario menos cosmopolita, pero mucho más majestuoso: Suzuka, donde en los dos últimos grandes premios de Japón ha sido, sencillamente, imbatible.

 

Las claves del Gran Premio de Singapur 2011

-¿Sentenciará a la primera Vettel? Hace ya tiempo que el fenómeno alemán podría haber sacado la calculadora para administrar su ventaja. Nada de eso. Su voracidad parece no tener límite y, con ocho victorias ya en el bolsillo y  el título virtualmente asegurado, no sería de extrañar que tuviera en mente igualar el récord de 14 en una sola temporada, en posesión de Michael Schumacher desde 2004. El increíble adelantamiento a Fernando Alonso en el Gran Premio de Italia, en Monza, demostró a las claras que Vettel está dispuesto a asumir riesgos que no necesitaría con tal de seguir amasando triunfos. El de Singapur se le escapó por poco en 2010, algo que no estará dispuesto a que se repita. Como se ha explicado más arriba, la combinación necesaria para sentenciar el título presenta ciertas complicaciones, pero teniendo en cuenta que a Sebastian este año casi todo le ha salido bien, no resultaría raro que él y su equipo pudieran enfundarse las camisetas de la victoria que Red Bull tendrá preparadas en algún rincón de su box.

-Alonso busca la tercera victoria. “Siempre he acabado en el podio en las tres ediciones anteriores y mi objetivo es hacer cuatro de cuatro”, ha declarado el piloto de Ferrari. La escudería italiana no tendrá que enfrentarse en esta ocasión a los problemas que le causan los neumáticos medios y duros y el español confía en poder lograr la victoria que tan cerca tuvo en Mónaco, donde también se usaron los compuestos más blandos. “En Montecarlo estuvimos muy cerca de ganar; de no ser por la bandera roja al final, habría tenido una buena oportunidad para adelantar a Vettel y, aunque nunca se puede garantizar que las cosas vayan a ir igual, creo que podemos hacerlo bien siempre que logremos que todo funcione al cien por cien”.

-¿Qué McLaren prevalecerá? La escudería británica afronta el final de temporada con un planteamiento similar al de Ferrari: en busca de victorias parciales y, aunque sus esfuerzos estén ya más centrados en el monoplaza de 2012, sin descuidar el trabajo sobre el actual, pues están convencidos de que toda ganancia podrá ser aprovechada, dado que las reglas apenas cambiarán. En la pugna interna, Jenson Button ha tomado la delantera sobre un Lewis Hamilton que, en Italia, antepuso la prudencia a la fogosidad, sin duda influido por los errores que había cometido en carreras anteriores. Lewis se mueve entre la brillantez y el desastre. Es parte de su magia, y no sería la primera vez que responde con una actuación épica a otra desafortunada. En 2009, ganó con autoridad en Singapur; el año pasado, pagó caro su exceso de optimismo al intentar adelantar a Webber. ¿Qué versión de Hamilton se verá esta vez?

-¿Es real la mejoría de Mercedes y Renault? Los dos contendientes por el título no oficial de “el mejor de los demás”, por detrás de Red Bull, McLaren y Ferrari, habían entrado en una suerte de caída libre de la que se recuperaron algo en Bélgica e Italia. Pero ambos esperan con ansiedad el veredicto de Marina Bay para saber si su mejoría ha sido real o simplemente se debió a que sus respectivos monoplazas estaban bien adaptados a Spa y Monza, los dos últimos circuitos de alta velocidad del calendario. En Mercedes, además, hay otro punto de interés: Michael Schumacher, siempre por detrás de Nico Rosberg en la clasificación desde su regreso a las pistas, se ha situado muy cerca de su compañero gracias a sus dos quintos puestos en Bélgica e Italia.

-La buena racha de Jaime Alguersuari: “Con un monoplaza mejor, puedo estar para ganar el Mundial”, declaraba hace pocos días el piloto español de Toro Rosso con ocasión de la presentación de su primer disco. La posibilidad de conseguirlo sigue dependiendo de él y la mejor manera es prolongar la racha de buenos resultados que le ha llevado a puntuar en cinco de las últimas siete carreras, con la guinda del séptimo puesto en Monza. Hay que recordar que, el pasado año, Jaime ya destacó en el Gran Premio de Singapur al calificarse en undécimo lugar; por desgracia, problemas técnicos le obligaron a salir desde boxes, con lo que perdió una gran ocasión de puntuar.

-Prueba de resistencia: el Gran Premio de Singapur es uno de los más largos (solo en Malasia y Turquía la distancia es mayor) y duros, tanto para los pilotos como para los monoplazas. La duración de la carrera se acerca mucho a las dos horas del límite reglamentario y la combinación de altas temperaturas, elevadísima humedad y el poco descanso que encuentran los pilotos (que prácticamente están constantemente frenando y girando el volante) lo convierte en una auténtica maratón que pone a prueba la forma física. En cuanto al coche, los frenos sufren especialmente. No porque haya grandes frenadas desde altas velocidades, sino por la gran frecuencia de uso y la escasez de rectas que ayuden a refrigerarlos. Una consecuencia de esto es que los frenos al rojo vivo pueden hacer que los neumáticos se ‘cuezan’ desde dentro.

-La lotería del 'Safety Car': la probabilidad de que aparezca el coche de seguridad es bastante alta. En las tres ediciones anteriores, lo ha hecho en cinco ocasiones en total, con una media de 6,7 vueltas en pista por carrera. Ni que decir tiene que su eventual aparición puede producir un vuelco en cualquier momento y los equipos deberán ser muy flexibles en cuanto a su estrategia de carrera.

-La incógnita de la lluvia: como en años anteriores, el pronóstico del tiempo para todo el fin de semana es de alta posibilidad de tormentas. La cuestión es si, por primera vez, coincidirán con los momentos estelares, la calificación y la carrera. Hasta ahora, siempre ha llovido por la tarde y algunas sesiones han comenzado con la pista aún húmeda, pero según caía la noche esta se iba secando progresivamente. La visibilidad en caso de producirse algún chaparrón es la gran incógnita que aún encierra el Gran Premio de Singapur, y no faltan voces que apuntan a que, de producirse uno durante la carrera, no habría más remedio que sacar bandera roja.

Circuito Marina Bay del Gran Premio de Singapur

-Zona de activación del alerón trasero móvil en carrera: se ubicará en el tramo más rápido del circuito, el que conduce hacia la curva 7 (precisamente, el mejor punto para el adelantamiento). El punto de detección estará en la curva 4. Hay que recordar que, salvo en caso de lluvia, su uso está permitido a partir de la tercera vuelta después de la salida, o de la retirada del coche de seguridad, siempre que el piloto haya pasado a menos de un segundo del coche que le precede por el punto de detección.

-Compuestos de neumáticos: superblando (logos rojos) y blando (logos amarillos), una combinación que hasta ahora solo se había usado en Mónaco, Canadá y Hungría. El director deportivo de Pirelli, Paul Hembery, explica así la elección: “Singapur es una carrera única y realmente espectacular. Una nueva dimensión en el calendario del Mundial de Fórmula 1. Debido a esta naturaleza única, es difícil que los equipos logren los mejores reglajes y muy a menudo podemos ver muchas soluciones diferentes. Nuestros neumáticos tienen que trabajar a la perfección en un amplio rango de parámetros y éste es uno de los retos más importantes de la temporada para nosotros. Gran parte de la dificultad se debe al calor y gran parte a la humedad, lo que implica que nuestros neumáticos deberían comportarse  correctamente en su temperatura de trabajo habitual. Los neumáticos van a trabajar tanto como lo pilotos este fin de semana: muchos de ellos dicen que este trazado es incluso más exigente que Mónaco. Tal y como hemos visto en el pasado, particularmente en Canadá, la combinación de blandos y superblandos ofrece a los equipos una buena oportunidad de lograr una ventaja apreciable en cuanto a prestaciones. Las sesiones de entrenamientos libres serán cruciales aquí, para que los equipos comprueben el efecto de la combinación de cada compuesto con los reglajes y con la velocidad máxima. Además, los ingenieros y los técnicos de pista se enfrentan al problema contrario al habitual: la temperatura de pista tiende a descender drásticamente en lugar de elevarse durante cada sesión.”

Los mejores en el Gran Premio de Singapur 2011

Tres ediciones son pocas para marcar tendencias de dominio, pero sí han bastado para demostrar que Fernando Alonso se mueve como pez en el agua sobre el asfalto de Marina Bay. Ha subido al podio en las tres ediciones y, aunque es cierto que en 2008 se benefició de una maniobra antideportiva para ganar, no lo es menos que hasta que su coche se averió en la calificación sus tiempos habían estado a la altura de los mejores.

-Pilotos en activo que han ganado el Gran Premio de Singapur: Fernando Alonso, dos victorias (2008, 2010); Lewis Hamilton, una (2009).

-Equipos de la actual parrilla que han ganado el Gran Premio de Singapur: Renault, una victoria (2008); McLaren, una (2009); Ferrari, una (2010).

Los récords del circuito

-De la distancia: Lewis Hamilton (2009, McLaren), 1h:56:06.337 (159,845 km/h).

-De la pole: Felipe Massa (2008, Ferrari), 1:44.801 (174,055 km/h).

-De la vuelta rápida: Kimi Räikkönen (2008, Ferrari), 1:45.599 (172,740 km/h).

Momentos para el recuerdo del Gran Premio de Singapur

-2008: Fernando Alonso vuela en la calificación, pero una avería en la bomba de combustible le relega a la sexta fila de la parrilla. Sin embargo, acaba ganando después de que su compañero, Nelson Piquet, se estrelle deliberadamente para provocar la salida del coche de seguridad en el momento perfecto para la estrategia que Renault ha preparado para el español. El escándalo se destapará un año después y, aunque la escudería es duramente sancionada y sus máximos responsables son apartados de la competición, el triunfo de Alonso se mantiene.

-2009: Lewis Hamilton se hace con la segunda victoria de una temporada en general complicada para McLaren. Timo Glock es segundo para Toyota, resultado que no evitará la retirada de la marca japonesa de la Fórmula 1. Fernando Alonso acaba tercero y dedica el resultado a Flavio Briatore, que acababa de ser expulsado del deporte a consecuencia del ‘Piquetgate’.

-2010: nada empaña esta vez el triunfo de Fernando Alonso, que arrebata la pole a Sebastian Vettel y domina la carrera de principio a fin, resistiendo el incesante acoso del alemán en las últimas vueltas. Mientras, Lewis Hamilton suma un nuevo cero al de Monza al chocar con Mark Webber, un duro golpe a sus aspiraciones.

Horarios

Viernes 9: libres 1, 12.00; libres 2, 15.30

Sábado 10: libres 3, 13.00; calificación, 16.00.

Domingo 11: carrera, 14.00 (61 vueltas, 309,316 kilómetros).

Vídeo previo sobre el Gran Premio de Singapur 2011

Lecturas recomendadas

Buscador de coches