Comparativa

Coches 4x4

Comparativa: Dacia Duster vs SsangYong Tivoli

Versiones comparadas:

Luis Meyer

09/02/2016 - 12:35

Comparativa: Dacia Duster vs SsangYong Tivoli. El SsangYong Tivoli lo tiene todo para ser un SUV de moda: un diseño moderno, tracción integral y un precio ajustado. Lo enfrentamos a una de las opciones más baratas de su categoría.

En esta comparativa entre SsangYong Tivoli vs Dacia Duster, SsangYong se suma a la fiebre de los SUV más compactos, o lo que es lo mismo, la categoría de modelos como el Opel Mokka o el Skoda Yeti. Con su nuevo Tivoli, no solo libra la batalla de lograr un buen espacio en una carrocería corta y elevada: también la de lograr un precio ajustado. Lo enfrentamos, por tanto, a un rival que no se lo pondrá fácil a la hora de rascarse el bolsillo. 

Con su motor diésel de 115 CV, el coreano parte de los 19.000 euros, aunque hay una variante gasolina de 128 que aún se ajusta más y comienza e 15.900. Sin duda, es uno de los SUV pequeños más baratos que pueden encontrarse ahora en el mercado. Sin embargo, el Duster es imbatible en estas lides: el diésel de 110 CV parte de 15.080 euros, y aún puedes optar por un gasolina que apenas sobrepasa los 13.000. 

¡No te pierdas este SsangYong Tivoli de 7 plazas!

Para esta prueba, hemos tomado estas versiones diésel, ambos con tracción integral. En el caso del Tivoli, la variante más equipada (7.000 euros más), por lo que no extraña que vaya tan bien surtido: cuero, asientos climatizados y calefacción en el volante, llantas de 18 pulgadas y acceso sin llave. Solo echamos de menos más asistentes: faltan el asistente de carril, el de ángulo muerto y el de colisión. 

En el Duster tampoco encontraremos asistencias a la última. Y si comparamos su estética directamente con la del Tivoli, lo cierto es que este Dacia parece un todoterreno de la vieja escuela. Es más alto y más largo, y la postura de conducción más elevada. El interior también es más austerom y lo cierto es que por acabados, pero sobre todo por diseño, el Tivoli da la senación de "más coche".

Tivoli

Una sensación que se potencia al conducirlo. Los dos motores son ahorradores y tienen un buen par, pero sus respuestas no podría ser más dispares. Con el SsangYong Tovoli uno puede realizar largos trayectos con total comodidad. Su precisión en recta es total, y su dirección precisa absorbe muy bien el empuje de sus 300 Nm. Por desgracia, no puede decirse lo mismo de los cortos trayectos por ciudad: las inserciones de la primera y la segunda marcha so realmente aparatosas, y es que es aquí donde flaquea este coche: en los torpes recorridos de la palanca del cambio. 

La suspensión es algo seca, de manera que el confort se desvanece a marchas forzadas en cuanto el asfalto se vuelve irregular. Delante y detrás, el Tivoli ofrece un espacio desahogado, de modo que el mayor penalizado por sus reducidas medidas exteriores es el maletero: demasiado pequeño para cuatro ocupantes.

Para salir del asfalto, mejor el Duster

El Dacia Duster es muy diferente. Su dirección transmite la sensación de… Bueno, mejor dicho: no transmite absolutamente nada. Las suspensiones no filtran mal del todo, pero su largo recorrido juega en su contra en las curvas, en las que la carrocería acusa demasiados balanceos. Y los asientos, pequeños y demasiado blandos, no ayudan al confort general. Los ajustes del interior son buenos, pero hay demasiados plásticos duros y el diseño está bastante desfasado.

Dacia

Ofrece espacio suficiente para cuatro adultos, pero no irán muy cómodos cuando el asfalto se vuelve especialmente irregular, ya que la carrocería se agita demasiado. La primera y segunda marcha, pensando en las salidas fuera del asfalto, tienen una multiplicación muy corta. Por suerte, su generoso par le permite salir con mucho empuje en tercera. 

Y es que la primer relación apenas tiene utilidad en carretera, si bien en pista es una gran aliada para subir pendientes o salir de aprietos. Y sus 21 centímetros respecto al suelo lo convierten, hay que admitirlo, en un coche bastante eficaz fuera del asfalto. 

No se puede decir lo mismo del Tivoli: su tracción integral está más bien pensada para condiciones de poca adherencia en carretera. Si buscas un coche con estética SUV y no tienes pensado salir del asfalto, su chasis, más equilibrado, te hará decantarte por esta opción. Si lo tuyo es ir los fines de semana a hacer el cabra por pistas, mejor hazte con un Duster.

Por supuesto, hay más opciones en el mercado si quieres comprar un SUV a buen precio. Entra en nuestro recomendador: seguro que encuentras la tuya.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

SsangYong Tivoli Tivoli

Buscador de coches