Reportaje

¿Cómo funciona?

Tu Kia se conducirá solo en 2020 o casi

Vicente Cano

17/11/2015 - 11:09

Hasta ahora, la marca coreana no había dicho esta boca es mía en lo que conducción automatizada se refiere, pero ya tienen un ambicioso objetivo: que tu kia se conduzca solo en 2020. Este es el año que en Kia se han fijado para la incorporación a la gama de numerosos asistentes basados en esta tecnología.

Kia ha experimentado un cambio tan grande en los últimos 20 años que, al escuchar a la marca decir que tu Kia se conducirá solo en 2020 hay que creérselo a pesar de que, hasta ahora, los coreanos no habían dicho esta boca es mía en lo que a conducción autónoma se refiere. Desde luego, están dispuestos a ponerle remedio lo antes posible, tan pronto como para 2020 planean introducir asistentes basados en esta tecnología y, para 2030, habrá un Kia completamente automatizado disponible en el mercado.

No te pierdas: "El G7 quiere impulsar la conducción autónoma"

El camino hacia la conducción autónoma de Kia quedó marcado la semana pasada en un exclusivo evento al que AUTOBILD.ES acudió y en el que, además, pudimos probar el Kia Niro y hacer el primer test del Kia Optima Plug-in Hybrid. Ambos modelos no disponen de más que de un aviso de objeto en ángulo muerto, de mantenimiento de carril y un control de crucero adaptativo y llegarán al mercado en 2016. Es más que previsible que los coches que los sustituyan ya serán capaces de aparcar por sí mismos o conducirte a través de un atasco con la única ayuda de una dirección fijada en su navegador.

En la central de Hyundai-Kia tuve ocasión de comprobar el correcto funcionamiento de estos sistemas en un Kia Soul equipado con un traffic jam assist (asistente de atascos), que era capaz de seguir al coche precedente, acelerar o detenerse por completo cuando este lo hacía, con total seguridad, y manteniendo siempre una distancia de unos 20 metros. Este asistente funciona hasta una velocidad de 50 km/h, pero una vez en autopista, el prototipo del Soul también dispone de un módulo de conducción pilotada guiada por GPS y con la capacidad de adelantar al coche precedente hasta una velocidad de 120 km/h.

Kia tiene pensado invertir 1.800 millones de euros hasta 2018 en conducción autónoma con la que la marca debería disponer de su primer Sistema Avanzado de Asistencia al Conductor (ADAS de sus siglas en inglés). Según revelaba en uno de los talleres que seguimos Seoho Choi, manager general de Kia en I+D, “cada marca está desarrollando esta tecnología según su propia filosofía y nosotros hacemos lo mismo”. En Kia contemplan cinco estadios en la introducción de la conducción autónoma y ya se están preparando para saltar, entre 2017 y 2018, del segundo –en el que hay asistentes que solo avisan al conductor de eventos peligrosos- al tercero, en el que incorporarán los asistentes de conducción por autopista y en atasco en ciertos modelos.

En el cuarto, allá por 2020, habrá modelos de Kia que serán capaces de conducirse solos, por ejemplo, en entornos urbanos a velocidades de hasta 50 km/h. Más adelante, allá por 2030, llegarán los Kia completamente automatizados, pero antes la marca trabaja en la potencia de reconocimiento con los sensores ya existentes –no quieren incrementar el equipamiento ya existente en sus coches para no tener que subir los precios de adquisición-, así como en la capacidad de computación de las unidades electrónicas a bordo de sus modelos, que es la que estará encargada de juzgar qué hacer nada menos.

Hay otra de las tres patas de la conducción automatizada en la que Kia parece, como el resto de marcas, bastante más avanzada: los sistema de control. Para ello no tiene más que usar de otro modo algunos de los numerosos módulos existentes ya en coches que equipan asistente de mantenimiento de carril (LGS) o el control de crucero adaptativo avanzado (ASCC). En lo que a las investigaciones se refiere y dado que en Corea no está permitido por ley que circulen prototipos de conducción autónoma (apenas esta semana se ha aprobado la conducción autónoma en España con prototipos), los coreanos están trabajando con VDA, que está construyendo en EEUU un gigantesco centro de pruebas para esta clase de vehículos.

Los coreanos están locos por la tecnología, así que tanto para el Kia Soul que aparca solo como para futuros coches autónomos, Kia está pensando en una serie de útiles interfaces. Así, el problema del aparcamiento se resolverá de modo plenamente automatizado (como prevé Volkswagen con su sistema V-Charge) y todo podrá gestionarse a través de un reloj inteligente tipo i-Watch. También se han mostrado durante el evento los primeros pasos de un asistente de conducción pilotada por medio de proyecciones en el parabrisas por medio de un display HUD.

Además, también están preocupados –y mucho- por la seguridad de los coches autónomos ante la obvia pesadilla de que pudieran ser víctimas de un hacker informático. Para ello están creando ahora una nueva plataforma, que integrará todos los sensores y módulos de comunicación autónoma con un nuevo sistema de control repleto de cortafuegos por todas partes con el único objetivo de evitar que alguien controle tu coche autónomo algún día. En todo caso, Kia cree que para que la conducción automatizada sea una realidad, tendrán que darse decididos pasos en el desarrollo y mejora de la inteligencia artificial.

Lecturas recomendadas

Todo sobre KIA

KIA

KIA

KIA

Modelos de KIA más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches