Skip to main content

Reportaje

Motor

La increíble historia del Rolls-Royce Twenty, con motivo de su centenario

La increíble historia del Rolls-Royce Twenty

The Rolls-Royce Enthusiasts’ Club (RREC)

  • Rolls-Royce Motor Cars celebra el 100 aniversario del legendario 20 HP, o 'Twenty' el 6 de octubre de 2022.
  • Supuso un gran salto tecnológico, porque estableció la plantilla para los motores y automóviles de Rolls-Royce para las siguientes tres décadas.
  • Fue el primer Rolls-Royce diseñado como un automóvil con conductor propietario y un antepasado directo de la cartera de productos actual.

 

Rolls-Royce es la marca que más y mejor representa el lujo sobre ruedas y llegar a ese punto no ha sido por casualidad. Modelos como el Phantom o el Ghost tienen ahora más nombre, pero no hubieran llegado a ser lo que son sin el Rolls-Royce Twenty, un modelo que sentó las bases de la marca británica. Te contamos su increíble historia, con motivo de su centenario.

Te lo contamos justo hoy, que es 6 de octubre, porque fue un 6 de octubre de 1922 el día en que nació este elegante Rolls-Royce 20 HP.

Diseñado por Sir Henry Royce, se encuentra entre los modelos más importantes e influyentes jamás producidos por la marca y se considera el primer Rolls-Royce diseñado específicamente para el propietario-conductor, en lugar de para un uso predominantemente con chofer.

Es un antepasado directo de los actuales Ghost, Wraith, Dawn y Cullinan fue el modelo que estableció la plantilla mecánica para las generaciones de Rolls-Royce que le siguieron.

 
La increíble historia del Rolls-Royce Twenty, con motivo de su centenario
Rolls-Royce 20 HP (51S6) de 1923

The Rolls-Royce Enthusiasts’ Club (RREC)

En 1920, Royce uso sus habilidades de ingeniería diseñando motores aeronáuticos para la Primera Guerra Mundial y pasó a fabricar un automóvil pequeño

Esta decisión se basó tanto en la necesidad de asumir el exceso de oferta restante en la fábrica de Derby, como de crear un coche que se adaptara mejor a las necesidades de posguerra de los clientes que el Rolls-Roye 40/50 HP, más conocido como Silver Ghost.

El Silver Ghost, gracias a la fuerza de su motor casi silencioso, su fiabilidad impecable y sus grandes hazañas de resistencia, se ganó el título, al que la marca nunca ha renunciado desde entonces, de 'el mejor automóvil del mundo'. Pero requería de chófer y tras la guerra no todo el mundo se lo podía permitir.

Royce entendió que, a pesar de sus circunstancias difíciles de postguerra, los propietarios estaban acostumbrados a los estándares de excelencia de Rolls-Royce y no esperarían menos de un nuevo modelo, independientemente de su tamaño y especificaciones. 

La increíble historia del Rolls-Royce Twenty, con motivo de su centenario
Rolls-Royce 20 HP (GRK50) de 1924

The Rolls-Royce Enthusiasts’ Club (RREC)

Por lo tanto, dijo del 'Twenty' que "bajo ninguna circunstancia se disminuirían los estándares de excelencia mantenidos en sus productos". Así, como te contamos, el 6 de octubre de 1922, Rolls-Royce presentó su nuevo automóvil "pequeño pero potente". 

Es importante que conozcas también la historia que hay tras la foto que abre este contenido, en la que aparece un Rolls-Royce 20 HP (4-G-II) ocupado por el propio Sir Henry Royce, que viaja junto a CL Jenner, en la parte exterior trasera, y AG Elliot, al volante, ambos eran diseñadores.

Esta era una unidad experimental de preproducción que fue utilizado por Henry Royce en su casa en West Wittering y en Le Canadel. Inicialmente estaba pintado en gris, aunque pronto se volvió a pintar en color 'ámbar quemado'. Royce usó el automóvil hasta mayo de 1925, cuando se modificó según las últimas especificaciones de producción y se preparó para la venta. 

El Rolls-Royce 20 HP estaba equipado con un motor de seis cilindros en línea de 3,1 litros de cilindrada, es decir, tenía menos de la mitad del tamaño que los 7,5 litros del Silver Ghost. Una mecánica que fue utilizada como base para los motores Rolls-Royce durante los siguientes 30 años.

Además, el nuevo modelo  pesaba alrededor de un 30 % menos que su hermano mayor. Esto, combinado con otros avances técnicos supuso que la diferencia de prestaciones entre ellos no fuera tan amplia.

De hecho, enseguida el nuevo 20 HP, o simplemente el 'Twenty', fue reconocido como un gran avance técnico. La ligereza de sus mandos y el rendimiento de sus sistemas de dirección, frenos y suspensión hicieron que el Silver Ghost, aunque todavía superior a sus competidores directos, pareciera bastante anticuado en comparación.

Estas cualidades también establecieron rápidamente al 'Twenty' como un firme favorito tanto entre los devotos establecidos de Rolls-Royce como entre aquellos nuevos clientes a los que no les atraía un automóvil más grande con un diseño envejecido, especialmente donde el precio de compra y los costos continuos de operación eran consideraciones importantes.

La increíble historia del Rolls-Royce Twenty, con motivo de su centenario
Rolls-Royce 20 HP (GYL16) de 1928

The Rolls-Royce Enthusiasts’ Club (RREC)

Los propietarios estaban felices con su nuevo modelo. En cartas a la prensa automovilística de la época uno lo elogió como "una pieza de ingeniería que enamora", mientras que otro declaró: "Nunca he conducido nada tan cómodo". 

La propia marca lo anunciaba con este eslogan "todo lo que un automovilista puede desear... conducir con un alto grado de refinamiento y su simplicidad de construcción hará las delicias del conductor". 

Y una última anécdota que Rolls-Royce ha desvelado es la carta que un propietario satisfecho les escribió desde Francia: "Conduje mi 20 HP hasta aquí desde Liverpool y estoy muy satisfecho con el funcionamiento del motor, sin tener que cambiar de marcha entre Liverpool y Versalles".

Como todos los modelos de Rolls-Royce de la época, el 'Twenty' se fabricó como un "rolling chasis", sobre el que los propietarios encargaban una carrocería a medida a un carrocero independiente. Royce tenía la intención de que fuera principalmente un automóvil con conductor propietario y esperaba que los carroceros mantuvieran el tamaño y el peso de sus creaciones lo más bajo posible.

Sin embargo, no logró cambiar los hábitos de toda la vida entre algunos clientes. Muchos propietarios de 'Twenty' persistieron en especificar su estilo preferido de carrocería sólida y formal que era mucho más pesada de lo requerido y producía una mayor resistencia al viento, para comprensible irritación de Royce.

Siempre pragmático, Royce sabía que solo había una manera de mejorar la relación peso-rendimiento. Por eso, en 1929, el 'Twenty' fue reemplazado por el 20/25 HP, propulsado por un motor de mayor cilindrada. 

La increíble historia del Rolls-Royce Twenty, con motivo de su centenario
Rolls-Royce 20 HP (GV04) de 1929

The Rolls-Royce Enthusiasts’ Club (RREC)

No obstante, esto no resolvió el problema y en 1935 Royce produjo el 25/30 HP con un motor de 4,25 litros. La era de los coches "pequeños pero potentes"  llegó a su fin con el Wraith en 1938. 

Hasta 1929, fecha en la que dejó de producirse, se construyeron 2.940 unidades del Rolls-Royce Twenty. Y es un modelo que por su cracter disrruptor ha marcado para siempre la ideosincrasia de la marca británica.

Se podría decir que hay paralelismos hasta con el nuevo vehículo eléctrico de la marca, el Rolls-Royce Spectre. Ambos demuestran la voluntad y la capacidad de la marca para responder a un mundo cambiante, en el que los clientes tienen nuevas necesidades y las viejas normas ya no se aplican. 

Cada uno representa un cambio radical en la tecnología que dará forma a la familia de productos Rolls-Royce en las próximas décadas. Sobre todo, encarnan el dicho más famoso de Sir Henry Royce: “Toma lo mejor que existe y hazlo mejor”.

Y además