Skip to main content

Reportaje

Los mejores coches para autónomos

coches para autónomos Skoda Rapid

Por cuenta propia.

En la realidad laboral española actual, cada vez son más los trabajadores que se ven obligados (u optan, aunque esto es menos común) a darse de alta como autónomos. En los últimos años la cifra no ha dejado de crecer, superando ya los 3,2 millones, por lo que suponen un grupo importante con unas necesidades específicas en materia de vehículos y transporte. Estos son los mejores coches para autónomos.

Hay que tener en cuenta que para ellos el coche no es solo un mero medio para ir al trabajo, en muchos casos es su propia oficina, pasan una cantidad indecente de horas en él y directamente hacen al gran mayoría de sus tareas desde él. Es por eso que hay ciertas características que importan más que otras en su elección.

Los impuestos que te puedes saltar si eres autónomo y te compras un coche

Así, para transportistas y profesionales que hagan muchos kilómetros se antoja clave una mecánica que además de ser frugal, sea fiable y no de problemas, ya no por la reparación, sino porque estar parado es algo que el autónomo no puede permitirse. Dado el tiempo que se pasa subido al mismo, también se valora mucho el confort que pueda proveer. Y, como último rasgo, el hecho de hacer del vehículo una oficina hace que sea muy importante un sistema multimedia con buen nivel y con soluciones de conectividad que permitan hacer llamadas, enviar e-mails por voz, realizar conferencias, etc. incluso mientras que se está al volante.

Las marcas son conscientes de la importancia de este grupo, motivo por lo que gran parte de ellas tienen un apartado dedicado a empresas y autónomos, haciendo especial hincapié en flotas y vehículos únicos ofrecidos en programas de renting. Esta modalidad es bastante interesante ya que a las ventajas como poder cambiar de coche o despreocuparse por averías y demás, se une que en el caso de los autónomos las ofertas y condiciones tienden a ser todavía mejores.

Sea en dicho régimen o en compra propiamente dicha, estos son los mejores coches para autónomos:

Skoda Rapid

El Skoda Rapid (también valdría el Seat Toledo) es el perfecto ejemplo de berlina low-cost sin muchas aspiraciones, pero con una gama de motores fiables y de bajo consumo, que le convierten en uno de los modelos favoritos de los taxistas. Está disponible con bloques de gasolina y diésel de entre 90 y 115 CV, bastante eficientes, aunque son los de gasóleo (a pesar de su punto de partida más caro) los más populares debido al precio más bajo del combustible.

Nissan Leaf

coches para autónomos Nissan Leaf

Plantearse la adquisición de un eléctrico es todavía una utopía si se tienen que hacer muchos viajes largos, pero si en el trabajo solo se realizan trayectos cortos en el núcleo de una ciudad, la situación es diametralmente opuesta: el gasto de combustible es nulo, el coste de uso es mucho más barato por el precio de la electricidad, no existen restricciones de acceso a los cascos urbanos y, además, el estacionamiento es gratis. El nuevo Nissan Leaf aporta todo eso, bastante espacio interior, un diseño mucho más acertado, 150 CV de potencia y una autonomía real de entre 250 y 300 kilómetros.

Peugeot Traveller

coches para autónomos Peugeot Traveller

Perfecto para quienes se dediquen al transporte de personas, sobre todo para grupos más grandes de lo habitual. Se puede elegir en configuraciones de 5, 7 u 8 plazas; y además cuenta con una variante de mayor calidad, la Business, que cuenta con mejores acabados, puede transportar hasta a 9 personas y hasta es posible optar por el formato ‘Sala VIP’ que enfrenta las plazas traseras, dando lugar a un espacio que se puede utilizar como sala de reuniones.

Toyota Hilux

coches para autónomos Toyota Hilux

El segmento de las pick-up no ha sido tradicionalmente muy popular en España, pero en los últimos años se ha experimentado una tendencia al alza. Cada vez son más los fabricantes que se animan a lanzar modelos, algo perfecto para aquellos que trabajen en el campo o necesiten un vehículo resistente de carga y descarga. Elegimos el Toyota Hilux por ser uno de los veteranos, aunque hay muchas opciones nuevas como el Ford Ranger o el Mercedes Clase X. El nipón se ofrece con tres tipos de carrocería, hasta 3.500 kilos de capacidad de remolque, tracción integral con reductora y un único motor diésel de 150 CV.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas