Toyota Care

Los impuestos que te puedes 'saltar' si eres autónomo y compras un coche

11/24/2017 - 19:00

A veces el no saber nos hace perder beneficios. Si eres trabajador por cuenta propia te interesa saber que hay impuestos derivados de la compra y uso de un coche de los que te puedes librar.

Da igual que seas autónomo del sector de la construcción, comercial o administrativo. Si trabajas por cuenta propia, te dediques a lo que te dediques, no te quedará más remedio que hacer un máster acelerado en finanzas y gestión de empresas. Por dos razones: primero, porque Hacienda no tiene piedad y si metes la pata acata a rajatabla aquello de que "el desconocimiento de la Ley no exime de su cumplimiento", y segundo, porque quizá te estés perdiendo beneficios interesantes.

En lo que a la compra y disfrute de un coche se refiere los trabajadores autónomos disfrutan de una serie de ventajas que los empleados por cuenta ajena no tienen. Vamos a repasar los más importantes.

Lo primero que hay que aclarar es el concepto de gasto fiscalmente deducible. La Agencia Tributaria establece tres criterios: 

  • debe estar vinculados a la actividad económica que realiza el autónomo
  • debe estar justificado con documentos oficiales
  • debe estar registrado en la contabilidad del autónomo

En el caso de los coches, la clave está en el primer punto.

IVA: puedes deducir hasta el 50%

Hacienda permite deducir hasta el 50% del IVA aplicado a la compra del automóvil. No alcanza el 100% porque considera que el coche no se va a utilizar de forma exclusiva para fines laborales y que el autónomo también lo usará en su tiempo libre.

Plan PIVE 9: Cuatro razones por las que debería haber uno
Plan PIVE 9: Cuatro razones por las que debería haber uno

Ahora bien, para deducir el 50% del Impuesto sobre el Valor Añadido es imprescindible que acredites que lo vas a utilizar para el desempeño de tu actividad económica. ¿Cómo? Con listados de clientes que vivan en diferentes poblaciones, control de visitas, presupuestos aceptados en los que se incluya que hay un desplazamiento... todo lo que te sirva para demostrar que para hacer tu trabajo tienes que moverte en coche.

Los taxistas, dueños de autoescuelas y otros profesionales relacionados con el transporte la deducción del IVA sí será del cien por cien.

Hacienda contempla los siguientes casos en los que sí se puede desgravar el IVA completo:

    •  vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías
    •  vehículos utilizados en la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación
    •  vehículos que prestan servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación
    •  vehículos utilizados para la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o promoción de ventas
    •  turismos utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales
    •  vehículos empleados en servicios de vigilancia y seguridad

Esto se aplica tanto al IVA de la compra como de los gastos de reparaciones, seguro, mantenimiento...

IRPF: todo o nada

Aquí no hay medias tintas. Si eres profesional del transporte podrás deducir el total del IRPF, pero si la Agencia Tributaria considera que también lo usas de forma particular aunque sea esporádicamente no podrás desgravarte nada de esta tasa.

Al igual que sucede con el IVA, esta premisa se aplica a los gastos derivados del mantenimiento.

Impuesto de Circulación 2017: todo lo que debes saber
Impuesto de Circulación 2017: todo lo que debes saber

¿Tienes dudas? Pregunta a Toyota Business Plus

Volvemos al principio de este artículo. Justo a la línea en la que decíamos que si eres trabajador por cuenta propia más te vale hacer un máster en administración. Llegamos aquí y rebobinamos para añadir que todo será mucho más fácil si el coche que has elegido es un Toyota.

La marca japonesa cuenta con un nutrido equipo de profesionales reunidos para el paraguas de Toyota Business Plus. Hay centros de asesoramiento repartidos por toda la geografía española (en el mapa tienes todos los puntos). Ellos son expertos en ventas a profesionales y te indicarán las mejores opciones para sacar el máximo partido a tu condición de autónomo.

Mapa Toyota Business

Toyota ofrece servicios de compra especialmente pensados para empresas. Son estos:

  • Toyota Credit. A través de este producto financiero, puedes fraccionar el coste de tu vehículo, en cómodas cuotas, incluyendo accesorios y ampliación de garantía de la marca si así lo desea. Además podrás elegir si dar o no entrada, y decidir el plazo en el que deseas pagar tu vehículo, desde uno hasta 7 años.
  • Toyota Renting Plus. Es un servicio de alquiler a largo plazo (de uno a cinco años). Entre otras ventajas incluye gestión de impuestos de matriculación y circulación, servicio de mantenimiento integral y reparaciones, seguro a todo riesgo con amplias coberturas, asistencia en viaje, vehículo de sustitución para cada inmovilización por estancias en taller (opcional) y asesor personal para la gestión de su vehículo. 
  • Toyota Leasing Plus. Esta opción es interesante para los empresarios porque evita la inmovilización de capital propio. Además, tiene un tratamiento fiscal ventajoso en el Impuesto de Sociedades e IRPF, pudiendo amortizar su Toyota de forma acelerada.

Toyota ofrece a todos sus clientes el servicio Toyota Care. Ya te hablamos de él en Espacio Toyota (en este enlace tienes toda la información), pero como resumen te diré que es un servicio que puedes contratar al mismo tiempo que cierras la compra de tu Toyota y que deja en manos de expertos todo el papeleo, tanto en el momento de cerrar la transacción como en el tiempo que convivas con tu coche.

 

Más de Espacio Toyota