Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba del Volkswagen T-Cross cabrio, ¿tiene sentido comprarlo?

VW T-Roc Cabrio
Nota

9

Un SUV descapotable no parece ser la opción más sensata. ¿O sí? 

Probamos la versión 1.5 TSI de 150 CV del VW T-Roc Cabrio y te contamos por qué tiene sentido comprarlo.

En su día, el Range Rover Evoque fue el primer descapotable. Muchos no lo entendieron, pero el caso es que molaba y tuvo su clientela. Ahora ya no está a la venta y Volkswagen ha cubierto ese vacío con este T-Roc Cabrio, un coche que, te lo aseguro, roba muchas miradas.

Hay quien opina que últimamente todos los modelos de VW parecen iguales, pero seguro que no piensan lo mismo de este modelo, que es como un soplo de aire fresco para la marca de Wolfsburgo. 

De 0 a 100 km/h en 9,4 segundos

La unidad que hemos probado está equipada con el motor 1.5 TSI de 150 CV y cambio DSG de siete velocidades, aunque en la gama hay también disponible un modelo de acceso a la gama con motor 1.0 de 100 CV, que no te recomiendo por consumir casi lo mismo y por su peores prestaciones.

Eso sí, cuesta sólo 32.470 euros. Este de 150 CV pasa de 0 a 100 en 9,4 segundos, pero lo que más destaco es que desde muy abajo se muestra realmente enérgico, gracias a sus 250 Nm de par desde 1.500 rpm.

VW T-Roc cabrio

La capota se abre y cierra en marcha hasta 30 km/h en solo 9 segundos; casi todo el tiempo las turbulencias en el habitáculo son mínimas si usas el deflector de aire. Eso sí, en este caso se inutilizan las plazas traseras. 

El acceso a la segunda fila no es precisamente cómodo, pese a que los asientos se desplazan para facilitarlo.

Otra cosa que no me ha gustado es su maletero: no solo ofrece poca capacidad, sino una boca de carga estrecha que complica llenarlo, pero si quieres un techo automático que se pliegue tan rápido como este no puedes exigir gran capacidad de carga.

7,7 litros/100 km

Respecto a su comportamiento, aunque hay ciertas diferencias con la versión carrozada, porque este pesa 91 kg más y es algo menos rígido, la verdad es que no son importantes y puedes rodar por todo tipo de terrenos a ritmo vivo y te llevarás más alegrías que decepciones, especialmente si lo equipas con la suspensión adaptativa DCC (1.030 euros). 

El consumo tampoco te estropeará la fiesta: en este test ha gastado 7,7 litros de media.

VW T-Roc cabrio

En cuanto al equipamiento, esta versión R Line que yo he probado viene con casi todo: Digital Cockpit de 10,25", navegador de 8" (Discover Pro de 9,2", 1.705 euros) y Android Auto o Apple CarPlay inalámbrico. 

Al margen de esto, te recomendaría el Paquete Confort (1.410 euros), porque incluye control por voz, volante calefactable y acceso sin llave.

Conclusión

No es un coche perfecto, pero sigue un camino propio y es único en su especie, por eso le doy muy buena nota.

Hoy en día cuesta distinguirse y con el T-Roc Cabrio, desde luego, lo lograrías. 

Está bien equipado, es molón, no gasta demasiado y es ágil. 

Conclusión

Lo mejor

Gran empuje, buenas prestaciones y consumo bastante razonable para su potencia. Mecánica polivalente y recomendable.

Lo peor

Convence más por su concepto y su diseño que por su amplitud. Delante está bien, detrás el hueco es escaso y el maletero también.

Ver otros acabados de Volkswagen T-Roc
  • Precio

    32.890

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.498 cc

  • Par motor

    250 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    150 cv /5.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    445 L / 1.290 L

  • Aceleración 0-100

    8,6 s

  • Velocidad máxima

    205 km/h

  • Consumo oficial

    6.2 l/100km

  • Garantía

    -

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Y además