Skip to main content

Noticia

Prueba Toyota Yaris GRMN, entre el WRC y el modelo de serie

Toyota Yaris GRMN
La gran pega es que es una edición limitada a 600 unidades y ya están todas vendidas.

En esta prueba del Toyota Yaris GRMN no solo te vamos a descubrir lo que significan esas siglas, sino que te contamos lo bien que saben hacer las cosas en el departamento de competición de Toyota.
Lo primero es lo primero: GRMN significa  Gazoo Racing Masters of the Nürburgring. Gazoo racing, por cierto, es el departamento de competición de la marca japonesa. Es decir, que Toyota en lugar de ir de humilde, no duda en decir que son directamente los maestros. Y eso que no ha marcado ningún récord en el Nordschleife. Veremos si es tan bueno como lo pintan...

 

Vídeo: descubre las principales características del Toyota Yaris GRMN

 

Detalles de diseño específicos del Toyota Yaris GRMN

Por fuera, como puedes comprobar, en las fotos de esta prueba del Yaris GRMN se basa en el Yaris de tres puertas y va decorado con los mismos colores del equipo Toyota WRC y sustituye los cromados del Yaris de serie por decorados en negro brillante, entre los que destacan la parrilla de nido de abeja y los contornos de las luces antiniebla. En el lateral destaca el logotipo GRMN, en el techo la antena tipo aleta de tiburón, en color negro, igual que el techo y los retrovisores. Y en la zaga llaman la atención el alerón de techo y el espectacular difusor con el escape situado en el centro. Ni uno ni otro son meros fuegos de artificio, sino que han sido desarrollados basándose en toda la experiencia de Toyota en competición. El sonido del escape es de los de otra época, nada de cajas de resonancia y trucos. Aquí, aceleras y sube de vueltas y ruge como una fiera.

Mecánica del Toyota Yaris GRMN

El motor es un cuatro cilindros Dual VVT-i de 1,8 litros con compresor (Magnus Eaton) y está apoyado por un intercooler refrigerado por agua. Rinde 212 CV y su cifra de par máximo es de 250 Nm. En la primera parte del cuentavueltas se muestra enérgico y gana potencia de forma progresiva, pero no sabrás de lo que es capaz hasta que superes las 6.000 rpm. Es justo ahí, cuando va al límite, cuando grita y te catapulta hacia adelante como los mejores coches de carreras, es decir, que es un propulsor realmente puntiagudo. De hecho, la potencia máxima la da a 6.800 rpm.
Como dato curioso, debes saber que, aunque lo fabrica Toyota en la fábrica de motores de Gales, es el mismo propulsor que monta el Lotus Elise, pero se ha creado una admisión y una línea de escape específicas.

 

Toyota Yaris GRMN

 

No te pierdas: comparativa entre Lotus Elise, Alfa 4C y Toyota GT86


Va unido a una caja de cambios manual de seis velocidades que lleva acoplado un diferencial autoblocante mecánico tipo Torsen. Este elemento, sin duda, es uno de los que marcan el comportamiento del GRMN, ya que te ayuda a meter el morro en las curvas y que apenas exista subviraje, algo que es casi inherente a los tracciones delantera.

 

Prestaciones del Toyota Yaris GRMN

Si te estás preguntando por la aceleración de 0 a 100 km/h, es realmente muy buena, ya que necesita solo 6,4 segundos y la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 230 km/h. El consumo medio oficial es de 7,5 litros, aunque en la ruta de pruebas el ordenador de viaje marcaba unos 8,5 litros. 

Es un coche que va duro de suspensión y que tiene una gran rigidez, ya que se ha montado una barra de refuerzo de torretas, así como una estabilizadora de mayor diámetro. Además, cuenta con componentes de carreras, como los amortiguadores, que están desarrollados por Sachs y reducen la altura de los amortiguadores en 30 milímetros respecto a un Yaris normal (aunque la altura total del coche solo se rebaja en 24 mm).
Los frenos cuentan con discos de 275 mm y pinzas de cuatro pistones fabricadas por ADVICS. Las llantas son BBS y los neumáticos, unos Bridgeston Potenza RE050 en medidas 205/45 R 17. Este conjunto de goma y llanta reduce en 2 kilos el peso de cada rueda y eso supone una importante mejora del comportamiento, ya que reducir la masa precisamente en esta parte, con las fuerzas que se generan en cada giro resulta vital.

 

Toyota Yaris GRMN

 

Comportamiento en la prueba del Toyota Yaris GRMN


El Yaris más deportivo es un tracción delantera, pero como decía antes, su respuesta no es nada subviradora gracias a la acción del autoblocante mecánico. No obstante, este no actúa de manera brusca.
Cuando te pones al volante no lo notas especialmente insufrible para el día a día, pero al pasar por una banda sonora o bache sí te das cuenta de que la suspensión ha sido puesta a punto para ofrecer una mayor firmeza y, por tanto, el confort no es lo suyo. Se pega al asfalto como una lapa, aunque tengo que decir que durante la prueba en circuito estaba equipado con unos Bridgestone Potenza semislick que ayudaban sobremanera...
La dirección reacciona de manera rápida y ayuda a llevar el coche justo por donde le pides y el cambio manual de seis velocidades tiene el escalonamiento apropiado y el tacto durito que se espera de un coche así.
Aunque, desde mi punto de vista, un elemento que condiciona el comportamiento del Yaris GRMN es el peso. Con solo 1.135 kilos, logra una relación de peso/potencia de 5,3 CV/litro.

 

Así es el habitáculo del Toyota Yaris GRMN

Toyota Yaris GRMN


El interior no es que sea el colmo de la deportividad, pero tiene detalles racing como el anillo que marca la parte central del volante, el botón de arranque con el logo GRMN, las inserciones de aluminio y, por su puesto, los asientos tipo bacquet denominados Toyota Boshoku, forrados en Alcantara. Y un detalle que no se aprecia es que el volante ha reducido su diámetro, con lo que la sensación de precisión de dirección se ve mejorada solo con esto. Y por si quieres presumir con tus amigos, apréndete esto: es el mismo que monta el Toyota GT86.

El Toyota Yaris GRMN es una edición limitada a 600 unidades de las cuales 400 vendrán a Europa y 200 a Japón. No obstante, si no has ordenado el tuyo, ya es tarde, porque ya se han agotado. En el mes de julio se abrió una web específica para quien pudiera estar interesado y tras completar el cupo (en solo 72 horas) los clientes pudieron conocer el coche de cerca en distintos eventos en Silverstone, Monza y Nürburgring y ratificar su interés. En España, concretamente, se han ordenado 5 unidades.
Aunque no deja de ser algo ya de poca importancia, pues se han vendido todas las unidades disponibles, el Yaris GRMN tiene un precio de 29.900 euros.
La fabricación de este modelo recae en Toyota Motor Manufacturing France (TMMF), y la realizan en la planta de Valenciennes (Francia), de donde saldrán no solo las 400 unidades para el mercado europeo sino también las 200 para Japón, donde se comercializará como Toyota Vitz GRMN
Para finalizar, solo falta decir que el Toyota Yaris GRMN número 1 será subastado para fines benéficos.
 

Todo sobre Toyota

Acabados de Toyota Yaris 3P 2017 más populares:

La valoración de Auto Bild

7,5

Todo sobre Toyota Yaris

Y además