Skip to main content

Prueba

Prueba Subaru Levorg, la berlina diferente

Prueba del Subaru Levorg
Nota

8

Es distinto, ¿es mejor?

Prueba del Suabru Levorg 1.6 170 CV, una berlina, sobre todo, diferente, Subaru, esa marca japonesa que construye unos vehículos de calidad sobresaliente, pero que, por H o por B, no tiene la repercusión en unidades vendidas en nuestro país que debería. Y, además, dentro de la gama, quizá el Levorg, nuestro protagonista, sea el menos conocido. Forester, Outback o el XV se llevan la fama... el de estas páginas se puede decir que carda la lana. 

Prueba del Subaru Levorg


Y es que es un familiar que rezuma calidad por los cuatro costados y que tiene un equipamiento de serie que ni en sueños encontrarás en algunos de sus selectos rivales como un Skoda Octavia Combi u otros más premium todavía, como un BMW Serie 3 Touring. Y puedes corroborarlo en la ficha de equipamiento de las siguientes páginas. Este acabado, Executive Plus, no tiene opciones posibles, así que tendrás que conformarte con lo que trae de fábrica. Aunque, como te digo, es más que suficiente. No te faltarán elementos como las cámaras delantera y trasera para ayudarte en el aparcamiento, asientos delanteros calefactables (ahora se agradecen mucho), control de crucero adaptativo, entrada y arranque sin conectar la llave o un sistema de infotainment de lo más completo, en el que además de navegador cuentas con una pantalla ahora más grande y que incrementa su tamaño respecto a su predecesor de 4,3 a 5,9 pulgadas. 

Prueba del Subaru Levorg

Con asientos de cuero y mucho confort

Me acomodo en sus asientos delanteros de cuero y noto lo bien que me sujetan los riñones, sensación que se acentúa y que agradezco más cuando afronto algún viraje. Detrás, los pasajeros tienen espacio de sobra, aunque el del centro no tanto debido a la intrusión del túnel de transmisión. Tendrá que separar las piernas y meter una en cada hueco de sus acompañantes. Además, no tiene asiento como tal, así que con cinco ocupantes, mejor trayectos no muy largos. En compensación, los respaldos son regulables en inclinación. La banqueta no lo es longitudinalmente, pero no creo que le haga falta. Hay mucho espacio para las piernas y también para todo el equipaje, porque el maletero es otra zona a destacar, debido a su amplitud, a su versatilidad y a sus líneas rectas. Y desde él puedes abatir los asientos traseros. Muy cómodo.


Pulso el botón de arranque para probar el Subaru Levorg y me asalta una duda... ¿he arrancado? Sí, el motor está en marcha, pero este cuatro cilindros bóxer es tan silencioso y emite tan pocas vibraciones que asombra. En parado... y en marcha, no parece que tenga turbo (y te aseguro que lo tiene), por su progresiva, lineal y suave respuesta al acelerador. Aún así el 1.6 con 170 CV responde muy bien, sobre todo si aprietas el botón S del volante y cambias su mapa. El acelerador se vuelve más reactivo, tanto que se convierte en uno de los más sensibles a los movimientos del pie de cuantos haya probado, ya muchos...

¿Y cómo funciona su cambio automático CVT?


La caja de cambios Lineartronic es de tipo variador continuo, pero su funcionamiento se asemeja a una automática de siete relaciones (antes seis), e incluso cuenta con levas en el volante. Resulta muy suave y su práctica ausencia de tirones la hace de lo más agradable. 
El aplomo en rectas es fabuloso, con una suspensión muy equilibrada, y cuando llegan las curvas, la tracción integral con reparto de par vectorial a las ruedas traseras ayuda a poder salir de las mismas acelerando como no podrás hacer en otros familiares, sobre todo si la adherencia del asfalto se complica.
Claro que todo no podía ser bueno... hay que asumir un gasto de combustible que no bajará fácilmente de los ocho litros cada 100 km. Un mal menor si piensas en todo lo que te ofrece este Levorg y, sobre todo, a un precio interesante que no llega, con descuento, a los 34.000 euros. 

Conclusión

Lo mejor

Imagen exclusiva, rendimiento de la mecánica, comportamiento

Lo peor

Consumo sensible al acelerador, plásticos duros en el interior

Lecturas recomendadas