Skip to main content

Prueba

Prueba del Ssangyong Rexton 2018, un SUV con aptitudes off road

Prueba SsangYong Rexton 2018
Miguel Lorente

Toma de contacto por asfalto, tierra, barro y nieve.

Lo primero que llama la atención antes de hacer la prueba del SsangYong Rexton de 2018 es el aspecto, claramente diferenciado con la generación previa y las razones son visualmente 'palpables'. 

Si bien mantiene la inspiración basada en formas de la naturaleza, como la de las líneas de la parrilla y el paragolpes simulando un ave con las alas extendidas, su nueva imagen es mucho más atractiva que las de sus antecesores. La citada línea superior enlaza los faros con los pilotos y se extiende por los las puertas hasta la zaga. 

¿Quieres saber cuál es el SUV más vendido? Te lo contamos aquí

Por delante adopta la imagen de la gama SUV, en concreto del Tivoli y del Korando, pero diferenciándose claramente entre sí.

Las nuevas ópticas estilizadas ganan protagonismo, además de ser uno de los elementos que demuestran que SsangYong se ha sumergido por completo en la tecnología de vanguardia, que ha sido prioridad en la concepción y desarrollo de este nuevo Rexton, y muestra de ello es que cuenta por primera vez con ópticas HID junto con las ya conocidas luces diurnas e intermitentes de tipo LED y unos faros antiniebla con función de iluminación en giro.

Las traseras, ahora divididas en dos módulos y situadas en horizontal, antes en vertical, también incorporan LED, como las que iluminan la matrícula. Además, el portón es ahora más grande; como todo, en general, en este SUV.

Especificaciones del SsangYong Rexton 2018

Mide 4,850 m, gana 90 mm de largo (30 mm más en cuanto a su batalla); 1,960 m de ancho, 60 mm más que el anterior; y una altura que, si bien ahora es más bajo que la versión previa, concretamente 15 mm, esta genración marca el 1,825 m del suelo al techo. Asimismo, su porte general es musculoso y poderoso.

El nuevo SsangYong Rexton se ofrece con una tracción 4x2 (única para la de cinco plazas) o 4x4, en el caso de siete ocupantes, a la que añadir la posibilidad de elegir entre una caja de cambios manual de seis velocidades (también única opción disponible para el de cinco asientos) o la automática de siete, esto deja una versión 2WD con caja de seis velocidades manual como opción única en el cinco plazas y un 2WD o 4WD de seis o siete velocidades para la versión de siete plazas. Todas las variantes comparten el mismo motor diésel D22 DTR.

Este propulsor produce 181 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 400 Nm disponible entre 1.800 y 2.800 para las versiones manuales de seis velocidades y de 420 de 1.600 a 2.600 vueltas para las automáticas de siete.

SsangYong Rexton 2018

Su consumo mixto homologado oficial es de 8,3 litros para la versión Rexton Limited 4WD, automático y siete velocidades que probamos.

Para la 4WD se ofrecen tres modos de conducción: el 2H, tracción trasera para condiciones habituales; el 4H y el 4L, ambas tracción total pero siendo la 4H con bloqueo al 50% hasta 80 km/h y la 4L la que ofrece una reductora al 50% en condiciones de mínima adherencia como nos encontraremos más adelante.

El SUV más bruto de la historia contra 10 coches ¿Quién gana? Te lo explicamos aquí

Para el diseño de la configuración de la suspensión, se ha elegido un brazo de doble horquilla para el eje delantero e independiente multilink de tres brazos en las versiones manuales y de cinco en las automáticas en el tren trasero

El habitáculo

La primera sensación que transmite el nuevo Rexton es que es un vehículo alto. Con mi 1,80 centímetros tengo que esforzarme para sentarme en la butaca del conductor.

Cierto es que, una vez ya acomodado tras ajustar la altura, inclinación y distancia del asiento, el confort te abraza y adquieres una posición que permite una visibilidad del entorno muy buena. Como es de esperar en un vehículo así, el campo de visión en la luna trasera es reducido, compensado con efectividad por la cámara de visión posterior que proyecta sus imágenes en la pantalla de la consola central de 11 pulgadas.

Entonces aparece una impresión constante en toda esta prueba del SsangYong Rexton 2018 y es la amplitud del habitáculo, sobre todo, en sus dos primeras filas de asientos. Es grande y así lo demuestra. La posición del conductor es óptima a la hora de poder manejar la situación de conducción incluso cuando hacemos la salida off road esquivando piedras, siguiendo rodadas en la nieve o buscando la trazada ideal en mitad de la zona agreste en la que nos movimos.

Volviendo a la posición de conductor, se aprecia un salto cualitativo en esta nueva generación. El panel de relojes ahora cuenta con una pantalla de 7" en la que se puede seleccionar la información que se quiere que muestre el ordenador de abordo. El volante, que es calefactable, tiene un tamaño contenido y un tacto muy agradable , así como un radio de giro muy bueno cuando se trata de virar más de 90 grados, lo cual, junto con una dirección precisa, le permite ser muy efectivo en movimiento. 

SsangYong Rexton 2018

Cuando se viaja en la butaca de copiloto, la sensación de comodidad es tanta o mayor que al volante y entonces permite analizar nuevo o renovados elementos de calidad como la incrustación en la guantera que simula ser una pieza de madera, los guarnecidos de los tiradores, los reposabrazos y, sobre todo, el buen tacto que tiene el tapizado en símil de piel de cuero de la versión Limited esta unidad de prueba del SsangYong Rexton.

El espacio de la segunda fila de asientos es adecuada para tres adultos de talla mediana y dos para cualquier caso. La comodidad es palpable en cuanto uno se sienta en alguno de los extremos, siendo, como suele ser tónica, adecuado para el pasajero central.

Lo que se nos antoja complicado es que dos personas adultas puedan hacer un desplazamiento largo en la última fila (que ofrece dos plazas) de forma confortable y, si se hace, la capacidad del maletero merma de forma significativa.

Es cierto que los ángulos de inclinación de las filas segunda y tercera permiten abatir los asientos en combinaciones múltiples y ganar volumen de carga en el maletero hasta los 1.806 litros absolutos pero, si se trata de viajar más de cinco personas con maletas, es imposible cargar las maletas de toda la familia, ya que los 240 disponibles limitan el maletero -siendo de 641 litros en configuración de uso para cinco plazas y cargando hasta la altura de los reposacabezas-.

Al volante del nuevo SsangYong Rexton

Llega la hora de iniciar la marcha. La primera parte de esta prueba del SsangYong Rexton 2018 es por vía rápida, con zonas de inclinación moderada, lo que permite ver que el comportamiento del motor es satisfactorio, responde correctamente a las circunstancias propias de una autovía con peaje. Posteriormente, tomo carreteras secundarias hasta llegar a una zona rural para acabar en una finca enclavada en un encinar que hace de centro neurálgico de la prueba off road.

Desde que arrancamos el motor, el coche produce muy poco ruido, es silencioso y esto se mantiene a lo largo del viaje. La insonorización que ha llevado a cabo SsangYong es eficaz y, si no se atiende voluntariamente al ruido, no será un acompañante intrusivo del desplazamiento.

El coche resulta muy cómodo de conducir en vías rápidas y muy ágil en zona urbana, desenvolviéndose muy bien en los giros exigentes en calles perpendiculares, favorecido por los elementos de confort que SsangYong incluye en esta versión tope de gama, la Limited, haciendo que el trayecto sea cómodo. Así los asientos calefactables, en la primera y segunda fila, y ventilados, para la primera solo, junto con un climatizador bizona con ionizador y un equipo multimedia, compatible con Apple Car Play o Google Auto generan un clima de habitabilidad agradable.

SsangYong Rexton 2018

Cuando la carretera se complica y el asfalto empieza a perder calidad, el agarre del SsangYong Rexton de la prueba es efectivo incluso agradecemos por nuestra propia espalda y cuello su capacidad para absorber sin inmutarse a la perfección irregularidad del terreno u otros inconvenientes como resaltos urbanos, debido al trabajo en cuanto al diseño ergonómico de los asientos.

Además cabe señalar la combinación de un chasis de largueros y trabesaños, junto con una carrocería de acero de alta resistencia que se apoyan hasta en diez puntos de apoyo en un bastidor de también acero de ultra alta resistencia aseguran una torsión y robustez compatible con gran comodidad y seguridad para los ocupantes.

Te interesa leer Los SUV eléctricos de 2018

Es llegado el momento de la prueba fuera de carretera cuando el SUV saca su vena más aventurera y entonces empezamos a divertirnos de verdad. Una paraje silvestre, de arbustos y encinares con algún que otro toro bravo en semilibertad, nos aguarda.

Los caminos rurales de uso agrícola nos hacen inicialmente de guía, el mayor problema es que la nieve de las semanas pasadas que los cubrían fue derretida por la lluvia caída hace pocos días y ahora se ha transformado en un incómodo barro. No hay problema, desconectamos el ESP y activamos el tercer modo de conducción, el de 4L que incluye reductora. El SsangYong Rexton 2018 entra y lo hace a la perfección incluso con unos neumáticos no específicos para estas difíciles condiciones. 

SsangYong Rexton 2018

Solo es necesario buscar el equilibrio entre la presión del pie derecho sobre el acelerador, orientar la dirección hacia el punto donde se ha de dirigir el Rexton 2018 y un poco de destreza corrigiendo el deslizamiento que el barro produce al traccionar el coche sobre él. Han sido condiciones difíciles sobre nieve y, ante todo, mucho barro. Esto ha hecho que el movernos por tierra con piedras incrustadas o al exterior haya sido cosa fácil porque este SsangYong disfruta en estas condiciones, y eso lo comunica al conductor lo que le hace confiar en sus capacidades y en las de su máquina.

La conclusión tras la prueba de conducción es que, gracias a las aptitudes como off road del nuevo SsangYong Rexton y su capacidad de rápida adaptación entre superficies junto con la comodidad y buen manejo, le deberían hacer ser candidato para quien busque un vehículo SUV polivalente con pretensiones de buscar situaciones de aventura. Por su parte, sus rivales directos podrían ser el Skoda Kodiaq, el Seat Tarraco o el Land Rover Discovery.

Precios del SsangYong Rexton 2018

Atendiendo a su precio, la gama parte de los 29.500 euros a los que aplicar 2.000 el descuento inicial de la campaña actual para el acabado Line manual de cinco plazas, hasta un precio muy competitivo de 46.900 euros (descuento también aplicable en éste) del tope Limited automático 4x4 y siete plazas, como el de esta prueba del SsangYong Rexton 2018. Existe la opción entre medias del Premium 4WD de 37.200 euros, campaña incluida, con cinco años de garantía o 100.000 km.

Imagen de perfil de Miguel Lorente

Redactor y apasionado del mundo del automóvil

Lecturas recomendadas