Prueba

Coches 4x4

Primera prueba: Mercedes Vito 2015

Vicente Cano

AUTOBILD.ES prueba la Mercedes Vito 2015, que se fabrica en Vitoria para todo el mundo. Ya está disponible a partir de 19.929 euros y, por primera vez, se ofrece tracción trasera, total o delantera.


Daimer ha invertido 190 millones de euros en su planta de Vitoria, donde se fabrican para todo el mundo desde 1995 tanto la Vito como la nueva Clase V de Mercedes, por eso considero un acierto que me hayan traído al País Vasco para esta primera prueba de la Mercedes Vito 2015. El modelo o, mejor dicho, los tres modelos de la nueva Vito, ya que está disponible en tres longitudes de caja diferentes (4.895 mm, 5.140 mm y 5.370 mm) y por primera vez también con tres tipos de propulsión (delantera, trasera y total) pueden encargarse ya a un precio base de 19.929 euros, iva no incluido.

No te pierdas: "Nuevo Mercedes Clase V: el sucesor del Viano"

Sobre el modelo predecesor, además de los cambios estéticos y tecnológicos, es fundamental conocer que la nueva Mercedes Vito resulta un 140 mm más larga en cualquiera de sus variantes, así como que también es más baja: su altura máxima es ahora de 1.910 mm. Esto le permite a la furgoneta de la estrella entrar en cualquier 'parking' o túnel de lavado, por bajo que sea su acceso. El diseño exterior se inspira ligeramente en el de los turismos de Mercedes, aunque los ángulos son más rectos para dar sensación de robustez y estar más en línea con el segmento. Puedes ver estos y más detalles en el vídeo que hay justo bajo el siguiente párrafo.

La nueva Mercedes Vito 2015 está disponible en tres tamaños: compacta, larga y extralarga; y también dispone de tres versiones en función de su tipo de equipamiento: Mercedes Vito Tourer BASE, Mercedes Vito Tourer PRO y Mercedes Vito Tourer SELECT, el modelo tope de gama. El el modelo de acceso a gama es la Mercedes Vito 109 CDI y cuesta 19.299 euros sin IVA; se puede encargar la Mercedes Vito 119 BT Tourer Select Extralarga desde 37.651 euros, inva no incluido. Aunque, claro, en la nueva generación de la Mercedes Vito, el fabricante ha introducido la opción de que equipe tracción trasera, total y, ahora, también delantera.

Según Mercedes, las versiones de la nueva Vito que equipen tracción delantera, al ser el nuevo motor diésel OM 622 de 1,6 litros y cuatro cilindros que equipa y que está disponible en 88 CV (Vito 109 CDI) y en 114 CV (Vito 111 CDI) es mucho más ligero. Así, la Mercedes Vito con tracción delantera ofrecerá unos 120 kg adicionales de capacidad de carga sobre la de tracción integral, 60 kg que la Vito con tracción trasera y ni qué decir tiene que es la variante más barata. Eso sí, la tracción trasera seguirá siendo la más recomendable, en combinación con un cambio automático, para quienes necesiten disponer en su Vito 2015 de mayor masa remolcada elevada (hasta 2.500 kg) y, a la vez, un menor diámetro de giro. La Mercedes Vito con tracción total no estará disponible hasta entrado 2015.

En el habitáculo de la Mercedes Vito 2015, la sensación a la vista es que estás en un turismo, los plásticos han sido tratados para dar la impresión de ser cuero en el panel de las puertas. Todo, eso sí, es bastante resistente más allá de que te pueda resultar agradable el tratamiento de los materiales. El volante es ajustable en altura y profundidad en todas las versiones, pero si quieres equipar el multifunción como el de las fotos de la galería para manejar la radio, el equipo de navegación, el teléfono y el cuadro de instrumentos, tienes que pagar por él salvo en la Mercedes Vito 119 BT, que es de serie.

Me gusta la ergonomía de la Vito 2015, sobre todo porque en las versiones con cambio manual, siempre de seis relaciones, el pomo se encuentra muy cerca del volante. Entre los dos relojes que conforman el cuadro de mandos, hay una pantalla, desgraciadamente, Mercedes no ofrece de serie el ‘display’ matricial que encuentro en todas las unidades de la presentación y que muestra datos del ordenador de viaje, la radio o el navegador además del consumo, el depósito y el cuentakilómetros que lleva el básico. En la consola central, además del equipo de música y de los controles del audio y del aire acondicionado, hay varios huecos y enchufes para conectar dispositivos. Estos huecos dan la mala impresion de que cualquier cosa que pongas ahí caerá con facilidad, pero después de llevar mi telefono en uno de ellos subiendo y bajando puertos entre Bilbao y Vitoria ni se ha movido.

Sobre el salpicadero hay tres compartimentos con una semicubierta destinados a evitar molestos reflejos, cosa que solo cnsiguen parcialmente. Eso sí, en el hueco central caben carpetas u objetos tamaña DIN A4. Una novedad en la Mercedes Vito 2015 son unas ventanillas triangulares, las llamadas «ventanillas de furgoneta» en el extremo inferior de los montantes A a la izquierda y a la derecha. Cómo no, Mercedes ofrece opcionalmente detalles como la conexión automática de las luces de cruce, el control de ángulo muerto, el sensor de lluvia o retrovisores exteriores con ajuste eléctrico, abatibles y calefactables.

Por suerte, la seguridad de la Vito 2015 de Mercedes no hay que comprarla aparte y Mercedes equipa de serie en su furgoneta el ADAPTIVE ESP, que incluye ABS, control de tracción ASR, la distribución electrónica de la fuerza de frenado EBV, el servofreno de emergencia hidráulico BAS, ayuda al arranque en pendientes, regulación en función de la carga Load Adaptive Control LAC, protección contra vuelco Roll Over Mitigation y Roll Movement Intervention ROM/RMI, control de subvirado Enhanced Understeering Control EUC, función automática de frenos secos al conducir bajo la lluvia (Brake Disk Wiping) y apoyo anticipativo de las pastillas de freno en situaciones críticas de conducción (Electronic Brake Prefill).

Primera prueba de la Mercedes Vito 2015

Hoy, primer día de los dos que tine esta presentación, he tenido ocasion de probar la Vito Tourer PRO 114 CDI y la Vito Mixto 109 CDI. En ambos casos, la nueva dircción electromecánica que Mercedes ha instalado en la nueva Vito me ha parecido exageradamente confortable para tratarse de unos industriales, quizá demasiado porque al menos a mí ha habido un par de veces que se me ha olvidado que iba a los mandos de un vehículo de 5.140 mm de largo. En ambos modelos, el cambio era el manual de seis relaciones, situado muy cómodamente cerca del volante aunque creo que la clumna puede llegar a ser molesta para conductores muy voluminosos.

Para mañana me dejo probar cualquier versión de la nueva Vito equipada con el cambio automático 7G de Mercedes, una novedad ya que es la primera vez que se importa a esta categoria una caja con convertidor de par. En todo caso, seguro que le va de maravilla a la Vito Tourer PRO 114 CDI, cuyos 136 cv han sido de sobra para subir un puerto mientras adelantaba a camiones y otros industriales sin problemas. Antes de salir de Bilbao ya me había sorpendido lo escasamente que se percibe el motor dentro de su habitáculo. También su radio de giro, de solo 11,8 m, ayuda considerablemente a las maniobras, aunque nos hemos llevado un pequeño susto por un paso de galibo a 2 metros justos que ha pasado, como aseguraban desde Mercedes, pero por los pelos. En las subidas, el motor apenas se ahogaba e incluso he conseguido hacer algunas raquetas sin tener que engranar la segunda marcha.

No he podido conducir la Vito 109 CDI Mixta lo suficiente como para comprobar si de verdad su consumo real se acerca a los 5,7 l/100 km con que Mercedes ha homologar el acabado BlueEfficiency, pero los 6,4 l/100 km que marcaba el ordenador después de un trayecto bajando un puerto, en autopista y, eso sí, con unos cientos de carga a modo de demostración ya me han soprendido bastante para tratarse de la versión de solo 88 CV. Además, a favor de la tracción delantera penalizada por un radio de giro algo mayor -12,9 m-, mi percepción es que la suspensión tendía a balancear menos el vehículo entre el eje delantero y el trasero. No sé por qué, dado que en ambos casos la suspensión trasera es independiente. Voy a ver si algún ingeniero me lo aclara durante la cena y, para mañana, me dejo ver cómo funciona el asistente de enganche para el remolque con guiado, que supuestamente va asociado a la cámara de marcha atrás que no llevaba ninguna de las unidades que he probado... Y eso que era 'full equip', o eso creía yo.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Mercedes Vito Tourer PRO 114 CDI. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Direct Seguros, por 513 euros.
Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de Génesis. Cuesta 332 euros con franquicia de 300 euros.

Imagen de perfil de Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"