Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba off-road del Jeep Wrangler Rubicon 2019. ¡Imparable!

todoterreno off road off-road todo terreno barro tierra 4x4
Nota

9

No hay obstáculo que pueda con él.

En un mundo rodeado de SUV con limitaciones, poder rodar libre como un pajarillo por cualquier camino, por muy difícil que sea, no tiene precio. La prueba off-road del Jeep Wrangler Rubicon 2019 me ha servido para ser consciente que aquellos que busquen un todoterreno de verdad todavía deben guardar algo de esperanza. ¡No todo está perdido!

Está siendo una primavera lluviosa en el norte de Italia y para la prueba off-road del Jeep Wrangler Rubicon no hay aliado mejor. Los caminos están encharcados y el barro es protagonista en una de las canteras de mármol situadas en los alrededores del Lago de Garda. Un parque de atracciones para adultos donde las dificultades del terreno son las chucherías para un Jeep Wrangler que no puede ser más goloso.

 

 

Debo reconocer que el mundo parece estar recobrando algo de cordura. Después del vil asesinato de nombres míticos como el Lancia Delta, entre otros, en el ámbito de los todoterreno se está respetando la herencia. El nuevo Jeep Wrangler es un ejemplo. El Mercedes Clase G puede ser otro. Dos míticos todoterrenos que se han renovado por completo, incorporando tecnología, eficiencia y eficacia sobre asfalto, pero manteniendo intacta su vocación de todoterreno auténtico, de los de antes.

El Jeep Wrangler Rubicon de esta prueba se coloca en la cúspide de la oferta off-road de Jeep, que no es poca. A las versiones trailhawk de todos los modelos de la gama, se suma el Wrangler, emblema off-road de la firma americana. Con su clásica configuración de chasis con largueros y travesaños, un aspecto cuadrado que mantiene el clasicismo del mítico Jeep Willys, unas cotas off-road excelentes (44º de ángulo de ataque, 27,8º de ángulo ventral y 37º de ángulo de salida) y un interior espartano cuyo elemento más atractivo es un techo desmontable. ¡Hasta las puertas se pueden desmontar para imaginarte cruzando Vietnam con los Marines!

La simplicidad es un grado aquí, pero eso no significa que se renuncie a la tecnología. Nada mas pegar un salto al interior, me doy cuenta que el coche cumple con lo que se espera de un coche nuevo: una pantalla táctil de 8,4 pulgadas, un buen sistema multimedia con navegador integrado e incluso tomas USB perfectamente integradas bajo una tapa. Pero incluso en el diseño interior, el clasicismo y lo vintage es protagonista.

 

todoterreno off road off-road todo terreno barro tierra 4x4

 

Líneas contundentes, duras, casi agresivas. Grandes tomas de aire, un gigantesco pomo del cambio con la silueta del Jeep Willys y unos asientos pensados para pasar el rato más que para realizar grandes viajes. Este no es un coche para viajar, es un coche para sobrevivir a una hecatombe nuclear. Me subo a la versión de cinco puertas y en las plazas traseras hay suficiente espacio para tres adultos.

Pero insisto, este es el típico coche que te compras con el corazón, no con la cabeza. Es su imagen lo que conquista, cosas ‘guays’ como un techo de lona completamente practicable que convierte a este todoterreno en un descapotable en apenas un puñado de segundos. El color amarillo, las gigantescas letras Rubicon sobre el capó, sin renunciar a elementos tecnológicos como los faros full LED. Para que nos entendamos: ¡mola mucho!

Arranco mediante botón de arranque y un poderoso motor de gasolina cobra vida. ¿Gasolina? No es mejor un diésel en un todoterreno así. Pues no, no tiene por qué. Hablo de un eficiente bloque de cuatro cilindros con, agárrate, 272 CV. Sí, no es el coche más eficiente del mundo y en conducción off-road, abusando de la reductora, los consumos se pueden disparar más allá de los 15 litros a los cien. Pero qué más da eso.

 

todoterreno off road off-road todo terreno barro tierra 4x4

 

Lo interesante es que es un motor que empuja con verdadero ímpetu y que sorprende para bien por sus reacciones. Sigo pensando que quizás la opción más lógica aquí sea el diésel de 200 CV: con su par 450 Nm deberías tener más que suficiente para poder sobrevivir dentro y fuera del asfalto y los consumos serán algo más bajos.

Empiezo a rodar sobre asfalto y la verdad es que aquí se siente como un perro en el agua. Puede sobrevivir, incluso algunos dirán que puedes viajar con él, pero no es su principal cometido. Dos son los elementos que lo machacan: primero un chasis y una suspensión muy orientada al uso off-road. Segundo y fundamental: unos enormes neumáticos BF Goodrich Mud-Terrain que son poco compatibles con el confort. 

Afortunadamente, la tierra llega pronto y allí el Jeep Wrangler Rubicon de esta prueba brilla con luz propia. Charcos, piedras, grava, arena suelta: hundes el pedal derecho y atraviesas cualquier superficie como si fueses llevado por una fuerza extraterrestre. Para imparable y es precisamente esa sensación la que hace sentir bien. La misma sensación que te da un Lotus Elise en un tramo de curvas o un Tesla Model S P100D en una drag race. ¡Una sensación de ser el rey del mundo!

 

todoterreno off road off-road todo terreno barro tierra 4x4

 

Siempre he pensado que cada coche cumple con una función, o debería hacerlo. Hay coches muy equilibrados que intentan ser buenos en muchos campos pero que fracasan estrepitosamente por no tener alma. Por no tener un objetivo en la vida. El Jeep Wrangler Rubicon es un coche para disfrutar lejos del asfalto: la cosa se pone complicada, muy complicada, y es aquí cuando el producto termina de ser redondo.

El Jeep Wrangler Rubicon cuenta, además de con las ruedas de tacos, con un sistema de  tracción integral con tres modos de conducción: tracción trasera, para un uso sobre asfalto más eficiente, con tracción integral inteligente, recomendable la mayor parte del tiempo y con marchas cortas para cuando la cosa se pone ‘chunga’. Esto lo tiene cualquier Wrangler: el Rubicon añade a esto una barra estabilizadora desconectable y la posibilidad de bloquear el diferencial trasero y delantero. 

El barro alcanza más de 20 cm y las roderas asustarían a cualquier coche y a más de una moto. Decido colocar la reductora y rápidamente el coche se empieza a mover como si fuese un tanque. Me recuerda a mi antiguo Nissan Terrano. Eso es bueno. Cualquiera llegaría a un momento así y abusaría del gas para salir de ahí airoso. Con este Jeep no hace falta: punta de gas y despacio avanza, imparable, invencible. Supera los obstáculos con una facilidad pasmosa.

 

todoterreno off road off-road todo terreno barro tierra 4x4

 

Gracias a sus buenos ángulos de ataque y salida, a su altura libre al suelo y a su gran sistema de tracción, el Jeep Wrangler Rubicon 2019 de esta prueba no tiene rival lejos del asfalto: muy emperrado te tienes poner para quedarte tirado con este coche. Las ruedas hacen mucho, especialmente en barro, pero la manera de moverse, un peso que también se intenta mantener a ralla y especialmente un sistema de tracción integral realmente eficaz consiguen hacer la magia. 

Regreso al asfalto con el pulso acelerado y una sonrisa en la boca. Si quieres un todoterreno de verdad, la gama off-road de Jeep es una gran opción. Pero entre todos ellos, algunos más equilibrados y eficaces sobre asfalto, destaca especialmente el Wrangler. Jeep ha hecho lo que tenía que hacer: mantener su imagen súper potente, mantener su fantástico comportamiento off-road y mejorar ahí donde tenía margen: tecnología, equipamiento moderno y conectividad. 

Y no, no debe ser un gran coche sobre asfalto porque el día en que el Jeep Wrangler se convierta en un SUV, el mundo de los todoterreno dejará de tener sentido. ¿Pero sabes qué? No me preocupa. Puede ser que en un futuro tengamos coches autónomos y que la electricidad conquiste hasta el último motor, pero lo que está claro es que la humanidad seguirá necesitando coches imparables en cualquier terreno. Coches como el Jeep Wrangler, por lo que tengo bastante claro que, si siguen respetando su esencia, tenemos coche para años. ¡Para décadas!

Conclusión

Lo mejor

Capacidad off-road, tracción, imagen súper atractiva, empuje del motor

Lo peor

Confort en asfalto, consumos altos, precio demasiado elevado.

Lecturas recomendadas

Y además